30 septiembre 2014

Arte


Carta de sacerdotes que trabajan en drogadependencia....

Carta de sacerdotes que trabajan en drogadependencia en villas a la Presidenta de la Nación

    “Las legalizaciones de las así llamadas «drogas ligeras», incluso parciales,
    además de ser cuanto menos discutible a nivel legislativo,
    no producen los efectos que se habían fijado.
    Las drogas sustitutivas, además, no son una terapia suficiente,
    sino un modo disimulado de rendirse ante el fenómeno.
    Quiero reafirmar lo que ya he dicho en otra ocasión: no a todo tipo de droga.
    Sencillamente. No a todo tipo de droga
    (PAPA FRANCISCO, cf. Audiencia general, 7 de mayo de 2014).


    Siguiendo en el espíritu de Francisco, el lunes 1 de septiembre de 2014, en la Casa Rosada, los sacerdotes que trabajamos en drogadependencia en villas de emergencia le entregamos una carta al Jefe de Gabinete Jorge Capitanich que luego fue recibida por la Presidenta de la Nación, Dra. Cristina Fernández de Kirchner.
    Ahora la estamos dando a conocer al público en general.
    Gracias por recibirla.
    A continuación el texto completo de dicha carta:

    Buenos Aires, 1 de Septiembre de 2014
    “En nuestras obras nuestro pueblo sabe que comprendemos su dolor.”
    (San Alberto Hurtado)
    Sra. Presidenta de la Nación
    Dra. Cristina Fernández de Kirchner.
          Tenemos el gusto de dirigirnos a Usted mediante esta carta, para agradecerle en primer lugar la ayuda, que de distintos modos presta el Gobierno Nacional a nuestro trabajo pastoral en los barrios en que vivimos. En particular le agradecemos hoy la firma a través de CARITAS Argentina de este convenio con la SEDRONAR. El mismo potenciará el trabajo que venimos haciendo en los centros barriales y comunitarios de nuestras Parroquias.
          Aprovechamos la oportunidad que nos brinda esta audiencia, para acercarle nuestra mirada acerca de la despenalización de la tenencia para el uso personal de drogas. Para nosotros no es solo un problema de droga. Este flagelo pone de manifiesto el núcleo duro de la pobreza y la exclusión en nuestro querido país. Seguir haciéndole frente a la exclusión es el cauce principal del cual no hay que apartarse, se trata entonces de ajustar y de crear nuevas estrategias de intervención. En ese cauce se inscribe nuestro trabajo y de él son deudoras estas reflexiones que le compartimos. En un espíritu constructivo y de aportar al bien común de la Nación se las acercamos.
    Que la Virgen de Luján, la Madre del Pueblo, la cuide y la acompañe siempre.
    - Lorenzo de Vedia, Carlos Olivero y Juan Isasmendi de la Villa 21-24 y N.H.T. Zabaleta.
    - Guillermo Torre, Martín Carrozza y Eduardo Drabble de la Villa 31.
    - Gustavo Carrara, Hernán Morelli y Nicolás Angellotti de la Villa 1-11-14.
    - Pedro Baya Casal y Gastón Colombres de la Villa 3 y el Barrio Carrillo.
    - José María Di Paola de las Villas Carcova, 13 de Julio, Independencia y Curita.
    - Basilicio Brites de las Villas Palito, Puerta de Hierro, 17 de Marzo y San Petersburgo.
    - Jorge García Cuerva de la Villa la Cava.
    - Juan Manuel Ortiz de Rozas del Barrio el Talar.
    El desafío de la exclusión y el consumo de drogas…
    1. Estas reflexiones sobre la despenalización no pretenden ocupar el lugar que tiene la palabra de la Conferencia Episcopal Argentina sobre este tema. Ahora bien, como compartimos la vida en las Villas de la Ciudad y en algunas del Gran Buenos Aires, tenemos un recorrido hecho en el trabajo de prevención de adicciones, y del mismo modo acompañamos diariamente a personas en situación de sufrimiento social a causa de las drogas, y ante reiteradas consultas, nos parece conveniente hacer un aporte a la discusión del tema. Lo hacemos con espíritu de aportar al diálogo, ofreciendo el propio pensamiento y buscando integrar el pensamiento diferente.
    2. Dialogar es buscar espacios de encuentro. Dialogar es comprender la búsqueda del otro. Por eso comenzamos preguntándonos que mueve a los que postulan la despenalización de la tenencia para el consumo personal: “si dicen lo que dicen, ¿por qué llegan a esa afirmación? ¿Cuál es el motivo existencial que desencadena ese pedido?” Es en este “porqué” en donde puede darse el encuentro. Aunque la conclusión a la que se ha llegado pueda ser verdadera o errónea, este “porqué” creemos que es auténtico. Entendemos entonces, que se busca no criminalizar al adicto, derivando el tema al ámbito de la salud.
    3. A nosotros como sacerdotes, el Evangelio de Jesús nos invita a dirigirnos a las periferias geográficas y existenciales, y a permanecer allí, con una presencia que ayude a cuidar la fragilidad. Se nos invita a entrar en comunión con los más pobres, y desde los pobres llegar a todos. Es así que en las Villas, nos toca en este tiempo acompañar especialmente a chicas y chicos consumidores de paco y otras sustancias. Éstos, obviamente, la mayoría de las veces, no pueden hacer oír su voz. Desde este lugar hacemos nuestro aporte. Por otra parte este camino que va desde los pobres a todos, nos parece un programa más que valido a la hora de trazar políticas de Estado, a la hora de legislar y a la hora de juzgar.
    4. Como expresábamos en alguna oportunidad, para nosotros este no es sólo un tema de drogas, el paco ha hecho explotar la marginalidad, y nos la enrostra, dejando ver un tejido social que se ha roto. Nos encontramos con chicos y chicas con derechos básicos vulnerados. Muchos NN, sin estudios primarios, con problemas serios de salud –tuberculosis, VIH, etc.-, sin posibilidad de trabajo, viviendo en la calle. Pero si miramos más en profundidad descubrimos una situación de orfandad de amor, de ruptura o inexistencia de vínculos. Esta es una forma de pobreza que no se puede registrar en términos de ingreso mínimo por persona. Pero existe, es real.
    5. A veces alguno puede pensar que son pocos los jóvenes con consumos realmente problemáticos, que les hipotecan la vida. Dudamos realmente que sea un grupo pequeño, es más, creemos más bien que se trata de chicos pobres de las villas y barriadas de la Ciudad y del Gran Buenos Aires. ¡La exclusión favorece la adicción y causa estragos! Creemos que desestimar los porcentajes de adictos, por ejemplo al paco, es temerario, ya que la marginalidad es el mejor caldo de cultivo para los consumos problemáticos. Por otro lado nunca hay que olvidar que detrás de las estadísticas hay rostros concretos e historias muy dolorosas. Duelen hoy, no simplemente cuanto los números los registran y aumentan.
    6. La población de las Villas es joven. El eje central de la prevención tiene que pasar por la inclusión social y para ello se requiere una presencia inteligente del Estado. Al mismo Estado le cuesta hacer pie en nuestros barrios. Es que muchas veces se choca con el problema de la no tenencia de las tierras y la consiguiente no propiedad de las viviendas, por parte de los vecinos y vecinas. Siempre está latente el prejuicio: “no es su tierra, no pagan todos los impuestos, ni todos los servicios, por eso no son ciudadanos”. Pareciera que esto hace que se caigan de hecho, otros derechos humanos. Y obviamente todo esto es muy funcional al narcotráfico organizado.
    7. Por otro lado nos preguntamos: ¿cómo decodifican los chicos de nuestros barrios la afirmación de que es legal la tenencia y el consumo personal? Nos parece que al no haber una política de educación y prevención de adicciones intensa, reiterativa y operativa se aumenta la posibilidad de inducir al consumo de sustancias que dañan a las personas. El sistema educativo tiene muchas debilidades. Vemos una importante cantidad de chicos que dejan la escuela primaria, mucho más la secundaria. ¿No estamos dejando su educación en manos de los grupos que cantan su apología a la droga y al delito? La experiencia de acompañar a jóvenes en el camino de recuperación y reinserción social nos ha permitido escuchar el testimonio de muchos que han empezado consumiendo un pequeña cantidad de sustancias para uso ‘recreativo’ y de pronto se encontraron consumiendo drogas más dañinas aun. Por eso desde nuestra mirada las drogas no dan libertad sino que esclavizan. La despenalización a nuestro parecer influiría hoy en el imaginario social instalando la idea de que las drogas no hacen tanto daño.
    8. A veces se da una distancia grande entre algunas leyes que buscan garantizar derechos y la realidad que intentan legislar. Entendemos que de ningún modo se puede criminalizar al usuario de drogas. Sin embargo, pensamos que mientras se busca proteger los derechos de algunos, en la práctica se desprotegen más los derechos de otros. Conocemos infinidad de casos de gente que no lleva drogas ilegales en el bolsillo por temor a ser demorados por la policía. ¿Esta habilitación para llevar drogas, no colabora con la naturalización del consumo? ¿No acerca la realidad del resto de la sociedad a la de nuestras villas donde la despenalización de la tenencia esta dada de hecho? Antes de plantear una ley así: ¿no sería mejor que para ese momento hayamos concientizado a la sociedad que no está bueno, ni es saludable consumir drogas? ¿que hayamos tejido una red asistencial? ¿No es una renuncia y un descompromiso la despenalización así de este modo, sin mirar la totalidad del problema? Creemos que antes de discutir la posible sanción de esta ley es mejor trabajar las representaciones sociales del problema a fin de generar cambios en la sociedad, y poblar el territorio con los dispositivos adecuados. Por ejemplo a nivel de todo el territorio nacional ¿no habría que esperar a que los CePLAs –Centros Preventivos Locales de las Adiciones- y los CETs –Casas Educativas Terapéuticas-, funcionen adecuadamente? ¿Y si funcionan, alcanza con 150 CePLAs y 60 CETs? ¿No habría que hacer 1.500 CePLAs y 500 CETs antes de plantear una ley sobre despenalización? Para nosotros poblar más el territorio de dispositivos adecuados sería un modo concreto de dar más libertad a nuestros niños/as, adolescentes y jóvenes, de darles más capacidad para elegir lo bueno para su vida.
    9. Al visitar los penales nos damos cuenta que quienes asocian la droga con el delito, fácilmente discriminan y estigmatizan a los usuarios de drogas, cerrándoles las puertas y haciéndoles mucho más difícil el camino de la inclusión social. No obstante, sabemos que los penales están llenos de personas que tienen problemas con la droga. ¿No habría que pensar este tema antes de despenalizar la tenencia? No les damos oportunidades, naturalizamos el consumo, pero si el consumo se les volvió problemático y los llevó por el camino del delito les caemos con todo el peso de la ley. ¿No es poner toda la responsabilidad en la persona -que no tiene oportunidades: hospital, trabajo, educación, etc.- sin hacerse cargo desde el Estado? Hay tantos chicos y chicas que casi no tuvieron oportunidades, y a quienes el consumo se les hizo demasiado problemático. ¿Descriminalizar a los usuarios, no es también darles oportunidades a tiempo? ¿No habría que hacer eso antes de despenalizar la tenencia? ¿No habría también que revisar el código penal y las prácticas judiciales antes?
    10. Recordando una imagen que ya utilizamos, podríamos decir que la discusión sobre la despenalización corresponde a los últimos capítulos del libro y no a los primeros. Nos dicen que ahora hay que despenalizar, y nosotros nos preguntamos quién arma la agenda de prioridades. Porque si uno pregunta en los barrios, lo urgente es la creación de dispositivos preventivos y asistenciales. Las preocupaciones de la mayoría de la gente de nuestros barrios son: “¿qué hago con mi hijo que se me está yendo de las manos?”, “¿cómo hago, porque se puso rebelde y ya no quiere ir al colegio?”, “¿Quien le puede hablar, está todo el día en la esquina con mala junta y tengo miedo que me lo traigan en un cajón?”, “¿como hacemos con la bandita de la esquina, que le roban a la gente que se está yendo a trabajar?”, “¿cómo hago con mi marido que no puede parar de tomar, y encima se pone violento?”, “mi mujer se va al bingo y se pasa todo el día, estoy preocupado” y tantas otras. La agenda política debe responder a las necesidades de la gente.
    11. Frente a este tipo de situaciones tenemos que responder cada uno desde el lugar que nos toca, con una presencia que acompañe, con una historia de bien que se una a toda historia de sufrimiento para abrir en ella un resquicio de luz. Ahora bien, en una sociedad donde muchas veces los excluidos no son ‘explotados’, sino desechos ‘sobrantes’, nosotros tenemos la experiencia bíblica de que: “La piedra que los constructores rechazaron ahora ha llegado a ser la piedra angular.” (Mt. 21, 42). Con alegría podemos decir que muchos de los chicos y chicas que acompañamos, se han puesto de pie y hoy son los verdaderos protagonistas del camino de inclusión, que empiezan a transitar otros chicos y chicas, que están en la situación que ellos estaban. Son ellos los que ahora tienden la mano, siendo portadores de esperanza.
    12. Mirando a los niños y jóvenes de nuestros barrios apostamos a la esperanza, y nos comprometemos a seguir trabajando por la inclusión social, de lo contrario se pierde mucho. Se pierden, ante todo, a las personas que no pueden con su vida. Se pierden hombres y mujeres, que por falta de igualdad de posibilidades se quedan a mitad de camino; y así se desvanecen sueños, proyectos, talentos, valores, dones, ideales y horizontes, tan necesarios para construir una sociedad más justa, solidaria y verdadera. Se pierden insospechables riquezas personales, como intelectos lúcidos, manos hábiles y virtuosas para el trabajo, el arte y la ciencia, para hacer más promisorio y posible el futuro en la Argentina. Perdemos corazones buenos y nobles, que aportarían dando seriedad a las cosas, respeto al semejante y pasión para construir una patria de hermanos. En fin, con los jóvenes que se quedan atrapados por las redes de las drogas, perdemos todos, porque “la humanidad es una”, decía Bartolomé De Las Casas.

