21 junio 2013

"Crucifixión blanca"

La "Crucifixión blanca" de Marc Chagall, la obra favorita del Papa Francisco

Se trata de la obra que el pintor ruso realizó en 1938. Es un óleo sobre lienzo (115x140 cm), que puede visitarse en el Art Institute of Chicago. El tema principal del cuadro es el sufrimiento de Europa durante los años inmediatamente anteriores al estallido de la Segunda Guerra Mundial. En el centro de la composición vemos a Cristo crucificado, envuelto por un fuerte rayo que emana luz sobre una Europa envuelta en tinieblas. Cristo, por tanto, es representado por Chagall como única salvación posible.

Toda la producción artística de Chagall está llena de misticismo y espiritualidad. Tanto sus obras profanas como las religiosas buscan el retrato del alma de las personas y de las cosas a través de fantasías oníricas, con las cuales el pintor representa un mundo surrealista y poético en el que se arraigan profundamente sus orígenes judíos.

Chagall nació en Vitebsk (Bielorrusia) el 7 de julio de 1887. Era el mayor de nueve hermanos. Fue uno de los más importantes artistas del llamado surrealismo trascendente, aunque nunca se adscribió a corriente alguna, por lo que es difícil de clasificar.

Sus trabajos se pueden encontrar en la Ópera de París, la Metropolitan House de Nueva York, la Catedral de Reims (Francia), la Catedral de Fraumünster en Zurich (Suiza) y la iglesia de San Esteban en Mainz (Alemania).También obras suyas en el Thyssen, en el Palacio de Liria (Madrid) y en la colección Novacaixagalicia, en Galicia.
Publicar un comentario