23 enero 2016

En la misma dirección

Antes de comenzar a narrar la actividad de Jesús, Lucas quiere dejar muy claro a sus lectores cuál es la pasión que impulsa al Profeta de Galilea y cuál es la meta de toda su actuación. Los cristianos han de saber en qué dirección empuja a Jesús el Espíritu de Dios, pues seguirlo es precisamente caminar en su misma dirección.
Lucas describe con todo detalle lo que hace Jesús en la sinagoga de su pueblo: se pone de pie, recibe el libro sagrado, busca él mismo un pasaje de Isaías, lee el texto, cierra el libro, lo devuelve y se sienta. Todos han de escuchar con atención las palabras escogidas por Jesús pues exponen la tarea a la que se siente enviado por Dios.
Sorprendentemente, el texto no habla de organizar una religión más perfecta o de implantar un culto más digno, sino de comunicar liberación, esperanza, luz y gracia a los más pobres y desgraciados. Esto es lo que lee. «El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido. Me ha enviado a anunciar la Buena Noticia a los pobres, para anunciar a los cautivos la libertad, y a los ciegos la vista. Para dar libertad a los oprimidos; para anunciar el año de gracia del Señor». Al terminar, les dice: «Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír».
El Espíritu de Dios está en Jesús enviándolo a los pobres, orientando toda su vida hacia los más necesitados, oprimidos y humillados. En esta dirección hemos de trabajar sus seguidores. Esta es la orientación que Dios, encarnado en Jesús, quiere imprimir a la historia humana. Los últimos han de ser los primeros en conocer esa vida más digna, liberada y dichosa que Dios quiere ya desde ahora para todos sus hijos e hijas.
No lo hemos de olvidar. La «opción por los pobres» no es un invento de unos teólogos del siglo veinte, ni una moda puesta en circulación después del Vaticano II. Es la opción del Espíritu de Dios que anima la vida entera de Jesús, y que sus seguidores hemos de introducir en la historia humana. Lo decía Pablo VI: es un deber de la Iglesia «ayudar a que nazca la liberación... y hacer que sea total».
No es posible vivir y anunciar a Jesucristo si no es desde la defensa de los últimos y la solidaridad con los excluidos. Si lo que hacemos y proclamamos desde la Iglesia de Jesús no es captado como algo bueno y liberador por los que más sufren, ¿qué evangelio estamos predicando? ¿A qué Jesús estamos siguiendo? ¿Qué espiritualidad estamos promoviendo? Dicho de manera clara: ¿qué impresión tenemos en la iglesia actual? ¿Estamos caminando en la misma dirección que Jesús?
José Antonio Pagola
3 Tiempo ordinario - C
(Lucas 1,1-4; 4,14-21)

Religión y economía

Ayer, 18 de Enero de 2016, se dio a conocer en todo el mundo el informe de Oxfam, que lleva por título: “Una economía al servicio del 1%”. Esto significa que la economía mundial se está gestionando de manera que se ha constituido en el sistema económico, político y jurídico más violento y canalla que ha conocido la historia de la humanidad.
Jamás hubo en el mundo ni tiranos, ni dictadores, dotados con un poderío semejante y de cuya conducta se siguieran consecuencias tan mundialmente destructivas y causantes de tanta devastación, tanta humillación, tanta desigualdad, tanto sufrimiento y tanta muerte. No estamos hablando de los campos de exterminio de la segunda guerra mundial. Lo que tenemos ante todos, y a la vista de todos, son naciones y continentes de exterminio, de los que las 62 personas más ricas del mundo (y sus más cercanos colaboradores) saben que podrán seguir concentrando riqueza sobre la base de que más de 3.000 millones de seres humanos se vean cada año más limitados en sus posibilidades de seguir viviendo.
Con un agravante estremecedor. No se trata sólo de reducir la población mundial a la mitad. Lo que estamos viendo es que un genocidio, que nadie pudo imaginar, se está llevando adelante, aceptando incluso que el planeta tierra quede destrozado y sin remedio para siempre.
No denuncio la perversión moral de los más ricos y sus colaboradores. Denuncio la perversión del sistema. Y denuncio, por tanto, a cuantos desean que este sistema funcione mejor. Porque eso equivale a desear que aumente la desigualdad, el sufrimiento y la devastación.
Por otra parte - y esto es lo más importante que quiero destacar aquí -, yo me pregunto si en este desastre tienen responsabilidad las religiones. La tienen, desde luego. Por la responsabilidad que tenemos, en este espantoso desastre, las personas que nos consideramos creyentes. Por nuestro silencio ante las autoridades civiles y ante las autoridades religiosas. Porque, con frecuencia, “legitimamos” al sistema colaborando con él. Porque utilizamos la religión, con sus rituales y ceremonias, para tranquilizar nuestras conciencias.
Y si a todo esto sumamos la conciencia de sumisión y subordinación, que entraña la experiencia religiosa, se comprende que las jerarquías dominantes, en cada religión, se vean legitimadas para vivir en la contradicción de tantos jerarcas que, en demasiados casos, viven exactamente al revés de lo que representan y predican.
La consecuencia, que se sigue de lo dicho, resulta cada día más preocupante. Las religiones han derivado hacia sistemas de poder que, en la situación actual, si quieren mantenerse tal como perviven ahora, no tienen más remedio que vivir integradas en la contradicción canalla del sistema dominante. Y esto seguirá siendo así, por más que las religiones prediquen lo contrario o publiquen documentos de protesta y denuncia. Mientras los creyentes no entremos en contradicción con este sistema devastador, inevitablemente nos haremos cómplices de sus consecuencias de destrucción y muerte.