    Pedimos a la Virgen de Luján, Madre del Pueblo, que cuide y proteja a sus hijos que padecen el flagelo de la droga, de fuerzas a sus familias y luz a nuestra sociedad para generar vínculos de proximidad y solidaridad.
    Buenos Aires, 1 de Septiembre de 2014.

    - Lorenzo de Vedia, Carlos Olivero y Juan Isasmendi de la Villa 21-24 y N.H.T. Zabaleta.
    - Guillermo Torre, Martín Carrozza y Eduardo Drabble de la Villa 31.
    - Gustavo Carrara, Hernán Morelli y Nicolás Angellotti de la Villa 1-11-14.
    - Pedro Baya Casal y Gastón Colombres de la Villa 3 y el Barrio Carrillo.
    - José María Di Paola de las Villas Carcova, 13 de Julio, Independencia y Curita.
    - Basilicio Brites de las Villas Palito, Puerta de Hierro, 17 de Marzo y San Petersburgo.
    - Jorge García Cuerva de la Villa la Cava.
    - Juan Manuel Ortiz de Rozas del Barrio el Talar.

    25 septiembre 2014

    San Fermín de Amiens

    San Fermín de Amiens, obispo y mártir

    En Amiens, en la Galia Bélgica, san Fermín, venerado como obispo y mártir.

    Existen sobre este Fermín unas actas tardías (del siglo X) que detallan muchos aspectos de la vida del santo, incluyendo su pasión y muerte. Lamentablemente son muy poco confiables, por la lejanía con los hechos que narra, y los rasgos legendarios que presenta. Sin embargo, es muy posible que en las cuestiones fundamentales recojan una tradición firme.

    Según esa tradición, Fermín era natural de Pamplona, en Navarra, España, perteneciente a una noble familia pagana del lugar. La predicación de Honesto y Honorato, discípulos del famoso san Saturnino de Toulouse, trajo la fe cristiana a Pamplona, y junto a ella, a la familia de Fermín, quien no sólo se bautizó, sino que fue nombrado obispo y enviado como misionero a las Galias. Allí evangeliza Agen, Auvernia, Anjou, Beauvais, para detenerse finalmente en Amiens (los auténticos obispos misioneros solían serlo de una pequeña comarca, se nota aquí los intentos de las Actas por hacer que su héroe abarque prácticamente todo el territorio de la actual Francia). En Amiens recibe el martirio, y es enterrado por un piadoso senador, cuyo hijo, también llamado Fermín, es ordenado como sucesor, y erige una iglesia en honor de san Fermín.

    La lista de obispos de Amiens registra estos dos Fermines, el primero como mártir y el segundo como confesor, aunque se basa en datos muy poco seguros, y es posible que los dos sean en realidad el mismo, el que celebramos hoy. De hecho el Martirologio actual ha eliminado la inscripción del segundo, que figuraba el 1 de septiembre.

