04 febrero 2015

La Santa Sede reconoció el martirio de Mons. Romero

iudad del Vaticano (AICA): El papa Francisco autorizó a la Pontificia Congregación para las Causas de los Santos a promulgar el decreto relativo al martirio del siervo de Dios Oscar Arnulfo Romero, arzobispo de San Salvador, reconociendo que su asesinato, producido el 24 de marzo de 1980, fue por odio a la fe. 
El comunicado de la Oficina de Prensa de la Santa Sede también informa que el Santo Padre aprobó, luego de reunirse con el prefecto de la congregación, el cardenal Ángelo Amato SDB, reconocer el martirio de los siervos de Dios Michele Tomaszek y Sbigneo Strzalkowski, sacerdotes de la Orden de los Frailes Menores Conventuales (OFMConv.), y del sacerdote diocesano Alessandro Dordi, asesinados por odio a la fe el 9 y el 25 de agosto de 1991 en Pariacoto y en Rinconada, en Perú. 
La Congregación para las Causas de los Santos también informó el reconocimiento de las virtudes heroicas del siervo de Dios Juan Cuenca, arcipreste decano de Bisacquino, nacido en dicha ciudad italiana el 12 de agosto de 1880 y fallecido el 20 de agosto de 1941. 
Monseñor Romero, cerca de la beatificación
El reconocimiento del martirio exime de la prueba de un milagro obrado por intercesión del venerable en cuestión, requisito que se exige para declarar la beatitud de un varón o una mujer. Con la aprobación de que el asesinato de monseñor Romero fue "por odio a la fe", el arzobispo salvadoreño podría ser beatificado en poco tiempo.

La Iglesia católica en El Salvador, por iniciativa de la conferencia episcopal de ese país, comenzó en 2014 a vivir un tiempo pastoral denominado "Trienio sobre Monseñor Romero”, que se extenderá hasta 2017. Ese año se conmemorará el centenario del natalicio del prelado.

Los obispos de El Salvador hicieron un llamado a los católicos del país para que, al final de cada misa, se eleve una oración pidiendo la pronta beatificación de monseñor Romero.+ 

Publicar un comentario