06 enero 2016

Balance del Año según...

"Mi percepción a medida que envejezco es que no hay años malos.
Hay años de fuertes aprendizajes y otros que son como un recreo, pero malos no son.
Creo firmemente que la forma en que se debería evaluar un año tendría más que ver con cuánto fuimos capaces de amar, de perdonar, de reír, de aprender cosas nuevas, de haber desafiado nuestros egos y nuestros apegos.
Por eso, no debiéramos tenerle miedo al sufrimiento ni al tan temido fracaso, porque ambos son sólo instancias de aprendizaje.
Nos cuesta mucho entender que la vida y el cómo vivirla depende de nosotros, el cómo enganchamos con las cosas que no queremos, depende sólo del cultivo de la voluntad.
Si no me gusta la vida que tengo, deberé desarrollar las estrategias para cambiarla, pero está en mi voluntad el poder hacerlo.
“Ser feliz es una decisión”, no nos olvidemos de eso.
Entonces, con estos criterios me preguntaba qué tenía que hacer yo para poder construir un buen año porque todos estamos en el camino de aprender todos los días a ser mejores y de entender que a esta vida vinimos a tres cosas: -a aprender a amar -a dejar huella -a ser felices.
En esas tres cosas debiéramos trabajar todos los días, el tema es cómo y creo que hay tres factores que ayudan en estos puntos:
-Aprender a amar la responsabilidad como una instancia de crecimiento.
El trabajo sea remunerado o no, dignifica el alma y el espíritu y nos hace bien en nuestra salud mental. Ahora el significado del cansancio es visto como algo negativo de lo cual debemos deshacernos y no cómo el privilegio de estar cansados porque eso significa que estamos entregando lo mejor de nosotros.
A esta tierra vinimos a cansarnos,.......
-Valorar la libertad como una forma de vencerme a mí mismo y entender que ser libre no es hacer lo que yo quiero.
Quizás deberíamos ejercer nuestra libertad haciendo lo que debemos con placer y decir que estamos felizmente agotados y así poder amar más y mejor.
-El tercer y último punto a cultivar es el desarrollo de la fuerza de voluntad, ese maravilloso talento de poder esperar, de postergar gratificaciones inmediatas en pos de cosas mejores.
Hacernos cariño y tratarnos bien como país y como familia, saludarnos en los ascensores, saludar a los guardias, a los choferes de los micros, sonreír por lo menos una o varias veces al día.
Querernos. Crear calidez dentro de nuestras casas, hogares, y para eso tiene que haber olor a comida, cojines aplastados y hasta manchados, cierto desorden que acuse que ahí hay vida.
Nuestras casas independientes de los recursos se están volviendo demasiado perfectas que parece que nadie puede vivir adentro.
Tratemos de crecer en lo espiritual, cualquiera sea la visión de ello.
La trascendencia y el darle sentido a lo que hacemos tiene que ver con la inteligencia espiritual.
Tratemos de dosificar la tecnología y demos paso a la conversación, a los juegos “antigjbuos”, a los encuentros familiares, a los encuentros con amigos, dentro de casa. Valoremos la intimidad, el calor y el amor dentro de nuestras familias.
Si logramos trabajar en estos puntos y yo me comprometo a intentarlo, habremos decretado ser felices, lo cual no nos exime de los problemas, pero nos hace entender que la única diferencia entre alguien feliz o no, no tiene que ver con los problemas que tengamos sino que con la ACTITUD con la cual enfrentemos lo que nos toca.
Dicen que las alegrías, cuando se comparten, se agrandan. Y que en cambio, con las penas pasa al revés. Se achican.
Tal vez lo que sucede, es que al compartir, lo que se dilata es el corazón.
Y un corazón dilatado esta mejor capacitado para gozar de las alegrías y mejor defendido para que las penas no nos lastimen por dentro".
MAMERTO MENAPACE, 
monje benedictino.

Carta de despedida

3 de diciembre de 2015

Querida Cristina:

Ante todo perdón por tratarte así, tan desenfadadamente, pero así te llaman muchos. Y así elegimos llamarte.

Estás terminando tu segundo mandato constitucional como presidenta de todos los argentinos, y no quisiéramos que te vayas sin nuestro abrazo y nuestra memoria agradecida.

Podríamos mencionar decenas y decenas de motivos y razones para darte gracias, pero sería tedioso. Simplemente, entonces, queremos resumirlo en uno: gracias porque fuiste responsable excluyente de que los pobres, las víctimas de las exclusiones varias, las víctimas de tantas violencias (desde las violencias genocidas hasta las familiares) hoy estén mejor. ¡Mucho mejor! Hasta el último día enfrentaste a sectores poderosos desde empresarios a judiciales, internacionales y mediáticos.

Y suponemos – o mejor, creemos – que te has sentido acompañada. Y esperamos que nos hayas sentido cerca en ese acompañamiento.

Pronto todos comenzaremos una nueva etapa. Etapa que muchos vislumbramos dura y triste. Y no quisiéramos que la comiences sin nuestro abrazo. Y que sepas que no está en nuestro ADN bajar los brazos en la lucha en favor de los pobres… para que haya cada vez menos pobres y que los que lo son sean menos pobres en justicia y dignidad.