    De todo esto lo que queda como segura es la vinculación de san Fermín con Navarra como patria de origen, y de Amiens como sitio martirial, donde pudo haber sido un destacado obispo misionero, sin ser necesariamente el obispo fundador de la sede, que parece haber sido Eulogio, en el siglo IV. Es imposible saber, con los datos disponibles, cuándo vivió y recibió el martirio san Fermín; las diversas tradiciones lo ubican entre mediados del siglo III y comienzos del IV.

    Este es el Fermín cuyo culto se extendió por Navarra, y dio lugar a los «Sanfermines» del mes de julio. Hay un primer documento de la veneración del santo en Pamplona en 1186, cuando el obispo Pedro II recibe solemnemente de parte del obispo de Amiens las reliquias de san Fermín, establece la solemnidad litúrgica, y dota un convento de canónigos en honor del santo. Estas reliquias, guardadas en un relicario de algunos siglos más tarde, son las que se veneran actualmente en la iglesia de San Lorenzo, en Pamplona.

    La fecha de celebración fue al principio el 10 de octubre; sin embargo, quizás por mezcla con la historia del patrono principal de Pamplona, el mencionado san Saturnino, que murió arrastrado por un toro, se comenzó a asociar el culto a san Fermín con los toros. Pero la fecha de octubre quedaba fuera de los toros, y así en 1590, el obispo Bernardo de Sandoval concede el traslado de la parte profana de la fiesta (es decir, el encierro de toros) al 7 de julio, dejando a salvo la festividad litúrgica en su fecha propia. Se escoge esa fecha no por ninguna relación con la vida del santo, sino por  «illud tempus esse magis commodum» («por ser este tiempo más cómodo») para la fiesta.

     Acta Sanctorum, septiembre VII, págs. 24-50; allí mismo una buena parte del texto se dedica al desarrollo del culto en Pamplona (pág. 46ss.). Mons. Duchesne, en Fastes Episcopaux, III, pág. 112-127 resume los puntos centrales de los datos y problemas del episcopado de san Fermín. El P-. Thurston, en Butler's Lives... menciona una «Histoire de Saint Fermin» de 1861, a la que no he tenido acceso. Imagen: Martirio de san Fermín, por Vincentius Bellovacensis, en el «Speculum historiale», siglo XV, Paris.

    No es fácil "silenciar" la conciencia

    Jueves de la semana 25 del tiempo ordinario


    “El virrey Herodes se enteró de los pasaba y no sabía a qué atenerse, porque unos decían que Juan había resucitado, otros que había aparecido Elías, y otros que había vuelto uno de los antiguos profetas. Herodes se decía: “A Juan lo he mandado decapitar yo. ¿Quién es este de quien oigo semejantes cosas? Y tenía ganas de ver a Jesús”. (Lc 9,7-9)
    ---------------------------------------------------------
    Los grandes no siempre son tan grandes como piensan.
    Ni los poderosos pueden tanto como quisieran.
    Tampoco es fácil matar la conciencia, por más que uno crea que no la tiene.
    El hecho de haber sucumbido a las exigencias de una mujer y haber matado a Juan, le liberó de que alguien le esté acusando a la oreja.
    Pero no le liberó de sus remordimientos ocultos o disimulados.
    Y la presencia de Jesús era:
    como un despertador de su conciencia.
    como un despertador de sus miedos.
    como un despertador de sus mismas inseguridades.
    Lo que escuchaba hablar de Jesús le tenía inquieto.
    Lo que oía hablar de lo que Jesús hacía no le permitía vivir tranquilo.
    Y como los grandes también suelen ser supersticiosos, dentro llevaba a una serie de interrogantes.
    Ya no es Juan el que le molestaba con sus acusaciones.
    Ahora es la presencia de Jesús que le tiene inquieto y preocupado.
    De ahí la pregunta: “¿Quién es este de quien oigo semejantes cosas?”
    No se trataba de una pregunta interesada en conocer a Jesús.
    Era una pregunta que le apolillaba interiormente el corazón.
    No era una pregunta para querer seguir a Jesús.
    Era una pregunta para tranquilizarse en su conciencia.
    El miedo a que Juan hubiera resucitado.
    El miedo a que hubiese aparecido Elías.
    El miedo a que algún profeta hubiese vuelto a la vida.
    El miedo de una conciencia sucia inventa muchas cosas.
    El miedo de una conciencia culpable crea fantasmas.
    ¿Recuerdan la novela “Crimen y castigo?
    Nadie sospecha del asesino.
    Pero la conciencia es el mejor policía para mantener vivo el remordimiento.
    Algo parecido le sucedía a Herodes.
    Quería verlo.
    No porque le interesase.
    Sino porque quería espantar los fantasmas que revoloteaban en la noche de sus conciencia.
    Es fácil hacer el mal.
    Lo difícil es quitarlo luego de la conciencia.
    No importa que nadie se haya enterado.
    Es fácil la infidelidad.
    Lo difícil es acallar luego la conciencia.
    Lo difícil es querer volver a ser el mismo con la mentira y el engaño dentro.
    Es fácil matar.
    Lo difícil es acallar la voz interior de la conciencia.
    Alguien decía “no me puedo quitar de los ojos su último rostro”.
    Ni puedo borrar de mis oídos el último grito.
    Es fácil mentir.
    Lo difícil es silenciar luego la conciencia.
    Es fácil condenar al inocente por unos dineros.
    Lo difícil es luego taparle la boca de la conciencia.
    Es fácil tratar de negar a Dios.
    Lo difícil es no escuchar su voz dentro de nuestro corazón.
    ¿Tenemos ganas de ver a Jesús?
    ¿Qué es lo que queremos ver de Él?
    ¿Qué nos mueve a querer verlo?

    Por delante de nosotros

    Evangelio según San Mateo 21,28-32. 
    Jesús dijo a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo: 
    "¿Qué les parece? Un hombre tenía dos hijos y, dirigiéndose al primero, le dijo: 'Hijo, quiero que hoy vayas a trabajar a mi viña'. 
    El respondió: 'No quiero'. Pero después se arrepintió y fue. 
    Dirigiéndose al segundo, le dijo lo mismo y este le respondió: 'Voy, Señor', pero no fue. 
    ¿Cuál de los dos cumplió la voluntad de su padre?". "El primero", le respondieron. Jesús les dijo: "Les aseguro que los publicanos y las prostitutas llegan antes que ustedes al Reino de Dios. 
    En efecto, Juan vino a ustedes por el camino de la justicia y no creyeron en él; en cambio, los publicanos y las prostitutas creyeron en él. Pero ustedes, ni siquiera al ver este ejemplo, se han arrepentido ni han creído en él". 

    -------------------------------------------------------------------------------

    Un día Jesús pronunció estas duras palabras contra los dirigentes religiosos de su pueblo: “Os aseguro que los publicanos y las prostitutas os llevan la delantera en el camino del reino de de Dios”. Hace unos años pude comprobar que la afirmación de Jesús no es una exageración.
    Un grupo de prostitutas de diferentes países, acompañadas por algunas Hermanas Oblatas, reflexionaron sobre Jesús con la ayuda del libro Jesús. Aproximación histórica. Todavía me conmueve la fuerza y el atractivo que tiene Jesús para estas mujeres de alma sencilla y corazón bueno. Rescato algunos de sus testimonios.
    .“Me sentía sucia, vacía y poca cosa, todo el mundo me usaba. Ahora me siento con ganas de seguir viviendo porque Dios sabe mucho de mi sufrimiento... Dios está dentro de mí. Dios está dentro de mí. Dios está dentro de mí. ¡Este Jesús me entiende!...”.
    .“Ahora, cuando llego a casa después del trabajo, me lavo con agua muy caliente para arrancar de mi piel la suciedad y después le rezo a este Jesús porque él sí me entiende y sabe mucho de mi sufrimiento... Jesús, quiero cambiar de vida, guíame porque tú solo conoces mi futuro...
    .“Yo pido a Jesús todo el día que me aparte de este modo de vida. Siempre que me ocurre algo, yo le llamo y él me ayuda. El está cerca de mí, es maravilloso... Él me lleva en sus manos, él me carga, siento la presencia de él...
    . “En la madrugada es cuando más hablo con él. Él me escucha mejor porque en este horario la gente duerme. Él está aquí, no duerme. Él siempre está aquí. A puerta cerrada, me arrodillo y le pido que merezca su ayuda, que me perdone, que yo lucharé por él...”
    . “Un día yo estaba apoyada en la plaza y dije: Oh, Dios mío, ¿será que yo solo sirvo para esto? ¿Solo para la prostitución?... Entonces es el momento en que más sentí a Dios cargándome, ¿entendiste?, transformándome. Fue en aquel momento. Tanto que yo no me olvido. ¿Entendiste?...”
    . “Yo ahora hablo con Jesús y le digo: aquí estoy, acompáñame. Tú viste lo que le sucedió a mi compañera (se refiere a una compañera asesinada en un hotel). Te ruego por ella y pido que nada malo suceda a mis compañeras, Yo no hablo, pero pido por ellas pues ellas son personas como yo...”
    . “Estoy furiosa, triste, dolida, rechazada, nadie me quiere, no sé a quien culpar, o sería mejor odiar a la gente y a mí, o al mundo. Fíjate, desde que era niña yo creí en Ti y has permitido que esto me pasara... Te doy otra oportunidad para protegerme ahora. Bien, yo te perdono, pero por favor no me dejes de nuevo...”
    José Antonio Pagola
    28 de septiembre de 2014
    26Tiempo ordinario (A)
    Mateo 21, 28-32

