12 abril 2014

Via Crucis Latinoamericano

En el año 1992, con motivo de cumplirse los 500 años del comienzo de la conquista de América (1492-1992), Adolfo Pérez Esquivel estrena su obra artística más importante: el Via Crucis Latinoamericano. La obra, motivada por la organización católica de cooperación internacional Misereor, consiste en un conjunto de 15 paños pintados en su totalidad por el Premio Nobel de la Paz, donde se relata el Vía Crucis de Jesús a través de las problemáticas que atraviesa América Latina, y también el mundo actual, las guerras de baja y alta intensidad, el hambre, las desigualdades sociales, las dictaduras, la represión, y los graves problemas ecologicos y medioambientales que hoy nos aquejan.

1ª Estación: Jesús es Condenado a muerte 
Texto Bíblico:
Imagen 001“Jesús estaba hablando todavía cuando llegó Judas, uno de los Doce, acompañado de una multitud con espadas y palos… El traidor les había dado esta señal: Es aquel a quien voy a besar. Deténganlo. Inmediatamente se acercó a Jesús, diciéndole: “Salud, Maestro”, y lo besó.  Jesús le dijo: “Amigo, ¡cumple tu cometido!”. Entonces se abalanzaron sobre él y lo detuvieron.  Los sumos sacerdotes y todo el Sanedrín buscaban un falso testimonio contra Jesús para poder condenarlo a muerte; pero no lo encontraron, a pesar de haberse presentado numerosos testigos falsos.  Finalmente, se presentaron dos que declararon: Este hombre dijo “Yo puedo destruir el Templo de Dios y reconstruirlo en tres días”.  El Sumo sacerdote, poniéndose de pie, dijo a Jesús: ¿No respondes nada? Pero Jesús callaba.  El Sumo sacerdote insistió: “Te conjuro por el Dios vivo a que me digas si tú eres el Mesías, el Hijo de Dios” Jesús le respondió: “Tú lo has dicho. Además, les aseguro que de ahora en adelante verán al Hijo del hombre sentarse a la derecha del Todopoderoso y venir sobre las nubes del cielo”  Entonces el Sumo Sacerdote rasgó sus vestiduras, diciendo “Ha blasfemado” ¿Qué les parece? Los presentes respondieron: “Merece la muerte”, Luego lo escupieron en la cara y lo abofetearon.”  Mt. 26,47-50.59-66
Tema: Derechos Humanos
Sujeto con cadenas, Cristo es sacado de la cárcel por los soldados. Otros prisioneros con vendas en los ojos o encapuchados son también arrastrados. Afuera algunas mujeres esperan al grupo. Son las Madres de Plaza de Mayo, que reclaman por sus esposos e hijos desaparecidos. ¨Basta de represión¨, ¿Dónde está mi hijo?¨figura en los carteles que llevan consigo. Jesús es uno de los tantos inocentes detenidos y torturados.

Algunas preguntas:
¿Cuáles son las cadenas que hoy impiden a los jóvenes ser felices?¿Cuántos jóvenes injustamente acusados o perseguidos por su aspecto físico o por vivir en una villa? El 60 % de los encarcelados no tienen condena y se presumen inocentes.



2ª Estación: Abandonado por todos 
Texto Bíblico:
Imagen 023“Cuando Jesús fue detenido, Pedro entró con la ayuda de Juan y la portera le dijo: ¿no eres tú también uno de sus discípulos? Él le respondió: No lo soy.  En el patio permanecía Pedro junto al fuego y los que estaban con él le dijeron: ¿No eres tú también uno de sus discípulos? Él lo negó y dijo: No los soy. Uno de los servidores del Sumo Sacerdote, pariente de aquel al que Pedro había cortado la oreja, insistió: ¿Acaso no te ví con él en el huerto? Pedro volvió a negarlo, y en seguida cantó el gallo”. (Jn 18, 17.25-27)
Tema: Las grandes ciudades de América Latina
Dos soldados cargan la cruz sobre Cristo, vestido burlescamente con una capa de soldado. La escena se desarrolla en la Ciudad de San Pablo. Las personas no se interesan por la suerte y sufrimiento de Jesús. En el lila del contraluz, el artista representa la prisa con que continúan su camino. Caminan como sobre puentes que no conducen ni rumbo a nadie ni a ningún lugar. Sólo un lustrador de zapatos y una pareja de gente mayor son testigos de lo que acontece.