Esperamos, en este tiempo, seguir encontrándonos en los caminos del pueblo mientras seguimos “andando, nomás” como decía el querido obispo Angelelli.

Hasta siempre, querida Cristina. ¡Hasta pronto! Y que Jesús y la Virgen de Luján te sigan acompañando

Siguen las firmas

1. Marcelo A. Ciaramella (Quilmes)
2. Roberto Angeli (Quilmes)
3. Ignacio Blanco (Quilmes)
4. Francisco Olveira (Avellaneda-Lanús)
5. Ricardo Carrizo (Quilmes)
6. Félix Gibbs (Quilmes)
7. Pablo Agüero (Quilmes)
8. Eduardo Rodríguez (Quilmes)
9. Roberto Ferrari (San Isidro)
10. Nestor D. Cruz García (San Isidro)
11. Eduardo de la Serna (Quilmes)
12. Carlos Gómez La Plata)
13. Daniel Echeverría (San Justo)
14. Rodolfo Viano (Bahía blanca)
15. Juan Damico (Bahía Blanca)
16. Javier Buere (Quilmes)
17. Alfredo Torqui (Chaco)
18. Carlos Baigorrí (La Rioja)
19. Raul E. Vera (Río Cuarto)
20. Oscar Miñarro (Merlo-Moreno)
21. Adolfo González (Quilmes)
22. Jorge Cloro (Quilmes)
23. Jorge Torres (Quilmes)
24. Fermín Gauna (Quilmes)
25. Carlos Guerrera (Quilmes)
26. Marcelo Eyheramendy (Quilmes)
27. José Luis Calcagno (Quilmes)
28. Nelson Barrios (Quilmes)
29. Enio Cargnello (Quilmes)
30. Lucio Carvalho Rodrigues
31. Eduardo Brites (Quilmes)
32. Roberto Murall (La Rioja)
33. Marcelo Margni (Quilmes)
34. Carlos M. Vázquez (Quilmes)
35. Luis Pereyra (Quilmes)
36. Horacio Gallo (Quilmes)
37. Damián Burghardt (Quilmes)
38. Gustavo Módica (Quilmes)
39. Sergio Agüero (Quilmes)
40. Daniel Viera (Quilmes)
41. Rubén Biendell (Quilmes)
42. Miguel Hrymacz (Quilmes)
43. Sergio Ortiz (Quilmes)
44. Ariel Aguilera (Quilmes)
45. Germán Pravia (Quilmes)
46. José I. Stillante (Quilmes)
47. Ricardo Orozco (Quilmes)
48. Ricardo Modarelli (S. C. de Bariloche)
49. Basilicio Britez (San Justo)
50. Raúl Gabrielli (C.A.B.A. – Centroamérica)
51. Gonzalo Llorente (La Rioja)
52. Sergio Gómez Tey (Merlo-Moreno)
53. Carlos Ponce de León (Córdoba)
54. Sergio Raffaelli (Santiago del Estero)
55. Rubén Lassaga (Santiago del Estero)
56. Marcelo Trejo (Santiago del Estero)
57. Rubén Cruz (Humahuaca)
58. José Piguillem (Merlo Moreno)
59. Alberto Cruz (San Justo)
60. Gustavo R. Varela (Neuquén)
61. Eduardo Farrell (Merlo-Moreno)
62. Gustavo Rey (San Miguel)
63. Juan Carlos Di Sanzo (Chascomús)

Sus corazones buscan la verdad

reyes-magos

Ante el nacimiento de Jesús se pueden adoptar actitudes muy diferentes. El relato de los magos nos habla de la reacción de tres grupos de personas. Unos extranjeros -paganos- que lo buscan, guiados por la pequeña luz de una estrella. Los representantes de la religión del Templo -los Sumos Sacerdotes-, que permanecen indiferentes. El poderoso rey Herodes que solo ve en él un peligro.
A los Sumos Sacerdotes su seguridad religiosa los ciega. Conocen dónde tiene que nacer el Mesías, pero ninguno de ellos se acercará a Belén. Se dedican a dar culto a Dios, pero no sospechan que su misterio es más grande que todas las religiones, y tiene sus caminos para encontrarse con todos sus hijos e hijas. De esta manera nunca podrán reconocer a Jesús.
El rey Herodes, poderoso y brutal, solo ve en Jesús una amenaza para su poder y su crueldad. Hará todo lo posible para eliminarlo. Desde el poder opresor solo se puede “crucificar” a quien trae liberación.
Mientras tanto, los magos, que no pertenecen al pueblo elegido y nada sabemos de su religión, prosiguen su búsqueda: La pequeña luz de la estrella los atrae hacia el pequeño pueblo de Belén, lejos de todo centro de poder. Sus corazones buscan la verdad.
Al llegar, lo único que ven es al “niño con María, su madre”. Nada más. Un niño sin esplendor ni poder alguno. Una vida frágil que necesita el cuidado de una madre. Es suficiente para despertar en los magos la adoración.
El relato es desconcertante. A este Dios, escondido en la fragilidad humana, no lo encuentran los que viven instalados en el poder o encerrados en la seguridad religiosa. Se les revela a quienes, guiados por pequeñas luces, buscan incansablemente una esperanza para el ser humano en la ternura y la pobreza de la vida.
A partir de un texto de José Pagola.