    24 septiembre 2014

    Nuestra Señora de la Merced

    Nuestra Señora de la Merced 

    En castellano se le ha llamado en plural, Virgen de las Mercedes, que no corresponde con el sentido originario de la advocación. El significado del título "Merced" es ante todo "misericordia". La Virgen es misericordiosa y también lo deben ser sus hijos. Esto significa que recurrimos a ella ante todo con el deseo de asemejarnos a Jesús misericordioso.

     El título mariano la Merced se remonta a la fundación de la Orden religiosa de los mercedarios el 10 de agosto de 1218, en Barcelona, España. En esa época muchos eran cautivos de los moros y en su desesperación y abandono estaban en peligro de perder lo mas preciado: la fe católica. Nuestra bendita Madre del Cielo, dándose a conocer como La Merced, quiso manifestar su misericordia hacia ellos por medio de dicha orden dedicada a atenderlos y liberarlos.

     Desde el siglo XIII es patrona de Barcelona y el 25 de septiembre de 1687 se proclamo oficialmente patrona de la ciudad. Es además patrona de los cautivos (presos) y de muchos países de Latinoamerica.

    La talla de la imagen de la Merced que se venera en la basílica de la Merced de Barcelona es del siglo XIV, de estilo sedente, como las románicas.
    En catalán "Mare de Deu de la Mercé", Madre de Dios de la Merced. En el año 1696, el papa Inocencio XII extendió la fiesta de la Virgen de la Merced a toda la Iglesia, y fijó su fecha el 24 de septiembre.
    Pero a raíz de la reforma litúrgica del concilio Vaticano II, en el año 1969 la fiesta se suprimió del calendario universal.
     San Pedro Nolasco, inspirado por la Ssma. Virgen, funda una orden dedicada a la merced (obras de misericordia). Su misión particular era la misericordia para con los cristianos cautivos en manos de los musulmanes. Muchos miembros de la orden canjearon sus vidas por la de presos y esclavos.
    San Pedro fue apoyado en tan extraordinaria empresa por el Rey Jaime I de Aragón.
    San Pedro Nolasco y sus frailes eran muy devotos de la Virgen María, tomándola como patrona y guía. Su espiritualidad se fundamenta en Jesús el liberador de la humanidad y en la Ssma. Virgen, la Madre liberadora e ideal de la persona libre.

    Los mercedarios querían ser caballeros de la Virgen María al servicio de su obra redentora. Por eso la honran como Madre de la Merced o Virgen Redentora. En el capítulo general de 1272, tras la muerte del fundador, los frailes oficialmente toman el nombre de La Orden de Santa María de la Merced, de la redención de los cautivos, pero son mas conocidos como mercedarios.

    El Padre Antonio Quexal, siendo general de la Merced en 1406, dice: "María es fundamento y cabeza de nuestra orden". El Padre Gaver, en el 1400, relata como La Virgen llama a S. Pedro Nolasco en el año 1218 y le revela su deseo de ser liberadora a través de una orden dedicada a la liberación. Nolasco pide a Dios ayuda y, como signo de la misericordia divina, le responde La Virgen María diciéndole que funde una orden liberadora. Nolasco: ¿Quién eres tú, que a mí, un indigno siervo, pides que realice obra tan difícil, de tan gran caridad, que es grata Dios y meritoria para mi? María: Yo soy María, aquella en cuyo vientre asumió la carne el Hijo de Dios, tomándola de mi sangre purísima, para reconciliación del género humano.

    Soy aquella a la que dijo Simeón. cuando ofrecí mi Hijo en el templo: Nolasco: ¡Oh Virgen María, madre de gracia, madre de misericordia! ¿Quién podrá creer (que tú me mandas)? María: No dudes en nada, porque es voluntad de Dios que se funde una orden de ese tipo en honor mío; será una orden cuyos hermanos y profesos, a imitación de mi hijo Jesucristo, estarán puestos para ruina y redención de muchos en Israel (es decir, entre los cristianos) y serán signo de contradicción para muchos." Actualidad del carisma El carisma mercedario de liberar a los cautivos sigue siendo tan necesario como siempre.

    María ofreció todo su ser para que viva el Hijo de Dios encarnado. En el cántico del Magnificat (Lucas 1, 46-55), María expresa la liberación de Dios.
    El Papa Juan Pablo II enseña que "María es la imagen mas perfecta de la libertad y de la liberación de la humanidad". La Virgen continúa velando desde el cielo por sus hijos cautivos de Satanás (Cf. LG 62) y nos pide nuestra cooperación. Nosotros debemos dar nuestra vida para que su Hijo viva en nosotros y así pueda liberar a nuestros hermanos. Ella nos enseñará como hacerlo.

    Dios es Padre de Misericordia, María es Madre de Misericordia. Ella refleja la misericordia de Dios, sufriéndolo todo por sus hijos. Los cristianos debemos también reflejar la misericordia de Dios sufriéndolo todo por amor. "Mirad la hondura o cavidad del lago de donde habéis sido tomados, esto es, la piadosísimas entrañas de la madre de Dios" -De las constituciones de los mercedarios. Un ejemplo del carisma mercedario en acción: La Fundación de Mare de Déu de la Merce (Madre de Dios de la Merced) continúa las obras de misericordia que la Virgen pidió. Estas incluyen: Visita, acompañamiento y ayuda para los que salen de la cárcel.

     América 

    Los frailes mercedarios llevaron al continente americano su amor a la Virgen de la Merced, que se propagó ampliamente. En República Dominicana, Perú, Ecuador, Argentina y muchos otros países, la Virgen de la Merced es muy conocida y amada.

    Se dice que el 1 de agosto de 1218, fiesta del santo fundador Pedro Nolasco tuvo una visita de la Santísima Virgen, dándose a conocer como La Merced, que lo exhortaba a fundar una Orden religiosa con el fin principal de redimir a aquellos cristianos cautivos. En ese momento, la península Ibérica estaba dominada por los musulmanes, y los piratas sarracenos asolaban las costas del Mediterráneo, haciendo miles de cautivos a quienes llevaban al norte de África.

     Pedro Nolasco impulsó la creación de la Real y Militar Orden de la Merced, que fue fundada en la Catedral de Barcelona, con el apoyo del rey Jaime I el conquistador, en 1218.

    En las primeras Constituciones de la Orden, en 1272, la Orden recibe ya el título de "Orden de la Virgen de la Merced de la Redención de los cristianos cautivos de Santa Eulalia de Barcelona".

    En el año 1265 aparecieron las primeras monjas (comendadoras) de la Merced.

    Se calcula que fueron alrededor de trescientos mil los redimidos por los frailes mercedarios del cautiverio de los musulmanes.

    Los seguidores de la Orden de la Merced estuvieron entre los primeros misioneros de América, en la isla de La Española o República Dominicana

     La iconografía usada para representar a la Virgen de la Merced queda definida a partir del siglo XVI, consistiendo fundamentalmente en el hábito mercedario: túnica, escapulario y capa, todo en color blanco, con en el escudo mercedario en el pecho. Otros elementos recurrentes son las cadenas y el grillete, símbolos también del cautiverio. Normalmente, además del escapulario del hábito, lleva otro pequeño en la mano que ofrece a los fieles. 

    Suele aparecer tocada con corona de reina, y también con el cetro en la mano derecha. En muchas ocasiones sostiene en la izquierda al Niño Jesús, que también puede llevar un escapulario en las manos.

