13 marzo 2011

Se atrapan más moscas con miel que con vinagre

Había  una vez un campesino en la China antigua que tenía un vecino que era un  cazador. Su vecino tenía perros feroces que no habían sido bien  entrenados y frecuentemente  saltaban la cerca y correteaban a los corderitos del campesino.El  campesino le pidió a su vecino que controlara a sus perros, pero su  petición fue ignorada.Un día los perros otra vez saltaron la cerca, atacaron y lastimaron severamente a los corderitos.
El  campesino ya cansado de estos ataques, fue al pueblo a consultar a un  juez quien escuchó atentamente su historia y después dijo: “Yo podría  castigar al cazador y darle la instrucción de mantener sus perros  encadenados o bajo llave. Pero entonces usted perdería un amigo y  ganaría un enemigo. ¿Qué preferiría tener, un amigo o un enemigo por  vecino?” El campesino contestó que él preferiría tener un amigo.“Bueno  pues entonces le voy a ofrecer una solución que le permitirá mantener  sus corderos seguros y también mantener a su vecino como amigo”.  Habiendo escuchado la solución del juez, el campesino estuvo de acuerdo.

Cuando  el campesino volvió a su casa inmediatamente puso a prueba las  sugerencias del juez. Tomó 3 de sus mejores corderos y se los regaló  a los tres pequeños hijos de su vecino quienes se pusieron muy contentos  y empezaron a jugar con ellos.  Para proteger los nuevos ‘juguetes’ de  sus hijos, el cazador construyó una  jaula fuerte para sus perros y  desde entonces los perros nunca molestaron los corderos del campesino  otra vez.

Para  demostrar su gratitud por la generosidad del campesino, el cazador a  menudo compartía lo que había cazado con su vecino. El campesino al  mismo tiempo compartía con el cazador la carne de cordero y queso que él  preparaba. En poco tiempo los vecinos se convirtieron en buenos amigos.

Hay  un dicho en la antigua China que dice: “la mejor manera que uno puede  ganarse e influenciar a la gente es con gestos de bondad y compasión”.  

Otro dicho también dice: “Se atrapan más moscas con miel que con vinagre”.
Publicar un comentario