Algunas preguntas:
Hay muchos hermanos que sufren la soledad, el abandono, y no lo notamos. Hasta en nuestro curso puede pasar que separamos a alguno, que no atendemos a lo que siente o padece… pasamos al lado con total indiferencia.




3ª Estación: Oprimido por la cruz
Texto Bíblico:
“Este es mi Servidor, a quien yo sostengo, mi elegido, en quien se complace mi alma.  Yo he puesto mi espíritu sobre él para que lleve el derecho a las naciones. Él no gritará, no levantará la voz ni la hará resonar por las calles. No romperá la caña quebrada ni apagará la mecha que arde débilmente. Expondrá el derecho con fidelidad; no desfallecerá ni se desalentará hasta implantar el derecho en la tierra, y las cosas lejanas esperarán su Ley”. (Is 42, 1-4)

Tema: Guerra civil en Centroamérica
Jesús cae por primera vez bajo el peso de la cruz. La violencia inhumana y las ansias ciegas de destrucción lo oprimen. Este cuadro representa las cruentas guerras civiles en Centroamérica, cuyas primeras víctimas son los campesinos y trabajadores rurales, así como también representantes de la Iglesia que se solidarizan con ellos. En primer plano Mons. Oscar Romero de El Salvador, asesinado el 24 de marzo de 1980 en el altar, mientras celebraba la misa.

Algunas preguntas:
Él lleva sobre sus hombros el dolor de las injusticias a los hermanos, víctimas de guerras, de calumnias e injurias. ¿Sómos constructores de paz en nuestras familias, en nuestra escuela o alentamos la división y el rencor? ¿Somos honestos en el trato con los demás?



4ª Estación: Madre e hijo
Texto Bíblico:
“Los padres de Jesús llevaron al niño para cumplir con él las prescripciones de la Ley y Simeón, sacerdote del templo, lo tomó en sus brazos y alabó a Dios, diciendo: Ahora Señor, puedes dejar que tu servidor muera en paz, como lo has prometido, porque mis ojos han visto la salvación que preparaste delante de todos los pueblos: luz para iluminar a las naciones paganas y gloria de tu pueblo Israel.  Su padre y su madre estaban admirados por lo que oían decir de él.  Simeón, después de bendecirlos, dijo a María, la madre: “Este niño será causa de caída y de elevación para muchos en Israel; será signo de contradicción, y a ti misma una espada te atravesará el corazón. Así se manifestarán claramente los pensamientos íntimos de muchos”. (Lc 2, 27b-35)

Tema: Sufrimiento y solidaridad en los barrios marginales
Silenciosa y desgarrada por el dolor, María encuentra a su hijo. Escenario de este encuentro es una ¨Villa de emergencia¨, un barrio marginal como tantos cientos de miles en América Latina, en donde falta lo más indispensable para vivir: agua, luz, medios de comunicación y por sobre todo trabajo. No obstante, justamente allí surgen innumerables iniciativas de autoayuda y solidaridad mutua.

Algunas preguntas:
¿Y nosotros qué ofrecemos que muchas veces no nos falta nada?¿Aprovechamos la presencia de nuestros padres, cómo los tratamos? ¿Ayudamos a nuestros padres, a nuestros hermanos? ¿Miramos a los ojos a nuestra madre, a nuestro padre, dialogamos con ellos?



5ª Estación: Jesús es ayudado por un marginado
Texto Bíblico:
“Cuando lo llevaban, detuvieron a un tal Simón de Cirene, que volvía del campo, y lo cargaron con la cruz, para que la llevara detrás de Jesús.” (Lc 23, 26)


Tema: Los negros en América Latina
Un marginado es obligado a prestar ayuda. Simón de Cirene es uno de los millones de negros que viven en América Latina, descendientes de aquellos esclavos africanos, que después del exterminio de los indígenas debieron realizar durante siglos el más duro trabajo de servidumbre. Hoy día no son menos discriminados: reciben los salarios más bajos, realizan los trabajos más sucios. Cristo necesitaba de la solidaridad y compasión de estas personas.

