27 marzo 2014

"ESTUVE DE PASO Y ME ALOJARON" (Mt. 25, 35)

  Campaña de Solidaridad 2014

 
En esta Cuaresma 2014, como todos los años, Caritas Quilmes organiza la Campaña de la Solidaridad. El lema es una de las frases de la parábola del Juicio Final: “estuve de paso, y me alojaron” (Mt. 25, 35).

Las personas en situación de calle, sin vivienda, que emigran de un lugar a otro, que duermen en las estaciones del tren, en las entradas de los hospitales, en las plazas o, simplemente, en las veredas, forman parte de la cruda realidad cotidiana de la Capital, del Gran Buenos Aires y, por tanto, de nuestra Diócesis de Quilmes.

En la cena de Nochebuena, en el atrio de la Catedral, tuve la oportunidad de compartir la mesa con algunas de estas personas. Puedo decir, con vergüenza de mi parte, que recién me asomé al drama de sus vidas. Para mí no era algo absolutamente nuevo el conocer que existe esta realidad . También hay gente en esta situación en la provincia de Córdoba, de donde provengo; pero es la primera vez que paso algunas horas charlando, comiendo, riendo con ellos, brindando y, también, escuchando lo que significa vivir sin un domicilio fijo.

También pude valorar lo que hacen durante el año muchas mujeres y hombres, varios de ellos jóvenes, llevándoles una taza de sopa caliente, platos de comida, abrigo y la contención de la escucha y la presencia fraterna.

Tengo tan vivo el recuerdo de la conversación con dos adolescentes de una familia que vive en la calle en esa cena de Nochebuena. Cuando se repartieron suvenires y regalos de Navidad, la chica dijo: “esto lo voy a poner en mi pieza”. Cuando ella se retiró, en un momento, le pregunté al hermano: “¿dijo su pieza? ¿cuál es? ” . El joven me respondió : “esa de ahí” y me señaló la bolsa negra de plástico donde tenía la frazada con la que se cubría para dormir. Eso nunca lo había escuchado… Fue la mejor explicación del Evangelio de esa Navidad: “lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el albergue” (Lc. 2, 7).

Después de haber vivido esta experiencia, en esta noche, me surgen algunas preguntas, que los invito a que todos nos las hagamos : ¿Nos acostumbraremos a que esto sea siempre así? ¿Aceptaremos sin más que esos niños y jóvenes sigan viviendo lo que sufrieron sus padres? ¿Nuestra sociedad de Quilmes, Florencio Varela y Berazategui podrá hacer algo más? Esta “gente de la calle”, como se los llama, podrán tener un lugar donde dormir, con su cama, su colchón, su almohada, sus sábanas, su frazada, un baño y una mesa donde compartir el pan? ¿Es algo imposible? ¿Alguna vez probamos hacer algo para ellos? Si se hizo ¿Por qué ahora no aún no tienen un lugar?

Esta Campaña de la Solidaridad pretende invitarnos a colaborar para llevar adelante un proyecto y poder concretar lugares que sean de refugio para ellos, donde pasar la noche, o estar un tiempo hasta encontrar un lugar estable. Pretendemos despertar la conciencia de todos, aportar ideas, generar el interés, iniciar un proceso para concretar materialmente una solución a esta imperiosa necesidad.

Con el aporte económico podremos hacer el proyecto y avanzar en su concreción material. Quizás alguien sepa de una casa, un terreno, un lugar que pueda ser de utilidad. Todo aporte será muy bien recibo por Caritas Quilmes. Un modo muy cristiano y solidario de vivir la Cuaresma.
 
+ Carlos José Tissera
Obispo de Quilmes
Publicar un comentario