22 septiembre 2015

Por Si Mañana

El 21 de septiembre se celebra el Día Mundial del Alzheimer. Y para conmemorarlo, muchos internautas están compartiendo una emocionante carta en la que una persona que sufre este terrible mal agradece a su pareja todo el cariño y el cuidado que le ha dado.
Querida Julia:
Te escribo ahora, mientras duermes, por si mañana ya no fuera yo el que amanece a tu lado.
En estos viajes de ida y vuelta cada vez paso más tiempo al otro lado y en uno de ellos, ¿quién sabe?, temo que ya no habrá regreso.
Por si mañana ya no soy capaz de entender esto que me ocurre. Por si mañana ya no puedo decirte cómo admiro y valoro tu entereza, este empeño tuyo por estar a mi lado, tratando de hacerme feliz a pesar de todo, como siempre.
Por si mañana ya no fuera consciente de lo que haces. Cuando colocas papelitos en cada puerta para que no confunda la cocina con el baño; cuando consigues que acabemos riéndonos después de ponerme los zapatos sin calcetines; cuando te empeñas en mantener viva la conversación aunque yo me pierda en cada frase; cuando te acercas disimuladamente y me susurras al oído el nombre de uno de nuestros nietos; cuando respondes con ternura a estos arranques míos de ira que me asaltan, como si algo en mi interior se rebelase contra este destino que me atrapa.
Por esas y por tantas cosas. Por si mañana no recuerdo tu nombre, o el mío.
Por si mañana ya no pudiera darte las gracias.
Por si mañana, Julia, no fuera capaz de decirte, aunque sea una última vez, que te quiero.
Tuyo siempre
T.A.M.R.

Por si mañanaPor si mañana


La misiva, titulada “Por si mañana” es en realidad obra del periodista Jesús Espada que le hizo merecedor del primer premio del III Concurso de Cartas de Amor celebrado en Cobisa (Toledo). La carta fue escrita en verano de 2014, pero se ha convertido en un fenómeno durante estos últimos días.
Espada ganó con ella en la categoría “Mejor carta de amor remitida desde cualquier otro lugar del mundo”. Incluso en la imagen original del texto, que se ha convertido en viral, se puede ver el número 25 escrito en la esquina superior derecha, que fue el código asignado por el jurado del certamen para reconocer el texto.
El autor confiesa a El País que no conoce a nadie que sufra de Alzheimer, pero que quedó impactado al ver el documental “Bicicleta, cuchara, manzana” sobre el ex presidente de la Generalitat y ex alcalde de Barcelona, Pasqual Maragall, que sufre Alzheimer desde hace años.
A pesar de ser un ejercicio literario, muchas personas le han dado igual valor que si fuera real. Y con todo merecimiento: pocas veces se puede expresar tanto sentimiento con tan pocas palabras.  
Publicar un comentario