24 abril 2014

Comienza la cuenta atrás para la canonización


Roma vivirá este sábado una Noche Blanca de oración como preparación a la canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II de este domingo 27 de abril. De esta forma los fieles llegados de todas partes del mundo se prepararán espiritualmente para vivir este evento histórico.

Durante la noche del sábado, 11 iglesias del centro de Roma estarán abiertas para una vigilia de oración y para confesiones. 
En las once iglesias habrá encuentros en 7 lenguas diferentes. Para los peregrinos de lengua española está prevista la iglesia Santissimo Nome di Gesù all’Argentina en la Plaza del Gesù. La noche blanca comenzará el 26 de abril a las 19.00, en la iglesia Santa Maria Monte Santo, donde Juan XXIII fue ordenado sacerdote.
Durante un briefing informativo que ha tenido lugar esta mañana en la Sala de Prensa del Vaticano, el padre Federico Lombardi, portavoz del Vaticano, ha especificado algunos detalles de la celebración litúrgica de este domingo.
En la Plaza de San Pedro, el domingo se iniciará a las 9.00 con la oración de la Coronilla de la Divina Misericordia. A las 9.30 se continuará con cantos en espera de que comience la eucaristía. Todo ello animado de los coros de la diócesis de Roma, Cravocia y Bérgamo, además del habitual coro en las celebraciones vaticanas, el Coro de la Capilla Sixtina.
La misa iniciará con el canto de las letanías de los santos, habitual en las canonizaciones como un signo de "ponernos en las manos de los santos". La celebración eucarística será presidida por el Santo Padre y concelebrada por unos 130-150 cardenales y unos 1000 obispos, todos ellos a la izquierda del altar. También en ese área pero más abajo en el Sagrado, estarán unos 6.000 sacerdotes.
Asimismo, está previsto que 600 sacerdotes distribuyan la comunión a los fieles que se encuentren en la Plaza de San Pedro y en la Plaza Pío XII, 70 diáconos para dar la comunión a los concelebrantes y finalmente 200 diáconos para los fieles que estén en Vía de la Conciliación.
El padre Lombardi ha especificado que serán 5 los que concelebren junto al Papa en el altar. Está confirmado que tres de ellos serán el cardenal Vallini -vicario de Roma- el cardenal Stanisław Dziwisz -arzobispo de Cracovia y secretario personal de Juan Pablo II- y monseñor Francesco Beschi, obispo de Bergamo. Los otros dos están aún sin determinar.
A la derecha del altar, estarán ubicadas las delegaciones oficiales. Tal y como ha confirmado el padre Lombardi, en el día de ayer eran 93 las delegaciones confirmadas, entre países y delegaciones internacionales. Entre ellos habrá 24 jefes de Estado y 35 primeros ministros.
De Latinoamérica estarán representados 17 países a través de sus delegaciones. Desde España vendrán los reyes -don Juan Carlos y doña Sofía- José Manuel García Margallo, ministro de Asuntos Exteriores; Alberto Ruiz Gallardón, ministro de Justicia, Pedro de Morenés, ministro de Defensa y Jorge Fernández Díaz, Ministro del Interior, acompañados por Eduardo Gutiérrez Sáenz de Buruaga, embajador de España ante la Santa Sede.
Al respecto de las delegaciones, el portavoz vaticano ha recordado que la Santa Sede informa que hay una celebración pero no hace "invitaciones específicas", los que vienen lo hacen porque quieren participar. Por otro lado, de otras confesiones religiosas, también se ha confirmado la asistencia de fieles ortodoxos, anglicanos y judíos, pero no se puede hablar de "delegaciones oficiales" como tal.
Volviendo al rito de la canonización, el padre Lombardi ha explicado que el cardenal Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, preguntará tres veces al Papa si procede a la canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II, y lo hace tres veces para destacar la importancia del hecho en sí. A continuación, el papa Francisco pronunciará la fórmula de canonización.
Los relicarios de los nuevos santos estarán colocados una mesa a la izquierda del altar. Para llevar la reliquia de Juan XXIII estarán su sobrino y el presidente de la Asociación Juan XXIII, para la de Juan Pablo II aún no se sabe. Ambas reliquias son de primer grado. La reliquia del "Papa Bueno" es un trozo de piel, que se extrajo en el año 2000 en la exhumación para la beatificación y de papa Wojtyla serán unas gotas de su sangre.
Al finalizar el rito de canonización, habrá una acción de gracias del cardenal Amato y se retomará la misa en el Gloria. El Evangelio del día, será cantado en latín y griego. Un momento significativo de celebración eucarística, será en la oración del canon de los santos, donde se mencionará por primera vez a san Juan XXIII y san Juan Pablo II.
Sobre la duración de la ceremonia, el padre Lombardi ha indicado que es difícil prever con exactitud, pero posiblemente durará en torno a dos horas, de este modo se terminaría aproximadamente a las 12.00 con la oración del Regina Coeli.
Al finalizar la eucaristía, está previsto que el Santo Padre salude a las delegaciones en el mismo Sagrado y no como en otras ocasiones, en las que las delegaciones entraban a la Basílica y se saludaban allí. Finalmente, Francisco pasará por la Plaza con el jeep para saludar a los fieles.
El padre Lombardi ha insistido nuevamente, ante la pregunta de una periodista, que no hay ninguna confirmación de que Benedicto XVI vaya a estar presente en la ceremonia del domingo. Invitado está, pero hasta el día no sabremos lo que él decida hacer. Y en caso de que asista, ha preguntado otra periodista, decidirá el mismo papa emérito donde se ubicará, tal y como hizo en el Consistorio para la creación de cardenales el pasado mes febrero. Aun sí, es necesario tener en cuenta que esto será una eucaristía y el consistorio era otro tipo de liturgia.
Asimismo, se ha recordado que los cuadros que serán descubiertos en la Plaza en el momento serán los mismos que se usaron en las beatificaciones. Así como las fechas de festividad de los santos, que seguirán siendo las establecidas en la beatificación.
Publicar un comentario