    En ocasiones cobija bajo su capa a un grupo de presos cautivos, pero también a santos, o personas de todas las clases sociales. Otro modelo iconográfico es el de la Comendadora, sedente en el coro, sin niño ni cetro, con las constituciones de la Orden en una mano.

    23 septiembre 2014

    Salta: Una multitud celebró la fiesta de la Virgen del Milagro

    16 de Septiembre, 2014 - La devoción por la Virgen del Milagro congregó este lunes 15 de septiembre a más de 850 mil fieles, de acuerdo a lo qe informó la policia local. Todos ellos se acercaron en peregrinación desde distintos lugares de la provincia y del país para encontrarse frente al monumento que evoca la Batalla de Salta. 

    Entre las 30 mil personas que llegaron de diferentes partes de la provincia se destaca la comunidad oriunda del montañoso departamento Santa Victoria Oeste, que recorrieron 500 kilómetros y los tres mil pobladores que caminaron desde el departamento Los Andes. 

    Este año se acentuó una tendencia que crece y es que cada vez se suma mas gente del resto del país, dándole un carácter realmente federal a esta demostración de fe. La procesión partió de la catedral hasta el monumento 20 de Febrero con unas 15 cuadras cubiertas de fieles que reiteraban la fórmula "Señor, Tú eres Nuestro y nosotros somos Tuyos". En la misa oficiada por la mañana frente a la basílica, Santuario del Milagro, el obispo de La Rioja, Marcelo Colombo reflexionó: "todos debemos trabajar para construir una patria más justa y fraterna, con valores y coherencia". 

    Luego, ante la inminencia del bicentenario de la Independencia, remarcó que "es hora de poner signos concretos de la vitalidad de nuestra fe en la vida social de la Argentina, para ser luz con Él y hacerlo presente no sólo de palabras, sino con obras y de verdad, proclamándolo vivo en medio de nosotros, fortaleciendo la cultura del encuentro" con un sentido de peregrinación. 

    El arzobispo de Salta, vicepresidente segundo del Episcopado, Mario Cargnello, en la procesión de penitencia, que se llevó a cabo el sábado y evoca la que originó la devoción, fustigó a quienes "hacen de la mentira un recurso para dominar a los demás", sea en los negocios o "en el ejercicio del poder político o religioso. Que nunca mintamos porque dañamos lo más digno del ser humano, que es la necesidad de conocer la verdad, vivir en la verdad. No hay libertad sin verdad".

    16 septiembre 2014

    La sorpresa del Papa Francisco. Crisis y futuro de la Iglesia

    El próximo viernes 19 de septiembre, a las 20, en la Catedral de Quilmes (Rivadavia 355, Quilmes Centro) se presentará el libro «La sorpresa del Papa Francisco. Crisis y futuro de la Iglesia» de Andrea Riccardi, el fundador de la Comunidad de Sant’Egidio.
    Esta obra, editada por Ágape Libros, será comentada por Marco Gallo y Margarita Bisio, miembros de la Comunidad de Sant’Egidio, y por el Padre Obispo Carlos José Tissera.
    Están todos invitados a esta presentación en donde no solo se presentará dicho libro sino también se presentarán las acciones que la Comunidad de Sant’Egidio viene llevando adelante en nuestro país y en el mundo.

    SOBRE EL AUTOR Y SU LIBRO
    Andrea Riccardi, nacido en Roma en el año 1950, es el fundador de la Comunidad de Sant’Egidio, una asociación laical, con al menos cincuenta mil miembros, destinada a promover el diálogo ecuménico en el mundo y el servicio a los pobres y enfermos en más de 70 países. Autor de varios libros y artículos, fue sorprendido por la personalidad cautivante del Papa Francisco. Una sorpresa que abarca también a toda la Iglesia y al mundo. Y de esta experiencia proviene justamente el título de la obra.
    Francisco, para Riccardi, encarna el deseo de muchos cristianos: vivir austeramente, confiando en Dios y anunciando el Evangelio a todos los hombres, en especial a los más pobres. El autor considera que la novedad de Francisco tiene su raíz en la renuncia del Papa Benedicto XVI. Este hecho histórico abre la puerta a los profundos cambios que Francisco está implementando en la Iglesia.
    El autor destaca la personalidad del sumo pontífice para generar un espacio de diálogo y encuentro entre las religiones, y lo llama “la diplomacia del papa no diplomático”; en palabras de Francisco: “A una Iglesia que se limita a administrar el trabajo parroquial, que vive encerrada en su comunidad, le pasa lo mismo que a una persona encerrada: se atrofia física y mentalmente. […] a una Iglesia autorreferencial le sucede lo mismo que a una persona autorreferencial, se pone paranoica, autista” (p.70). De esta manera, el papa propone una Iglesia de encuentro con el otro.
    El fundador de Sant’Egidio ve en Francisco la figura de un pastor austero con vocación de ayuda a los pobres. Sobre la elección del nombre el autor reflexiona “Él ha querido este nombre en relación a los pobres, a la lucha contra la guerra y por la paz, en fin, al cuidado de la creación” (p.123).
    A lo largo de toda la obra se destaca la ágil pluma de Riccardi, que permite una lectura fluida y cordial, en esta primera traducción al español. Un detalle que suma en esta cuidada edición, es el índice de nombres, que resulta muy útil para apreciar esta fundamentada investigación. En casi trecientas páginas, el autor nos ayuda a comprender quién es Francisco, su historia, su vida, sus sueños y compromisos.

    Agradezco que difundan esta invitación.
     

    “Despertar”, Congreso de Liderazgo y Desarrollo Personal

    El próximo domingo 28 de septiembre se llevará adelante el primer Congreso de Liderazgo y Desarrollo Personal en la Diócesis de Quilmes. Será en el Colegio María Ward (calle 43, esquina 157, Plátanos).
    Esta iniciativa, denominada “Despertar”, —y organizada por Alfa&Omega y por Up Grade en Jesús— está dirigida a servidores de cualquier edad (jóvenes, adultos y ancianos), siendo el único requisito que presten servicio para el Señor en alguna parroquia, capilla, movimiento o grupo.
    El objetivo de este encuentro es inspirar a cada corazón a seguir realizando con pasión y entusiasmo el llamado que Dios le regaló.
    Los interesados en participar deberán abonar un bono contribución de $ 30 y deberán llevar comida y bebida para el almuerzo que será a la canasta.
    Para mayor información e inscripciones ingresar a la página de Facebook: https://www.facebook.com/pages/Despertar-Congreso-de-Liderazgo-y-Desarrollo-Personal/1548131605409845

    Agradezco que difundan esta información en sus comunidades.