Feliz Navidad y Año Nuevo

Feliz Navidad y Año nuevo.





23 diciembre 2015

No queremos que nos salven, déjennos vivir en paz.

Lo que esta ocurriendo en Argentina supera nuestra imaginación. Un gobierno elegido en tres tandas de elecciones democráticas legitimas y limpias, asume el poder y se transforma en un gobierno de facto. De golpe prescinde de la legitimidad jurídica buscando vericuetos inverosímiles de la ley para saltearse lo mandado en ella. Prescinde de la Constitución Nacional para determinar el día, la hora y la forma de asumir el mando, prescinde de convocar sesiones extraordinarias del Congreso Nacional para no darle trato parlamentario a los temas urgentes, prescinde de los protocolos de actuación de las fuerzas policiales en las manifestaciones publicas y dialoga con trabajadores en protesta por el inminente cierre de su fuente de trabajo solo después de haberles dado una paliza feroz con palos y balas. Prescinde de lo mandado en la Constitución y las leyes acerca de los cargos vitalicios y quiere removerlos con policías y actuaciones prepotentes. Montado en el discurso de la reducción de la pobreza toma medidas compulsivas que automáticamente transfieren miles de millones de pesos a los sectores empresarios y exportadores y 400 $ per cápita a los beneficiarios de la AUH para se compren la sidra. Los propios funcionarios guapean en los medios jactándose de que no van a cumplir leyes que no les gustan, bordeando el incumplimiento de los deberes de funcionario publico.
La derecha de nuestro país siempre tuvo un sesgo autoritario. Por eso nunca hasta ahora había tenido prejuicios de llegar al poder por fuera de las vías democráticas sino ayudada por las fuerzas armadas en contextos represivos. Este no es el caso pero aun así la vía democrática por la que accedieron al poder no los ha transformado evidentemente en republicanos. Pero tanta irracionalidad y prepotencia no es ingenua. Tiene un relato detrás que juega de autojustificación y convierte en “necesarias” estas medidas atropelladas y violentas. Nos vienen a salvar del populismo, del desorden y el aluvión zoológico. Son los dueños (o los gerentes) del país. Declaran que todo lo construido por otros durante años es basura, porque ellos son los portadores de la alegría. Ellos son la normalidad. Son la reserva moral contra la corrupción.
Nótese que las dictaduras recientes a pesar de haber tomado el poder por asalto utilizaron un “leitmotiv”, un slogan apoyado en una presunta noble tarea de rescate. La “Revolución Libertadora” contra Perón en el ‘55, la “Revolución Argentina” de Onganía y el “Proceso de Reorganización Nacional” mas reciente. Ahora en un contexto democrático y un clima de época mas modernoso y light también debe haber una revolución: “La Revolución de la Alegría” acompañada de un imperativo: Cambiemos.
Estos procesos de derecha nos sugieren cambio radical revolucionario, un volver a empezar compulsivo. Incendiar todo lo anterior, aniquilarlo, desaparecerlo, no dejar ni huellas ni rastros de un proceso civilizatorio anterior. Como en el 55, esconder bien lejos a Perón y prohibir su nombre. Como en el 76 “liberarnos del enemigo apátrida” como justificación de un genocidio. Porque nos venden que la verdadera civilización son ellos. Lo anterior fue un desorden, un autoritarismo, un desquicio, un error. Y es verdad porque lo dicen ellos que son los dueños de todo, incluso de la verdad. Y aunque los que llegan hagan ahora las cosas que criticaron antes, no importa, ellos son distintos. Los Yuanes chinos era papeles de colores fantasiosos en el gobierno anterior. Ahora sirven, suman son importantes porque los usan ellos. Las leyes son buenas pero a veces no sirven, son ellos la garantía del orden. Aquí hay una mentira grave: su discurso y su “ser” son lo que legitima sus practicas. No la Constitución o la Ley. Es un gobierno de facto.
La historia se repite aunque en moldes distintos. Pero ese impulso arrasador y ese relato pseudorevolucionario viene acompañado de una fuerte carga irracional. Porque vienen a liberarnos de cosas buenas y las reemplazan con cosas peores. Vienen a liberarnos de la distribución de la riqueza, la valorización del salario y nos traen la alegría de la devaluación, la inflación y el endeudamiento externo. Vienen a liberarnos de la libertad de expresión y nos traen la alegría del blindaje mediático oficial y los medios concentrados. Vienen a liberarnos de un gobierno que nos permitió ganar la calle como lugar de cultura y expresión y nos traen la alegría de estar encerrados por miedo a que nos repriman. Ya lo dijo Maria Elena Walsh: en el Reino del Revés cabe un oso en una nuez.
No queremos que nos liberen de nada, déjennos vivir en paz. No necesitamos que vengan a fumigar al pueblo infectado de populismo y vagancia. Respeten las leyes, cumplan la palabra empeñada si es que vale algo, respeten lo construido aunque no les guste, abandonen la lógica de la superioridad patoteril del patrón de estancia. Construyan a su estilo si quieren pero sin destruir, ni mentir descaradamente, sin atropellar por fuera de la ley, sin volcar la economía del lado de los siempre ganadores.
No vamos a dejar que nos impongan una felicidad artificial y autoritaria que encubre un futuro sombrío para nuestro pueblo.
    Foto de Marcelo Ciaramella.

