10 marzo 2015

Segunda Peregrinación Brocheriana

El próximo domingo 15 de marzo, desde la Catedral de Quilmes (Rivadavia 355, Quilmes Centro), la Diócesis de Quilmes se pondrá en marcha para celebrar su Fe.

Tal como lo hiciéramos el pasado año, realizaremos la Segunda Peregrinación Brocheriana a Pie, en donde uniremos los lugares en los que de un modo singular se ha experimentado la cercanía y la presencia del Señor: la Iglesia Catedral“Inmaculada Concepción” (la “Purísima” según el decir del Beato Brochero) y la Casa de Ejercicios Espirituales “Beato José Gabriel del Rosario Brochero”. Es decir, el lugar donde se encuentran los restos del Padre Obispo Jorge Novak y el lugar donde se encuentran los restos del Padre Gino Gardenal.


Partiremos a las 8 de la mañana, contando con la Bendición de nuestro Padre Obispo Carlos José Tissera, desde la esquina de Mitre y Rivadavia (Quilmes Centro) y llegaremos a la Casa de Ejercicios (Trenque Lauquen y Pergamino, Bosques, Florencio Varela) a las 14 aproximadamente, donde celebraremos la misa que presidirá el obispo.
En el camino se realizarán los siguientes descansos:
• El parque Jorge Novak (Smith y Vicente López)
• La parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro (Calchaquí y República de Francia)
• La Plaza del Mate (Ruta Provincial 36 y Thevenet)
 
En estos descansos, diferentes comunidades ofrecerán bebidas y comida para los peregrinos. Invocando a su solidaridad les pedimos la donación de agua mineral y bebidas saborizadas de 500 cm3, papas fritas o palitos salados, grasa, caramelos y chupetines. El lugar de recepción de estas donaciones será la secretaría de la parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro (Calchaquí 4949, Quilmes Oeste) los miércoles 11, jueves 12 y viernes 13, de 17 a 19.
 
Serán 17 kilómetros de hacer camino junto a cientos de hermanas y hermanos que anhelan encontrarse con el Señor, descubrir y enriquecerse en el diálogo con otros peregrinos. Tiempos de oración, de alabanza, de celebración, de diálogo e intimidad con el Señor. Él viaja junto a los peregrinos, Él es peregrino, es el Camino.
Peregrinar nos ofrece la posibilidad de reencontrarnos con nuestra propia historia cristiana, nuestra realidad transitoria en este mundo: somos seres en camino que salimos de nosotros mismos para buscar nuevos horizontes, para buscar respuestas y para hallar sentido a nuestras vidas.
 
Que la bendición del Señor se derrame sobre cada uno de ustedes cual si fuera lluvia que a todos moja.
 
Agradezco la difusión de esta información.
Publicar un comentario