30 junio 2010

Homenaje a Mons. Novak en el 9º aniversario de su fallecimiento


El próximo 9 de julio se cumplen nueve años del fallecimiento de Mons. Jorge Novak, primer Obispo de la Diócesis de Quilmes. Por tal motivo, ese día se lo recordará bajo el lema «Testigo de las Bienaventuranzas para la Argentina del Bicentenario» en la Catedral de Quilmes (Rivadavia 355, Quilmes).
Los homenajes comenzarán a las 18 horas con la presentación de la obra “Las Bienaventuranzas”, un trabajo realizado por el artista quilmeño Guillermo Rocca que está compuesto por ocho bajo relieves que se ubicarán sobre las ocho columnas de la nave central del templo catedralicio.

Esta presentación estará a cargo del autor de la obra y de Mons. Marcelo Colombo, Obispo de la Nueva Orán (Salta), quien junto con el Dr. Julián Blanco y un grupo de feligreses tuvieron esta idea que ya es una realidad.

A las 18:45 se realizará una bendición y la oración a María "espejo de las bienaventuranzas", y luego, a las 19, Mons. Luis Stöckler presidirá la misa en memoria del Padre Obispo Jorge Novak. De esta manera, la Diócesis de Quilmes recordará a su primer Obispo.

Comentario sobre las imágenes de las Bienaventuranzas
Por Guillermo Rocca

El trabajo rescata la tradición milenaria y popular de la catequesis a través de las imágenes de los templos, pero lo hace desde una mirada actual, tanto en el arte como en la teología.

Conceptualmente abordar a las bienaventuranzas como tema iconográfico, es todo un desafío, no sólo porque muchas veces en el lenguaje corriente las expresiones como por ejemplo, “pobreza de espíritu y mansedumbre”, son ambiguas, sino que además hasta pueden llegar a confundirse.

Por otra parte, en las bienaventuranzas se habla de cualidades espirituales que son abstractas, difíciles de ilustrar. La solución a este problema se encontró ilustrándolas a través de ejemplos del nuevo testamento. Idea que se refuerza al considerar que las Bienaventuranzas son el sustento de la enseñanza de Cristo.

No fue una búsqueda sencilla, porque los ejemplos posibles no son tan directos ni tan evidentes. En algunos casos como el de los misericordiosos y el buen samaritano, la conexión es simple y directa, pero en otros como el de los que anhelan justicia, el ejemplo escogido lleva reflexiones más profundas y complejas.

En la elección de los ejemplos, es importante destacar la participación del Padre Obispo Marcelo Colombo que fue el impulsor del proyecto.

Para expresar todo eso en términos artísticos se buscó un estilo figurativo, que fuera directo, simple, de fácil comprensión, en una primera lectura, pero que a la vez permitiera desarrollar otras lecturas más profundas que actuaran como disparadores que abrieran caminos a la reflexión.

Por otra parte es importante, destacar que se buscó que se relacionaran con las imágenes convencionales existentes en el templo, sobre todo con los relieves del Vía Crucis.

En cuanto a la arquitectura, se pensó que había que realzarla con imágenes muy coloridas, que actuaran como un nexo entre los vitrales superiores colocados en el aventanamiento lateral de la nave central.

La utilización de los nichos en la mampostería a casi seis metros de altura demandó un minucioso estudio técnico de cómo debían ser confeccionadas las imágenes para facilitar su colocación y posterior iluminación.

Las imágenes son relieves policromados, tallados en madera aglomerada y pintados con pinturas acrílicas y esmalte al agua. La iluminación realizada con tiras de leds está cuidadosamente estudiada para resaltar los volúmenes escultóricos sin afectar los colores y procurando que la presencia del artefacto fuera lo más liviana posible.

El trabajo de realización demandó alrededor de un año, que con la iluminación y colocación se extendió a tres meses más.

Al decidirse la disposición de las imágenes en las columnas del templo, se decidió que la última Bienaventuranza , la que habla de los mártires y los perseguidos por la fe, estuviera cerca del oratorio a la memoria del bienaventurado Padre Obispo Jorge Novak. De ahí que se haya decidido bendecir las imágenes dentro de las celebraciones en su homenaje.

La consagración de las mismas a María Inmaculada encuadra también dentro de la particular devoción mariana que tuvo en vida el eminente pastor de la Diócesis de Quilmes.

Publicar un comentario