04 diciembre 2015

"Puerta de la Misericordia"

El día 8 de diciembre, fiesta de la Inmaculada Concepción, el Papa Francisco va a abrir la "Puerta de la Misericordia" como gesto de inicio del "Año de la Misericordia". Él nos convoca a celebrar todo un año de gracia para que, como Iglesia, salgamos al encuentro de quienes más sufren y se sienten abandonados y oprimidos por la injusticia, la soledad, el desamparo... Francisco nos invita a ser testigos de la misericordia de Dios Padre que Jesús nos reveló. También nos invita a que cada diócesis abra una "Puerta de la Misericordia" en su Iglesia Catedral el domingo siguiente (13 de diciembre), para que todos entremos por esa puerta y demos comienzo también a este Año de la Misericordia en nuestra Iglesia particular. 

Por eso estamos convocados el domingo 13 a las 19 hs. en la Capilla del Colegio "San José" (Av. Mitre y 9 de Julio, a 3 cuadras de la Catedral de Quilmes) para comenzar la celebración allí y luego ir en procesión hacia la Catedral para "abrir la puerta", ingresar y celebrar la Eucaristía. Después de la misa compartiremos unas ricas tortas fritas y algo de jugo.

A partir de ese día, los lugares de peregrinación en nuestra diócesis donde se podrán obtener las indulgencias en el Año de la Misericordia –del 8 de diciembre de 2015, solemnidad de la Inmaculada Concepción, al 20 de noviembre de 2016, solemnidad de Jesucristo Rey del Universo– son: 
  *  Iglesia Catedral (Rivadavia 355, Quilmes Centro); 
  *  San Cayetano (Mosconi 21, Quilmes Oeste); 
  *  San Francisco Solano (Calle 844 Nº 2155, San Francisco Solano); 
  *  Nuestra Señora de la Guardia (Belgrano esquina Zapiola, Bernal); 
  *  Sagrada Familia (Calle 148 Nº 1351, Berazategui);  
  *  San Cayetano (Calle 151 Nº 663 entre calles 11 y 12, Berazategui); 
  *  San Juan Bautista (25 de mayo 611, Florencio Varela); 
  *  San Cayetano (El Zonda y El Atalaya km. 26, Florencio Varela); 
  *  Casa Beato Cura Brochero (Trenque Lauquen 2551, Barrio “El Rocío”, Bosques.); 
  *  Santuario de Schoenstatt (Calle 56 Nº 625, Florencio Varela); 
  *  Carpa misionera de la Virgen
  *  Jesús de la Divina Misericordia (Esquel entre Río Atuel y Río Gualeguay, Ezpeleta); 
  *  Jesús de la Divina Misericordia (Uruguay 2281, Quilmes Oeste).

En cualquiera de este templo los fieles cristianos alcanzarán la indulgencia siempre que participen en una celebración litúrgica o tengan un tiempo de recogimiento y meditación.

22 noviembre 2015

21 noviembre 2015

¡¡DIVINO!!!