Algunas preguntas:
¿Cómo es nuestro servicio al que necesita? ¿Qué actitud tenemos ante el que nos tiende la mano pidiendo ayuda? ¿Somos justos en el trato con el otro?





6ª Estación: La comunidad de los que sufren y llevan la carga
Texto Bíblico:
“Lo seguían muchos del pueblo y un buen número de mujeres, que se golpeaban el pecho y se lamentaban por él.  Pero Jesús, volviéndose hacia ellas, les dijo: “¡Hijas de Jerusalén!, no lloren por mí; lloren más bien por ustedes y por sus hijos. Porque se acerca el tiempo en que se dirá: ¡Felices las estériles, felices los senos que no concibieron y los pechos que no amamantaron! Porque si así tratan a la leña verde, ¿Qué será de la leña seca?” (Lc 23, 27-29.31)

Tema: Pueblos indígenas andinos
Mujeres indígenas asumen el papel de la Verónica y limpian el rostro de Jesús. Las mujeres y hombres de los pueblos andinos se reconocen en ese rostro impreso en el paño. Hasta el día de hoy ellos sufren el desprecio de los blancos y mestizos. Hasta el día de hoy luchan por conservar su cultura y su propia identidad. Cristo, cargado con su cruz, acepta agradecido el gesto valeroso de las mujeres.

Algunas preguntas:
¿Cómo recibimos la ayuda de quien nos la ofrece? ¿Somos agradecidos por el servicio de cada día de nuestra madre en casa? ¿Acompañamos a quienes necesitan que sequemos sus lágrimas por sufrimientos?




7ª Estación: Los desposeídos 
Texto Bíblico:
“Juan el Bautista oyó hablar en la cárcel de las obras de Cristo, y mandó a dos de sus discípulos para preguntarle: “¿Eres tú el que ha de venir o debemos esperar a otro?  Jesús les respondió: “Vayan a contar a Juan lo que ustedes oyen y ven: los ciegos ven y los paralíticos caminan; los leprosos son purificados y los sordos oyen; los muertos resucitan y la Buena Noticia es anunciada a los pobres. ¡Y feliz aquel para quien yo no sea motivo de tropiezo!” (Mt 11, 2-6)

Tema: Campesinos sin tierras
Jesús cae por segunda vez bajo el peso de la cruz. De Él aprendieron los hombres a pedir por el pan de cada día. ¿Pero de dónde habrá de venir este pan, si la tierra está concentrada en manos de unos pocos? El clamor por la tierra es cada vez mayor. ¨Reforma agraria¨, ¨Derecho a la tierra¨ consta en los carteles que se observan en este cuadro. Año por año este reclamo cuesta cientos de vidas. Cada cordón negro en los brazos de la cruz que transportan simboliza un campesino asesinado.

Algunas preguntas:
Cuando no compartimos los bienes que hemos recibido hacemos más pesada la cruz de Jesús, quien lleva sobre sus hombros nuestro pecado de omisión y de egoísmo. ¿Qué nos ata a los bienes que no podemos donarlos? ¿Escuchamos el mensaje de Jesús?



8ª Estación: El clamor de las mujeres
Texto Bíblico:
“El que quiera venir detrás de mí, que renuncie a si mismo, que cargue con su cruz cada día y me siga. Porque el que quiera salvar su vida, la perderá y el que pierda su vida por mí la salvará. ¿De qué le servirá al hombre ganar el mundo entero, si pierde y arruina su vida? Porque si alguien se avergüenza de mí y de mis palabras, el Hijo del hombre se avergonzará de él cuando venga en su gloria y en la gloria del Padre y de los santos ángeles.” (Lc 9, 23-26)
Tema: Mujeres en América Latina
Agobiadas de dolor y compasión, las mujeres lloran ante el castigado Señor. Jesús se dirige a ellas y les señala su propio destino: ¨No lloréis por mí!…¨. Esta escena bíblica se desarrolla en Ayacucho (Perú), donde padres e hijos son asesinados y las mujeres han asumido la responsabilidad por la supervivencia de las familias. Pese a esta carga, a menudo inhumana, el valor y la resistencia de las mujeres latinoamericanas son ejemplares.