    Saludos.-

    15 septiembre 2014

    Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz





    FIesta de la Exaltación de la Santa Cruz, que al día siguiente de la dedicación de la basílica de la Resurrección, erigida sobre el Sepulcro de Cristo, es ensalzada y venerada como trofeo pascual de su victoria y signo que aparecerá en el cielo, anunciando a todos la segunda Venida.
    La fiesta del 14 de septiembre como «fiesta de la santa Cruz» es muy antigua, se remonta al siglo IV, y está muy bien atestiguada, como veremos; sin embargo, a lo largo del tiempo ha habido en torno a ella tradiciones diversas que se han entremezclado y producido desplazamientos en cuanto al sentido de lo que se festeja en la fecha. Hasta hace algunas décadas había una fiesta el 3 de mayo, suprimida por SS Juan XXIII en 1960, llamada «Inventio Santae Crucis», es decir, «descubrimiento de la Santa Cruz», que rememoraba el momento en que se encontró la auténtica cruz de Jesús (la Vera Cruz) y se expuso a la veneración del pueblo cristiano. Sin embargo, como mostrará más tarde este artículo, en realidad esa fiesta, propia de la Igelsia de Occidente, era un desdoblamiento de la de septiembre, que evocaba, entre otros aspectos, la «inventio». Por ese motivo la fiesta de septiembre había quedado, en Occidente, para celebrar un acontecimiento posterior: la recuperación en el 614 del relicario con los fragmentos de la Vera Cruz por el emperador Heraclio de manos de los persas.
    Parece ser, sin embargo, que la fiesta original tampoco conmemoraba el 14 de septiembre la «inventio» propiamente dicha, sino que era una fiesta de la Santa Cruz que, nacida en relación a las dedicaciones de las basílicas de Tierra Santa que en la actualidad se celebran el día 13 de septiembre, conmemoraba a la santa cruz como tal, no en relación a tal o cual acontecimiento histórico. Como sea, cualquiera puede ver por la redacción del actual elogio del Martirologio Romano, que se ha querido despojar esta fiesta de su relación directa con la «inventio», y más bien la Iglesia propone celebrar en esta fecha el signo de la Cruz no sólo aparecido en al historia hace 2000 años, sino también como señal para todos los pueblos que presidirá escatológicamente la vuelta de Jesús en la gloria y majestad de su Reino.
    En este artículo se han recuperado frangmentos de los correspondientes del Butler-Guinea que antes estaban en el 14 de septiembre cuando evocaba la recuperación del 614, y del 3 de mayo como fiesta de la «inventio». Aunque ninguno de los dos artículos corresponde ya al sentido de la fiesta actual, contienen material histórico de primer orden, y que ayudará a penetrar en la densidad de la celebración que realizamos nosotros.
    La fiesta del 14 de septiembre conmemoraba originalmente la solemne dedicación, que tuvo lugar el año 335, de las iglesias que santa Elena indujo a Constantino a construir en el sitio del Santo Sepulcro. Por lo demás, no podemos asegurar que la dedicación se haya celebrado, precisamente, el 14 de septiembre. Es cierto que el acontecimiento tuvo lugar en septiembre; pero, dado que cincuenta años después, en tiempos de la peregrina Eteria, la conmemoración anual duraba una semana, no hay razón para preferir un día determinado a otro. Eteria dice lo siguiente: «Así pues, la dedicación de esas santas iglesias se celebra muy solemnemente, sobre todo, porque la Cruz del Señor fue descubierta el mismo día. Por eso precisamente, las susodichas santas iglesias fueron consagradas el día del descubrimiento de la Santa Cruz para que la celebración de ambos acontecimientos tuviese lugar en la misma fecha». De aquí parece deducirse que en Jerusalén se celebraba en septiembre el descubrimiento de la Cruz; de hecho, un peregrino llamado Teodosio lo afirmaba así, en el año 530.
    Por lo que se refiere a los hechos históricos del descubrimiento de la Cruz, que son los que aquí interesan, debemos confesar que carecemos de noticias de la época. El «Peregrino de Burdeos» no habla de la Cruz el año 333. El historiador Eusebio de Cesarea, contemporáneo de los hechos, de quien podríamos esperar abundantes detalles, no menciona el descubrimiento, aunque parece no ignorar que había tres santuarios en el sitio del Santo Sepulcro. Así pues, cuando afirma que Constantino «adornó un santuario consagrado al emblema de salvación», podemos suponer que se refiere a la capilla «Gólgota», en la que, según Eteria, se conservaban las reliquias de la Cruz. San Cirilo, obispo de Jerusalén, en las instrucciones catequéticas que dio en el año 346, en el sitio en que fue crucificado el Salvador, menciona varias veces el madero de la Cruz, «que fue cortado en minúsculos fragmentos, en este sitio, que fueron distribuidos por todo el mundo». Además, en su carta a Constancio, afirma expresamente que «el madero salvador de la Cruz fue descubierto en Jerusalén, en tiempos de Constantino». En ninguno de estos documentos se habla de santa Elena, que murió el año 330. Tal vez el primero que relaciona a la santa con el descubrimiento de la Cruz sea san Ambrosio, en el sermón «De Obitu Theodosii», que predicó el año 395; pero, por la misma época y un poco más tarde, encontramos ya numerosos testigos, como san Juan Crisóstomo, Rufino, Paulino de Nola, Casiodoro y los historiadores de la Iglesia, Sócrates, Sozomeno y Teodoreto. San Jerónimo, que vivíá en Jerusalén, se hacía eco de la tradición, al relacionar a santa Elena con el descubrimiento de la Cruz. Desgraciadamente, los testigos no están de acuerdo sobre los detalles. San Ambrosio y san Juan Crisóstomo nos informan que las excavaciones comenzaron por iniciativa de santa Elena y dieron por resultado el descubrimiento de tres cruces; los mismos autores añaden que la Cruz del Señor, que estaba entre las otras dos, fue identificada gracias al letrero que había en ella. Por otra parte, Rufino, a quien sigue Sócrates, dice que santa Elena ordenó que se hiciesen excavaciones en un sitio determinado por divina inspiración y que ahí, se encontraron tres cruces y una inscripción. Como era imposible saber a cuál de las cruces pertenecía la inscripción, Macario, el obispo de Jerusalén, ordenó que llevasen al sitio del descubrimiento a una mujer agonizante. La mujer tocó las tres cruces y quedó curada al contacto de la tercera, con lo cual se pudo identificar la Cruz del Salvador. En otros documentos de la misma época aparecen versiones diferentes sobre la curación de la mujer, el descubrimiento de la Cruz y la disposición de los clavos, etc. En conjunto, queda la impresión de que aquellos autores, que escribieron más de sesenta años después de los hechos y se preocupaban, sobre todo, por los detalles edificantes, se dejaron influenciar por ciertos documentos apócrifos que, sin duda, estaban ya en circulación.
    El más notable de dichos documentos es el tratado «De inventione crucis dominicae», del que el decreto pseudogelasiano (c. 550) dice que se debe desconfiar. No cabe duda de que ese pequeño tratado alcanzó gran divulgación. El autor de la primera redacción del Liber Pontificalis (c. 532) debió manejarlo, pues lo cita al hablar del papa Eusebio. También debieron conocerlo los revisores del Hieronymianum, en Auxerre, en el siglo VII. Aparte de los numerosos anacronismos del tratado, lo esencial es lo siguiente: El emperador Constantino se hallaba en grave peligro de ser derrotado por las hordas de bárbaros del Danubio. Entonces, presenció la aparición de una cruz muy brillante, con una inscripción que decía: «Con este signo vencerás» («in hoc signo vinces»). La victoria le favoreció, en efecto. Constantino, después de ser instruido y bautizado por el papa Eusebio en Roma, movido por el agradecimiento, envió a su madre santa Elena a Jerusalén para buscar las reliquias de la Cruz. Los habitantes no supieron responder a las preguntas de la santa; pero, finalmente, recurrió a las amenazas y consiguió que un sabio judío, llamado Judas, le revelase lo que sabía. Las excavaciones, muy profundas, dieron por resultado el descubrimiento de tres cruces. Se identificó la verdadera Cruz, porque resucitó a un muerto. Judas se convirtió al presenciar el milagro. El obispo de Jerusalén murió precisamente entonces, y santa Elena eligió al recién convertido Judas, a quien en adelante se llamó Ciríaco, para suceder al obispo. El papa Eusebio acudió a Jerusalén para consagrarle y, poco después, una luz muy brillante indicó el sitio en que se hallaban los clavos. Santa Elena, después de hacer generosos regalos a los Santos Lugares y a los pobres de Jerusalén, exhaló el último suspiro, no sin haber encargado a los fieles que celebrasen anualmente una fiesta, el 3 de mayo («quinto Nonas Maii»), día del descubrimiento de la Cruz. Parece que Sozomeno (lib. u, c. i) conocía ya, antes del año 450, la leyenda del judío que reveló el sitio en que estaba enterrada la Cruz. Dicho autor no califica a esa leyenda como pura invención, pero la desecha como poco probable.
    Otra leyenda apócrifa aunque menos directamente relacionada con el descubrimiento de la Cruz, aparece como una digresión, en el documento sirio llamado «La doctrina de Addai». Ahí se cuenta que, menos de diez años después de la Ascensión del Señor, Protónica, la esposa del emperador Claudio César, fue a Tierra Santa, obligó a los judíos a que confesaran dónde habían escondido las cruces y reconoció la del Salvador por el milagro que obró en su propia hija. Algunos autores pretenden que en esta leyenda se basa la del descubrimiento de la Cruz por santa Elena, en tiempos de Constantino. Mons. Duchesne opinaba que «La Doctrina de Addai» era anterior al «De inventione crucis dominicae», pero hay argumentos muy fuertes en favor de la opinión contraria. Dado el carácter tan poco satisfactorio de los documentos, la teoría más probable es la de que se descubrió la Santa Cruz con la inscripción, en el curso de las excavaciones que se llevaron a cabo para construir la basílica constantiniana del Calvario. El descubrimiento, al que siguió sin duda un período de vacilaciones y de investigación, sobre la autenticidad de la cruz, dio probablemente origen a una serie de rumores y conjeturas, que tomaron forma en el tratado «De inventione crucis dominicae». Es posible que la participación de santa Elena en el suceso, se redujese simplemente a lo que dice Eteria: «Constantino, movido por su madre ("sub praesentia matris suae"), embelleció la iglesia con oro, mosaicos y mármoles preciosos». La victoria se atribuye siempre a un soberano, aunque sean los generales y los soldados quienes ganan las batallas. Lo cierto es que, a partir de mediados del siglo IV, las pretendidas reliquias de la Cruz se esparcieron por todo el mundo, como lo afirma repetidas veces san Cirilo y lo prueban algunas inscripciones fechadas en Africa y otras regiones. Todavía más convincente es el hecho de que, a fines del mismo siglo, los peregrinos de Jerusalén veneraban con intensa devoción el palo mayor de la Cruz. Eteria, que presenció la ceremonia, dejó escrita una descripción de ella. En la vida de san Porfirio de Gaza, escrita unos doce años más tarde, tenemos otro testimonio de la veneración que se profesaba a la santa reliquia y, casi dos siglos después el peregrino conocido con el nombre, incorrecto, de Antonino de Piacenza, nos dice: «adoramos y besamos» el madero de la Cruz y tocamos la inscripción.