por Eduardo de la Serna

En lo personal juzgo genial a Mel Brooks, el gran director de comedias cinematográficas. Fiel a su estilo, hizo una parodia-homenaje del cine mudo en la película llamada “Silent Movie”, traducida (sic) al castellano como “la última locura de Mel Brooks” (¿?). Allí, un viejo director está dejando el alcohol y se dirige a su viejo estudio proponiendo una genialidad: una película muda. Pero una financiera, traducida al castellano como “Abarca y Devora”, pretende hundir el viejo estudio para luego comprarlo a muy bajo costo. Las reuniones de la financiera comienzan con una oración – o adoración – al símbolo pesos.
Esto me recordó siempre un brillante artículo de Víctor Codina “el Dios de la vida y los dioses de la muerte” publicado hace muchos años donde hace referencias expresas al ídolo del dinero (mencionando expresamente al dólar y su lema “In God we Trust”). José Luis Sicre hace ya muchos años presentó en el Instituto Bíblico – donde hoy es profesor titular – su tesis doctoral “Los dioses olvidados” sobre la idolatría de las riquezas y los ejércitos extranjeros; su idea principal es que los verbos “confiar” y “estar seguros” sólo deben dirigirse a Dios (ni siquiera a las “cosas de Dios”, como la alianza, el Templo, etc…). Cuando se confía/está seguro ante lo que no es Dios (como confiar en los ejércitos o estar seguros en las riquezas) se entra en el terreno de la idolatría. No hace falta señalar que Jesús de Nazaret – como buen judío – siguió en esa misma corriente destacando que no se puede “servir al dios dinero” – Mammona – porque se aborrecerá a Dios, y que además el César debe “devolverle a Dios” lo que le ha quitado haciéndose él mismo divino.
Esta actitud hacia el dinero es inseparable de la actitud frente a los pobres. La actitud o mirada bíblica – particularmente de los Evangelios – frente a los `pobres es inseparable de la actitud frente a los ricos (es evidente que es imposible que un camello pase por el ojo de una aguja).
Los obispos latinoamericanos en Puebla retomaron el tema de los ídolos destacando que nada es más liberador que decir “Sólo al Señor adorarás” (491).
En esa misma línea teológica fue muy frecuente escuchar al beato Oscar Romero, obispo mártir de El Salvador hablando de la derecha y su “dios dinero”: “Cristo dijo un día: No he venido a traer la paz sino la división, y habrá división hasta en la misma familia, porque unos quieren vivir más cómodamente, según los principios del mundo, del poder y del dinero, y otros, en cambio, han comprendido el llamamiento de Cristo y tienen que rechazar todo lo que no puede ser justo en el mundo” (13/11/77). “La denuncia de la idolatría ha sido siempre la misión de los profetas y de la Iglesia. Ya no es el dios Baal, pero hay otros ídolos tremendos de nuestro tiempo: el dios dinero, el dios poder, el dios lujo, el dios lujuria. ¡Cuántos dioses entronizados en nuestro ambiente! Y la voz de Oseas tiene actualidad también ahora para decirle a los cristianos: No mezclen con la adoración del verdadero Dios esas idolatrías. No se puede servir a dos señores: al Dios verdadero y al dinero. Se tiene que seguir a uno sólo” (11/6/78).
El tema del “dios dinero” también es frecuente en los discursos del Papa Francisco: "Luchemos todos juntos contra el ídolo dinero, contra un sistema sin ética, injusto, en el que manda el dinero" (8/11/15). “Cuando el capital se convierte en ídolo y dirige las opciones de los seres humanos, cuando la avidez por el dinero tutela todo el sistema socioeconómico, arruina la sociedad, condena al hombre, lo convierte en esclavo, destruye la fraternidad interhumana, enfrenta pueblo contra pueblo y, como vemos, incluso pone en riesgo esta nuestra casa común… nuestra fe es revolucionaria, porque nuestra fe desafía la tiranía del ídolo dinero” (9/7/15).
Sin duda que hablar de “ídolos” supone culto, templos, ofrendas, víctimas, sacerdotes… Y acá me permito – para concluir – una referencia a los idólatras locales. “El mercado” (así llamado, personal, como entidad) fijará el precio del dólar, esa “mano invisible” es la que regula. Sólo cuando se derrame caerá sobre los de abajo “el sobrante” (que nunca cae). Sacerdotes como Thomas Griesa tienen la garantía de la ortodoxia, “y lo que Griesa termine diciendo, eso hay que hacerlo”. Por cierto en el altar del Mercado se inmolan al Dios dinero millones de pobres, niños, jubilados que se sumergirán en la pobreza como “efectos colaterales”. El Mercado aparece como el Dios omnipotente y omnipresente, invisible y todopoderoso que decide la suerte de los pobres, las víctimas en las que la UIA, IDEA, La Mesa de Enlace, AEA y tantos sacerdotes ofrecen el rito de la “compra-venta” en los Templos bancarios y financieros que “abarcan y devoran” para alimentar a Moloc, o a Saturno-Cronos el dios que devora a sus hijos.
Elegir entre “el mercado” o “los pobres” parecería ser el desafío. Los pobres como “vicarios de Cristo”, el “mercado como dios de muerte”. En lo personal no tengo dudas, sé bien a quien no voy a votar.

Foto de Grupo de Curas en la Opción por los Pobres.

