02 noviembre 2014

Padre y Madre nuestra

Padre-Madre nuestra y de todos

incluso de los que no queremos,
Santificado sea tu nombre.
Venga a nosotros tu Reino
de justicia y paz,
aquí en la tierra y en todo lugar.
Hágase tu voluntad ahora y no la nuestra.
Que sepamos compartir el pan de cada día.
Perdónanos nuestras deudas
y que podamos construir un mundo sin deudas ni opresión.
No nos dejes caer en la tentación
de que nada podemos cambiar.
Libramos del sistema del mal,
donde lo más importante es acumular,
que todo eso no nos llegue a gobernar.
Todo esto te lo pedimos a vos,
porque tuyo es el Reino, el poder y la gloria.

Simplemente Carmen

Publicar un comentario