Algunas preguntas:
Mujeres como Susana Trimarco, que ejemplarmente lucha contra la Trata de personas y busca a su hija ya desde hace más de 12 años.  ¿Cuál es nuestro aporte a esta lucha desde las redes sociales, desde buscar información o cuidarnos unos a otros? ¿Nos hemos avergonzado de ser creyentes? ¿Hemos vivido como creyentes, la Fe ha llegado a nuestra vida cotidiana?



9ª Estación: Marginado y golpeado
Texto Bíblico:
“Llegaron a Cafarnaún y, una vez que estuvieron en la casa, les preguntó: “¿De qué hablaban en el camino?”. Ellos callaban, porque habían estado discutiendo sobre quién era el más grande.  Entonces, sentándose, llamó a los Doce y les dijo: “El que quiere ser el primero, debe hacerse el último de todos y el servidor de todos”  Después, tomando a un niño, lo puso en medio de ellos y abrazándolo, les dijo: “El que quiere ser el primero

Tema: Niños de la calle en América Latina
Jesús cae por tercera vez en medio de niños de la calle y jóvenes sin trabajo. Para poder sobrevivir ellos trabajan de vendedores ambulantes, venden helados o periódicos, limpian ventanas, recolectan papel viejo. En Brasil cientos de estos niños son asesinados cada mes por Escuadrones de la muerte. Cristo abrazó y bendijo a los niños: ¨El que recibe en mi nombre a un niño como éste, a mí me reciben¨ (Mc 9,37).

Algunas preguntas:
¿Cuántos pibes que cruzamos en la calle y los juzgamos, los marginamos?¿Nos sensibilizamos ante el pobre y abandonado?



10ª Estación: Despojado de sus vestiduras
Texto Bíblico:
“Después que los soldados crucificaron a Jesús, tomaron sus vestiduras y las dividieron en cuatro partes, una para cada uno. Tomaron también la túnica, y como no tenía costura, porque estaba hecha de una sola pieza de arriba abajo, se dijeron entre sí: “No la rompamos. Vamos a sortearla, para ver a quien le toca”. Así se cumplió la Escritura que dice: Se repartieron mis vestiduras y sortearon mi túnica. Esto fue lo que hicieron los soldados.” (Jn 19, 23-24)
Tema: Destrucción de la naturaleza
Al final de su camino Jesús es despojado de sus vestiduras, en el marco de una naturaleza que también es despojada paulatinamente de su valioso atavío.  En primer plano se observa a un representante de las comunidades indígenas, quienes gradualmente van perdiendo su espacio vital, así como también a Chico Mendes, ecologista brasileño que fuera asesinado el 22 de diciembre de 1988. Cristo está del lado de aquellos que se comprometen por la protección de la ¨Madre Tierra¨.

Algunas preguntas:
¿Cómo cuidamos nuestro ambiente?¿Colaboramos en casa para la limpieza, para el orden, para vivir en un ambiente más sano?¿Cuidamos el agua, protegemos a los animales?



11ª Estación: Clavado en la cruz
Texto Bíblico:
“De la misma manera que Moisés levantó en alto la serpiente en el desierto, también es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado en alto, para que todos los que creen en él tengan Vida eterna.  Porque Dios amó tanto al mundo, que entregó a su Hijo único para que todo el que cree en él no muera, sino que tenga Vida eterna. Porque Dios no envió a su Hijo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él.” (Jn 3, 14-17)
Tema: Deuda externa
Jesús es crucificado. A la izquierda los altos edificios de los bancos, a la derecha una torre por la cual trepan hombres con pesadas cargas. Son los bienes y recursos de los países pobres del Sur que son transferidos a los ricos del Norte. Jesús es crucificado en ¨cumplimiento de la ley¨. Así también el hemisferio sur muere día a día en cumplimiento de la ley decretada por estos países. La deuda externa y las soluciones impuestas afectan en primer lugar a los pobres.

Algunas preguntas:
¿Perdonamos a nuestros deudores?¿Perdonamos…? A veces crucificamos al hermano y no somos capaces de ofrecerle otra oportunidad. Mirar la Cruz de Cristo nos llama a comprometernos con los crucificados de hoy y al mismo tiempo sentirnos amados por Dios que viene para salvarnos. ¿Creo en el Amor de Dios?