20 noviembre 2015

NO SE PUEDE SER CRISTIANO Y NEOLIBERAL

P. Obispo Miguel Esteban Hesayne,
Obispo emérito de Viedma, Argentina

Porque un cristiano es discípulo de Jesús, cuyo mandamiento frontal de toda su doctrina es el amor solidario. Y expresado en sentencia lapidaria por la boca del mismo Maestro: “la felicidad está más en dar que en recibir” (Hechos 20,35).
Porque el perfil cristiano se define por la participación equitativa. No hay vida cristiana sin comunidad de bienes y personas. La Iglesia es comunión de personas, cuyo signo es la convivencia fraterna, demostrada en el paradigma de la comunidad cristiana de los orígenes cristianos donde se revela textualmente: “repartían el dinero según las necesidades de cada uno” (Hech 2, 45).
No se puede ser cristiano y neoliberal, porque el neoliberalismo sigue siendo en la historia real el capitalismo a secas. La doctrina neoliberal, y su práctica lo demuestra con las consecuencias más dramáticas, se sitúa en las antípodas del Evangelio del Señor Jesús.
Por una parte, Jesucristo fue en su vida histórica el Hombre en el que se encarnó Dios para señalar la conducta de todo Hombre que viene a este mundo. Por eso, hubo escrito-res sagrados que enseñaron la bella utopía de que la tarea cristiana es adquirir las “costumbres de Dios”. No hicieron nada más que fundarse en las palabras que leemos en el Evangelio de Mateo 5,48: “sean tan buenos como lo es el Padre Celestial” o en estas otras de san Juan (15,12) “Amense unos a otros como yo los he amado”. Y comenta el apóstol en su 1ª carta: “En esto hemos conocido el amor: en que él entregó su vida por nosotros. Por eso, también, nosotros debemos dar la vida. Si alguien vive en la abundancia y viendo a su hermano en la necesidad le cierra su corazón, ¿cómo permanecerá en él el amor de Dios? Hijitos míos, no amemos sola-mente con la lengua y de palabra sino con obras y de verdad” (3,16-18).
El cristiano es el imitador de Jesucristo. Y Jesucristo es el hombre para los demás... La personalidad cristiana consiste en un darse y el Espíritu que la anima es el que impulsa a formar, de toda la humanidad, una comunidad fraterna, justa y solidaria, con igualdad de posibilidades para todos. Es la nueva civilización del Amor, es la alterna-tiva de una convivencia ciudadana desde los valores de Jesucristo el Señor de la Historia. El ser cristiano consiste en dejarse animar por el Espíritu del Resucitado que recrea el mundo de los hombres en un mundo nuevo habitable para la familia de los hijos de Dios. Por lo contrario, el neoliberal, orientado básicamente en la mentalidad capitalista cuya dinámica interna lleva a la acumulación de bienes, se nutre en su actividad económica del:
-espíritu de lucro, es decir, deseo de obtener ganancias indefinidamente crecientes;
-espíritu de competencia, exacerbado por un fuerte individualismo. Esto provoca la rivalidad o lucha entre los individuos para conseguir mayores ganancias posibles y hace tender siempre hacia el monopolio, que representa el máximo de libertad propia y el máximo de limitación ajena;
-espíritu de racionalización, es decir, apreciar todas las cosas basándose en cálculos efectuados en términos de rendimientos y costes.
El espíritu del neoliberalismo es diametralmente opuesto al Espíritu de los cristianos:
-porque en el país donde se implanta, engendra muerte marginando fríamente a la mayoría sobrante, creando la clase de los excluidos;
-porque deshumaniza la técnica y vacía de contenido humano los progresos económicos, que en el proyecto cristiano deben servir para una equitativa distribución;
-porque altera y corrompe la libertad y la democracia ya que no las acompaña de los valores de la justicia, la verdad y el amor solidario;
-porque su dogmatismo e inflexibilidad en la imposición de la ley de mercado, niega e impide toda posibilidad de alternativa y deja de existir de hecho una convivencia comuni-taria a causa de la absolutez de los intereses privados de una minoría todopoderosa;
-porque -de hecho- se violan elementales derechos humanos exigidos para lograr la dignidad humana tanto personal como comunitaria.
En fin, no se puede ser cristiano y neoliberal porque la fe cristiana promueve la cultura de la vida y la ideología neoliberal, en su realización histórica, es la antesala de la muerte para la mayoría excluida. Es decir, el cristiano se define por la construcción de la PAZ que Jesucristo conquistó con su muerte y resurrección y la da a todo hombre y mujer de buena voluntad.
Foto de Grupo de Curas en la Opción por los Pobres.

NIÑOS DE SIRIA ESTÁN MURIENDO

Este vídeo no me pertenece tan solo es un aporte mio hacia la comunidad Siria, me siento tan indignado que quiero mostrarles lo que los niños sirios están sufriendo espero que les guste. COMPARTE.



Luz para los niños de Francia que desde anoche sufren el terror. Luz para los niños de Siria que desde septiembre sufren los bombardeos franceses. Luz para los niños refugiados de Medio Oriente que huyen del fuego cruzado entre el ISIS y el resto del mundo, que ya no tendrán entrada en Europa después de esto. Luz para los niños musulmanes que nuevamente serán segregados y discriminados.
Luz para los niños de cualquier nacionalidad, raza o religión, porque son siempre los que más sufren y los que nunca tienen ninguna responsabilidad.
Perdón también por ser un adulto hoy y no estar logrando dejarles un mundo digno de ser habitado.

06 octubre 2015

Philippe Barbarin: "Francisco es un hombre sólido que se merece el nombre de Pedro"

Publicado el 14/03/2013
http://es.euronews.com/ El arzobispo de Lyon, uno de los más jóvenes cardenales presentes en el cónclave, conoce bien al nuevo papa.

Philippe Barbarin considera que la elección de Jorge Mario Bergoglio ha sido la correcta ya que ante todo y según él es un hombre sencillo de fuertes creencias.

"Cuando he visto que era él, he pensado que era el hombre que necesitábamos. Por las cosas más profundas, como el amor por lo sencillo, su corazón de pastor, su fuerza ante las adversidades políticas en América Latina. Es una persona que ha dibujado una línea fuerte, clara y encuentro que muy reconfortante. También la línea pastoral, que es la que más me gusta. Entra por la buena puerta. Sabe hablarnos del bautismo y esto para mí es algo que tiene mucha importancia", decía Barbarin

"Es un hombre sólido, que se merece el nombre de Pedro. El sucesor de Jesús, Pedro, es Kefa y Dios le puso ese nombre porque en hebreo significa piedra. Asimismo es un hombre que nos va a reafirmar en la fe, que nos conducirá a la puerta de entrada a la fe, como decía antes con el bautismo. Eso es algo clave. Y estoy seguro, he constatado y con muchos ejemplos, que se interesa por las personas, una a una y que las quiere. Le veréis en Rio de Janeiro, ante 4 millones de jóvenes, veréis como se dirigirá a ellos. Es alguien que escucha a todo un pueblo, a una masa enorme de gente y al mismo tiempo a cada individuo porque cada individuo es un tesoro", concluía.


