07 agosto 2014

San Cayetano

La fe nos hace peregrinar hacia el Santuario para visitar a San Cayetano y por su intercesión acercarnos a Dios. Nos ponemos en camino sabiendo que también otros lo hacen y junto a ellos compartiremos la fiesta del encuentro.
Poniendo la confianza en nuestro Padre podemos superar obstáculos y dificultades sabiendo que llegados a su casa vamos a ser nuevamente fortalecidos por su providencia.
Así también vamos por la vida, tal vez cargando alguna cruz, llevando algún dolor o sintiendo que alguna herida permanece abierta pero con el deseo de servir a quienes van a nuestro lado, intentando que ellos también experimenten la bondad de Dios.
La Virgen nos ayuda a caminar por la vida llevando a Jesús, poniéndonos al servicio de los demás y celebrando todo lo que Dios hace por nosotros.

Lecturas: Jeremías 17, 7-8; Salmo 84; Lucas 1, 39-45
Oración de los fieles
*San Cayetano, que podamos ser generosos con la fortaleza que nos das y la podamos transmitir a los que nos rodean. Te lo pedimos nosotros, tus amigos.
De los cuadernos de intenciones:
*San Cayetano querido! Te pido que nos protejas a todos con tu manto de amor y paz, salud y trabajo para todos. Gracias.
*San Cayetano te pido, salvame de todo peligro.
Padrenuestro, Ave María y Gloria (Padre Eduardo González)
Publicar un comentario