12ª Estación: Muerte en la cruz
Texto Bíblico:
“Después, sabiendo que ya todo estaba cumplido, y para que la Escritura se cumpliera hasta el final, Jesús dijo: “Tengo Sed” Había allí un recipiente lleno de vinagre; empaparon en él una esponja, la ataron a una rama de hisopo y se la acercaron a la boca.  Después de beber vinagre, dijo Jesús: “Todo se ha cumplido” E inclinando la cabeza, entregó su espíritu”. (Jn 19, 28-30)
Tema: El mundo desgarrado
Jesús muere en la cruz para dar vida al mundo dividido. En el cuadro reconocemos la grieta existente entre el norte y el sur, entre los ricos y los pobres, los poderosos y los débiles, los explotadores y los explotados. Esta escisión del mundo es una de las causas del sufrimiento y muerte de Jesús. Al mismo tiempo la cruz y su sombra impiden que ese mundo se divida totalmente. La muerte de Jesús en la cruz constituye para nosotros y para el mundo un signo de esperanza y de nueva vida.

Algunas preguntas:
¿Cuáles son las grietas en nuestra familia, en nuestro curso? Dejemos que Jesús una con su cruz, con su AMOR nuestras divisiones y grietas.



13ª Estación: Semilla de esperanza
Texto Bíblico:
“Después de esto, José de Arimatea, que era discípulo de Jesús – pero secretamente, por temor a los judíos- pidió autorización a Pilato para retirar el cuerpo de Jesús. Pilato se la concedió, y él fue a retirarlo.  Fue también Nicodemo, el mismo que anteriormente había ido a verlo de noche, y trajo una mezcla de mirra y áloe, que pesaba unos treinta kilos para ungir el cuerpo de Jesús.” (Jn 19, 38-40ª)
Tema: El pueblo de Dios emerge
Jesús es bajado de la cruz y colocado sobre el regazo de su madre. Esta escena hace alusión a la parábola del grano de semilla, que colocado en la tierra promete nueva vida. Las numerosas personas ubicadas en segundo plano sienten la fuerza que emana de la resurrección y dan libre expresión a su alegría. En el seno de la tierra una pequeña comunidad reunida en la oración y la palabra. Ellos sienten que el Señor está presente.

Algunas preguntas:
¿Por qué la sepultura de Jesús es una semilla de Esperanza? También la sepultura de nuestros seres queridos es semilla de Esperanza a pesar del dolor que todos sentimos por la separación.  ¿Vivimos y testimoniamos esta Fe?



14ª Estación: Tinieblas y sombras de muerte
Texto Bíblico:
“En el lugar donde lo crucificaron había una huerta y en ella, una tumba nueva, en la que todavía nadie había sido sepultado. Como era para los judíos un día de Preparación y el sepulcro estaba cerca, pusieron allí a Jesús.”

Tema: Contaminación del medio ambiente
Jesús es devuelto al seno de la tierra: ¨Polvo eres y en polvo te convertirás¨ (Gen 3,19). El entierro se realiza en un cementerio público reservado a los pobres, que limita directamente con un depósito de basura y con una zona industrial, cuyos gases y emanaciones oscurecen el cielo. Un cementerio tétrico y carente de esperanzas! Residuos radiactivos, un agujero en la capa de ozono, lluvia ácida, ríos contaminados, naturaleza destruída…: muchos ecologistas presagian tinieblas y sombras de muerte para nuestra tierra.

Algunas preguntas:

El silencio del sepulcro nos hace pensar cómo cuidamos nuestra tierra para que nuestros hermanos en el futuro puedan utilizarla, puedan sembrar en ella y obtener sus frutos.  Recuerda que polvo eres y al polvo volverás, reza Job y lo recordamos al iniciar la Cuaresma. ¿Cómo evaluamos nuestra vida cuando la miramos desde nuestra posibilidad de muerte? ¿Puedo decir que aprovecho cada instante de mi vida como Dios me lo pide? ¿Por qué esperar más para vivir la vida de ese modo?
Publicar un comentario