Cardenal Barbarin: "La Iglesia no puede rechazar a nadie por ser homosexual"

En su diócesis de Lyon cuenta con colaboradores homosexuales

Blázquez: "En el Sínodo no hay grupos que van por un lado o por otro"
El arzobispo de Lyon (Francia), cardenalPhilippe Barbarin, ha asegurado hoy que la doctrina de la Iglesia sobre los homosexuales "no es nueva" aunque "el papa la presenta de forma diferente" y consiste en que "la Iglesia no puede rechazar a nadie por ser homosexual".
Barbarin, primado de la Iglesia en Francia, ha ofrecido hoy una conferencia en Logroño, donde se encuentra para impartir una jornada de formación a los sacerdotes riojanos y ha aludido al sínodo que ha comenzado hoy, tras el que considera que el Papa "no dirá cosas nuevas, porque la palabra es eterna" pero "dirá las cosas de siempre de manera nueva".
En esta misma línea ha subrayado la importancia de "la libertad"· a la hora de afrontar la situación de los homosexuales en la Iglesia.
"Hay dos tipos de sacerdotes al recibir a los homosexuales, uno les dice que el reglamento de la Iglesia es una tontería y el otro solo se ciñe a él" y "mientras el primero mata a Dios, el segundo mata a las personas".
Por eso cree que lo que el papa propone y reafirmará tras el sínodo es "en primer lugar acoger a los hijos de Dios y servirles".
El cardenal de Lyon ha advertido del "problema que parece haber en la sociedad con la libertad" ya que "se considera todo se ciñe a reglamentos que hay que cumplir" y "eso no es cristiano".
"La Iglesia no puede rechazar a nadie, cada uno debe estar en su lugar, pero todos tienen su puesto", ha dicho, y ha afirmado que él mismo tiene en su diócesis colaboradores homosexuales y "les quiero y traen muchas cosas importantes en la comunidad", ha dicho Barbarin, que este mismo año criticó la regulación en Francia sobre el matrimonio homosexual.
Y ha subrayado que "si una persona es gay y busca a Cristo, quiénes somos nosotros para juzgarlo" y esa persona "va adelante de Dios como cada uno, para todos es igual y solo hay una palabra de Dios y un amor de Dios".


Por otro lado, y en declaraciones a la Cope, el cardenal de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez, ha subrayado que "ha sido una mañana intensa y serena y hemos llevado el ritmo que llevaremos a lo largo de estas tres semanas. El Papa ha pedido tres actitudes a los padres sinodales, coraje apostólico, humildad evangélica, escuchar y al mismo tiempo una oración confiada. Tres actitudes para los padres sinodales y para sí mismo, no tener miedo a los problemas de nuestro tiempo y no temer a la sociedad contemporánea, nosotros también somos de hoy, no de ayer o antes de ayer, queremos prestar un servicio desde aquí a la Iglesia y también a la humanidad porque estamos tratando un tema que afecta a la sociedad entera, el matrimonio y la familia y todos estamos implicados como padres, como abuelos... y tenemos que tratarlo con mucho respeto".
"No hay nada de trincheras, en esas expresiones hay mucho de imaginativo. Cada uno tiene sus propias experiencias. El matrimonio y la familia son células vivas en la sociedad, el matrimonio une desde el amor y la fidelidad. Hay diferencias que son legítimas y no contradictorias y eso hay que entenderlo. Unas personas somos varones y nuestra personalización va en la línea de ser varones y otras personas son mujeres y van en la línea de madurar como mujeres. Todos somos iguales en la misma dignidad, todos hemos sido creados a imagen y semejanza de Dios. Es muy bella la vida matrimonial y familiar y eso es algo que quiere destacar el Sínodo", apuntó Blázquez.

29 septiembre 2015

Fiesta de los Santos Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael

Santos Arcángeles, Miguel, Gabriel y Rafael

De todos modos, si nuestro futuro está en lo cielos, ¿por qué no anticiparlo lo más posible? ¿Por qué no vivir en la tierra, como si ya estuviéramos en el cielo? Si hemos de vivir para siempre en el cielo con nuestros hermanos, ¿por qué no entrenarnos ya ahora con verdadero amor?.   ¿Por qué, durante nuestra jornada terrena, no buscamos más espacios para conversar con Jesús y con la Virgen María? ¿Por qué no cultivamos una amistad más íntima con nuestros santos predilectos? ¿Por qué no tenemos más familiaridad con los ángeles?Y esto, no para desentendernos de nuestros compromisos temporales, sino para ser más responsables.



Miguel significa "¿quién como Dios?" Fue su divisa de guerra contra Lucifer y los ángeles rebeldes cuando quisieron igualarse con el Creador. Miguel es el jefe de la milicia celestial, es el príncipe de la luz. Es el defensor de la justicia, por lo que se le representa con una balanza. Es el protector y defensor de la Iglesia. Es la fiesta más antigua en honor de los ángeles. Es patrono de radiólogos y de los policías.

Gabriel significa "fortaleza de Dios". Es el anunciador, el gran mensajero celestial. A Daniel le anunció la venida del Mesías. A Zacarías le anunció el nacimiento del precursor de Jesús, Juan el Bautista. Y seis meses después se presentó en Nazaret y trajo a María la noticia más grande y feliz de todos los siglos: el Amor eterno la había escogido para ser madre del Redentor. Es patrono de las comunicaciones y de los filatelistas. El Embajador San Gabriel es también patrono de los embajadores.

Rafael significa "medicina de Dios". Curó a Tobit y acompañó a su hijo Tobías en el viaje que emprendió enviado por su padre. Curó también a Sara, la mujer de Tobías. Es el acompañante fiel y portador de salud. Es patrono de los novios y de los esposos. Le tienen también por patrono los caminantes, los marineros, los ciegos, los enfermos de peste, los farmacéuticos y los médicos.