    En cuanto a los hechos del 614, la tradición cuenta que, después de que el emperador Heraclio recuperó las reliquias de la Vera Cruz de manos de los persas, que se las habían llevado quince años antes, el propio emperador quiso cargar una cruz, como había hecho Cristo, a través de la ciudad, con toda la pompa posible. Pero, tan pronto como el emperador, con el madero al hombro, trató de entrar a un recinto sagrado, no pudo hacerlo y quedó como paralizado incapaz de dar un paso. El patriarca Zacarías, que iba a su lado, le indicó que todo aquel esplendor imperial iba en desacuerdo con el aspecto humilde y doloroso de Cristo cuando iba cargado con la cruz por las calles de Jerusalén. Entonces, el emperador se despojó de su manto de púrpura, se quitó la corona y, con simples vestiduras, descalzo, avanzó sin dificultad seguido por todo el pueblo, hasta dejar la cruz en el sitio donde antes se veneraba la verdadera. Los fragmentos de ésta se encontraban en el cofre de plata dentro del cual se los habían llevado los persas y, cuando el patriarca y los clérigos abrieron el cofre todos veneraron las reliquias con mucho fervor. Los escritores más antiguos siempre se refieren a esta porción de la cruz en plural y la llaman «trozos de madera de la verdadera cruz». Por aquel entonces, la ceremonia revistió gran solemnidad: se hicieron acciones de gracias y las reliquias se sacaron para que los fieles pudiesen besarlas y, se afirma, que en aquella ocasión, muchos enfermos quedaron sanos.
     Las referencias, antiguas pero muy fundamentales, que trae el Butler-Guinea, son: Dom Leclercq en Dictionnaire d'Archéologie chrétienne et de Liturgie, vol. VI, cc. 3131-3139; Acta Sanctorum, mayo, vol. I; Duchesne, Liber Pontificalis, vol. I, pp. CVII-CIX y pp. 75, 167, 378; Kellner Heortology (1908), pp. 333-341; J. Straubinger, Die Kreuzauffindungslegende (1912) ; A. Halusa, Das Kreuzesholz in Geschichte und Legende (1926); H. Thurston en The Month, mayo de 1930, pp. 420-429. Posiblemente la celebraciónd e mayo comenzó en la Galia. El Félire de Oengus y la mayoría de los manuscritos del Hieronymianum hacen mención de la fiesta; pero el manuscrito Epternach asigna como la fecha el 7 de mayo. Según parece, esta última fecha se relaciona con la fiesta que se celebraba en Jerusalén y Armenia en memoria de la cruz de fuego que apareció en el cielo el 7 de mayo del año 351, como lo cuenta san Cirilo en una carta al emperador Constancio. Muy probablemente la fecha del 3 de mayo proviene del tratado apócrifo De inventione crucis dominicae. La más antigua mención de la celebración de la Santa Cruz en occidente parece ser la del leccionario de Silos (c. 650), donde se lee: «Dies sanctae crucis».
    Cuadro:
    -Piero della Francesca: «Descubrimeinto y prueba de la Santa Cruz», hacia 1460, en la Chiesa San Francesco, en Arezzo.

    fuente: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI

    Nuestra Señora de los Dolores

    15 de septiembre

    STABAT MATER DOLOROSA (Versión de Lope de Vega)

    La Madre piadosa estaba
    junto a la cruz y lloraba
    mientras el Hijo pendía.
    Cuya alma, triste y llorosa,
    traspasada y dolorosa,
    fiero cuchillo tenía.


    ¡Oh, cuán triste y cuán aflicta
    se vio la Madre bendita,
    de tantos tormentos llena!
    Cuando triste contemplaba
    y dolorosa miraba
    del Hijo amado la pena.


    Y ¿cuál hombre no llorara,
    si a la Madre contemplara
    de Cristo, en tanto dolor?
    Y ¿quién no se entristeciera,
    Madre piadosa, si os viera
    sujeta a tanto rigor?


    Por los pecados del mundo,
    vio a Jesús en tan profundo
    tormento la dulce Madre.
    Vio morir al Hijo amado,
    que rindió desamparado
    el espíritu a su Padre.


    Nuestra Señora de los Dolores  
15 de septiembre
STABAT MATER DOLOROSA (Versión de Lope de Vega)

    La Madre piadosa estaba
    junto a la cruz y lloraba
    mientras el Hijo pendía.
    Cuya alma, triste y llorosa,
    traspasada y dolorosa,
    fiero cuchillo tenía.

    ¡Oh, cuán triste y cuán aflicta
    se vio la Madre bendita,
    de tantos tormentos llena!
    Cuando triste contemplaba
    y dolorosa miraba
    del Hijo amado la pena.

    Y ¿cuál hombre no llorara,
    si a la Madre contemplara
    de Cristo, en tanto dolor?
    Y ¿quién no se entristeciera,
    Madre piadosa, si os viera
    sujeta a tanto rigor?

    Por los pecados del mundo,
    vio a Jesús en tan profundo
    tormento la dulce Madre.
    Vio morir al Hijo amado,
    que rindió desamparado
    el espíritu a su Padre.

    ¡Oh dulce fuente de amor!,
    hazme sentir tu dolor
    para que llore contigo.
    Y que, por mi Cristo amado,
    mi corazón abrasado
    más viva en él que conmigo.

    Y, porque a amarle me anime,
    en mi corazón imprime
    las llagas que tuvo en sí.
    Y de tu Hijo, Señora,
    divide conmigo ahora
    las que padeció por mí.

    Hazme contigo llorar
    y de veras lastimar
    de sus penas mientras vivo.
    Porque acompañar deseo
    en la cruz, donde le veo,
    tu corazón compasivo.

    ¡Virgen de vírgenes santas!,
    llore ya con ansias tantas,
    que el llanto dulce me sea.
    Porque su pasión y muerte
    tenga en mi alma, de suerte
    que siempre sus penas vea.

    Haz que su cruz me enamore
    y que en ella viva y more
    de mi fe y amor indicio.
    Porque me inflame y encienda,
    y contigo me defienda
    en el día del juicio.

    Haz que me ampare la muerte
    de Cristo, cuando en tan fuerte
    trance vida y alma estén.
    Porque, cuando quede en calma
    el cuerpo, vaya mi alma
    a su eterna gloria. Amén. ¡Oh dulce fuente de amor!,
    hazme sentir tu dolor
    para que llore contigo.
    Y que, por mi Cristo amado,
    mi corazón abrasado
    más viva en él que conmigo.


    Y, porque a amarle me anime,
    en mi corazón imprime
    las llagas que tuvo en sí.
    Y de tu Hijo, Señora,
    divide conmigo ahora
    las que padeció por mí.


    Hazme contigo llorar
    y de veras lastimar
    de sus penas mientras vivo.
    Porque acompañar deseo
    en la cruz, donde le veo,
    tu corazón compasivo.


    ¡Virgen de vírgenes santas!,
    llore ya con ansias tantas,
    que el llanto dulce me sea.
    Porque su pasión y muerte
    tenga en mi alma, de suerte
    que siempre sus penas vea.


    Haz que su cruz me enamore
    y que en ella viva y more
    de mi fe y amor indicio.
    Porque me inflame y encienda,
    y contigo me defienda
    en el día del juicio.


    Haz que me ampare la muerte
    de Cristo, cuando en tan fuerte
    trance vida y alma estén.
    Porque, cuando quede en calma
    el cuerpo, vaya mi alma
    a su eterna gloria. Amén.

    Caritas organizó panel sobre la Trata de personas

    Foto: OBISPO MARCELO COLOMBO, caritas organizó panel sobre la Trata de personas

15-09-14 RADIO FENIK DE LA RIOJA 95.1. El evento fue realizado por Carita La Rioja y el Consejo de Abogados.Participaron el obispo Marcelo Colombo, la diputada provincial Inés Brizuela y Doria entre otros. El encuentro tuvo como objetivo visibilizar este flagelo desde un enfoque legal, pastoral, comunicacional e institucional, para generar participación activa de la sociedad, a fin de combatirla.

Domingo 14 de Septiembre del 2014

Inés Brizuela y Doria, junto al obispo Marcelo Colombo y referente de la Unidad de Trata de Personas integraron el panel que este vienes disertó sobre la temática, organizado por Caritas La Rioja y el Consejo de Abogados, en el Colegio Sagrado Corazón de Jesús.
 
El encuentro tuvo como objetivo visibilizar este flagelo desde un enfoque legal, pastoral, comunicacional e institucional, para generar participación activa de la sociedad, a fin de combatirla.
 
Durante la disertación Brizuela y Doria expuso sobre el marco legal de la Trata a nivel nacional y provincial, e hizo especial hincapié en la gravedad institucional de La Rioja a raíz de vigencia de la ley 8.166. “Estamos a contramano del país y del mundo, con una norma que está vigente desde el año 2007, y hasta el momento no existe una verdadera voluntad política de derogarla”, denunció.  
 
La norma provincial denunciada por la diputada es la que habilita la explotación de la prostitución ajena en territorio riojano, “porque con la tramposa denominación de “whiskerías” “cabarets” y “golden” a las que refiere, legaliza el funcionamiento de los burdeles, violando abiertamente la ley nacional 12.331”, reveló.
 
Luego explicó que en la Legislatura provincial su bloque presentó un proyecto para derogarla y prohibir los prostíbulos en toda la provincia, pero el tratamiento de la misma aún continúa en comisión. “Hasta ahora el oficialismo no demostró una verdadera decisión política para avanzar contra esta ley”, reclamó.
 
Finalmente celebró el pedido del propio obispo Colombo, para derogar esta norma, como así también que la Iglesia como institución se involucre en la problemática. Coincidió con el religioso en que "formalmente estamos contra la trata, pero después nuestras conductas dicen todo lo contrario".
 
Junta de firmas
 
Al finalizar la exposición del panel el Padre Federico, representante de Caritas en La Rioja, anunció que la entidad religiosa inició una campaña de junta de firmas para pedir por la derogación de la cuestionada ley en. Las planillas  que ya empezaron a repartirse en todas las capillas de la Diócesis, serán luego entregadas al vicegobernador y presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Casas.
 
El panel también estuvo integrado por la comunicadora Leila Torres, quien habló del enfoque de los medios en el tema, y el Sub-comisario Enzo Bravo, de la Unidad de Trata de Personas.OBISPO MARCELO COLOMBO, caritas organizó panel sobre la Trata de personas

    15-09-14 RADIO FENIK DE LA RIOJA 95.1. El evento fue realizado por Carita La Rioja y el Consejo de Abogados.Participaron el obispo Marcelo Colombo, la diputada provincial Inés Brizuela y Doria entre otros. El encuentro tuvo como objetivo visibilizar este flagelo desde un enfoque legal, pastoral, comunicacional e institucional, para generar participación activa de la sociedad, a fin de combatirla.

    Domingo 14 de Septiembre del 2014

    Inés Brizuela y Doria, junto al obispo Marcelo Colombo y referente de la Unidad de Trata de Personas integraron el panel que este vienes disertó sobre la temática, organizado por Caritas La Rioja y el Consejo de Abogados, en el Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

    El encuentro tuvo como objetivo visibilizar este flagelo desde un enfoque legal, pastoral, comunicacional e institucional, para generar participación activa de la sociedad, a fin de combatirla.

    Durante la disertación Brizuela y Doria expuso sobre el marco legal de la Trata a nivel nacional y provincial, e hizo especial hincapié en la gravedad institucional de La Rioja a raíz de vigencia de la ley 8.166. “Estamos a contramano del país y del mundo, con una norma que está vigente desde el año 2007, y hasta el momento no existe una verdadera voluntad política de derogarla”, denunció.

    La norma provincial denunciada por la diputada es la que habilita la explotación de la prostitución ajena en territorio riojano, “porque con la tramposa denominación de “whiskerías” “cabarets” y “golden” a las que refiere, legaliza el funcionamiento de los burdeles, violando abiertamente la ley nacional 12.331”, reveló.

    Luego explicó que en la Legislatura provincial su bloque presentó un proyecto para derogarla y prohibir los prostíbulos en toda la provincia, pero el tratamiento de la misma aún continúa en comisión. “Hasta ahora el oficialismo no demostró una verdadera decisión política para avanzar contra esta ley”, reclamó.

    Finalmente celebró el pedido del propio obispo Colombo, para derogar esta norma, como así también que la Iglesia como institución se involucre en la problemática. Coincidió con el religioso en que "formalmente estamos contra la trata, pero después nuestras conductas dicen todo lo contrario".

    Junta de firmas

    Al finalizar la exposición del panel el Padre Federico, representante de Caritas en La Rioja, anunció que la entidad religiosa inició una campaña de junta de firmas para pedir por la derogación de la cuestionada ley en. Las planillas que ya empezaron a repartirse en todas las capillas de la Diócesis, serán luego entregadas al vicegobernador y presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Casas.

    El panel también estuvo integrado por la comunicadora Leila Torres, quien habló del enfoque de los medios en el tema, y el Sub-comisario Enzo Bravo, de la Unidad de Trata de Personas.
     

    Galimberti destacó generosidad de padre Cacho quien podría ser declarado santo

    El obispo de la Diócesis de Salto, Monseñor Pablo Galimberti, destacó la obra de Ruben Isidro Alonso, conocido como el padre Cacho quien, será declarado santo por la Iglesia Católica de prosperar los trámites a estos efectos.


    Monseñor Pablo Galimberti, destacó la obra de Ruben Isidro Alonso, conocido como el padre Cacho.
    Esta semana se informó que la Arquidiócesis de Montevideo decidió iniciar los pasos con tal objetivo.
    La decisión fue tomada por el consejo del presbiterio, integrado por 25 sacerdotes y el obispo presentará la petición ante el Vaticano.
    Monseñor Galimberti destacó la historia del padre Cacho y los testimonios “favorables de un hombre entregado y generoso con la comunidad”.
    Alonso, Cacho, era sacerdote salesiano pero en los últimos años de su vida pasó al clero diocesano de Montevideo, para asumir, con el apoyo del entonces arzobispo de Montevideo Carlos Partelli, una radical opción por los pobres.
    Galimberti afirmó: “Aquí lo importante son los testimonios de quien lo ha conocido, su historia, las palabras de quienes han estado a su lado”.
    El proceso para canonizar al padre Cacho implica que el obispo diocesano deberá presentar al Papa Francisco un informe sobre la vida y las virtudes del sacerdote que vivió durante años en un rancho de lata en el un asentamiento.
    El hecho de que una persona sea declarada santa por la Iglesia Católica implica que se proclama que ha practicado heroicamente las virtudes y se lo propone como modelo e intercesor ante Dios.
    Galimberti recordó que Alonso tuvo “opciones muy radicales y se fue a vivir a una zona difícil y allí dar un testimonio por momentos silencioso, de impotencia pero al mismo tiempo un testimonio vivido desde la fe en Cristo”.
    “Lo principal está y la fama del padre Cacho ha trascendido” y el arzobispo de Montevideo, está decidido a continuar con los trámites pertinentes para ser declarado santo.

    Una opción de vida

    La opción del Sacerdote quedó documentada en una carta que escribió cuando tomó la decisión de abandonar su parroquia y vivir en las mismas casas precarias de los barrios en las que trabajaba.
    “Siento la imperiosa necesidad de ir a vivir en un barrio de pobres y hacerlo como lo hacen ellos. No como táctica de infiltración, de camuflaje o demagogia, ni siquiera como gesto profético de nada, sino para encontrarlo de nuevo a él porque sé que vive allí, que habla su idioma, que se sienta a su mesa que participa de sus angustias y esperanzas. Tampoco como un Padre despachador de sacramentos, sino como alguien que va a hacer junto a ellos una vivencia de fe, un camino compartido. Tal vez pueda decirles en su idioma de dolor y frustración, que allí, en medio de ellos está el. El que puede cambiar la muerte en Vida, la negación en Esperanza”.