06 mayo 2009

Peregrinación a pie en familia al santuario de Luján

"Madre, danos sabiduría",

será el lema de la 107ª peregrinación anual a pie en familia al santuario nacional de Nuestra Señora de Luján, que partirá el sábado 9 de mayo a las 12 de la basílica San José de Flores (avenida Rivadavia 6950) y cuya cabecera prevé llegar a las 7 al templo dedicado a la patrona de la Argentina.
Los peregrinos se concentrarán a las 11 en la parroquia del barrio de Flores, donde se celebrará una misa, y realizarán las siguientes paradas: 13.40, Liniers; 15.30, Morón; 18.30, Merlo; 20, Moreno; 21.30, Descanso El Peregrino, de la localidad de La Reja; y 2.30, General Rodríguez, lugares todos donde quien lo desee puede agregarse a la peregrinación.
Organiza la Sociedad de Peregrinos a Pie a Luján, que recuerda que esta pública manifestación de fe no se suspende por lluvia e invitan a traer un alimento no perecedero, a fin de colaborar con Cáritas Argentina.


Historia y tradición

Se cuentan por millones los milagros realizados por la pequeña y humilde imagen, que quiso quedarse en Luján desde aquel día de mayo de 1630. Hoy por la basílica pasan miles de peregrinos de todas partes del mundo, conocidos y desconocidos, a poner a los pies de María sus necesidades y esperanzas, también la protección y agradecimiento de la toda la familia humana. ¿Quién no tiene algo que poner a los pies de María?

El histórico templo también es fruto de un milagro: en 1875 el padre Jorge María Salvaire, sacerdote lazarista de origen francés, predicaba el Evangelio a las tribus del desierto cuando, reducido a prisión por los indios, fue condenado a morir. Su pedido de ayuda a la Virgen de Luján que ya conocía, le salvó milagrosamente la vida. Entonces él promete dar a conocer los milagros de la Virgen de Luján y engrandecer su Iglesia. Ya libre publica los milagros de la Virgen y la publicación rápidamente se agota.

En 1886 viajó a Roma para solicitar al Papa León XIII la coronación pontificia de la imagen. Llevaba consigo oro y joyas con las que hizo confeccionar la corona en París y munido de ella, se presentó al Santo Padre que en persona la bendijo con profundo amor. Con ella regresó a Buenos Aires y el 8 de mayo de 1887, el arzobispo de Buenos Aires, monseñor Federico León Aneiros, en nombre de Su Santidad, llevó a cabo la coronación, en una emotiva ceremonia que reunió a más de 40.000 fieles.

El 15 de mayo, el padre Salvaire dio inicio a lo que había sido su segunda promesa, colocando la piedra fundamental del gran templo, también bendecida por monseñor Aneiros. Allí acompañó las obras por muchos años, hasta que se durmió en el Señor, sin ver el santuario concluido.

La basílica fue construida entre 1887 y 1935. Los arquitectos que formaron parte de la obra fueron Ingeniero Alfonso Flamand; Arquitecto Ulrich Courtois; Arquitecto Ernesto Moreau; Ingeniero Rómulo Ayerza; Arquitecto Fleury Tronqoy; Arquitecto Sombrum; Arquitecto Trouve; Arquitecto Laspe.

La piedra fundamental fue colocada en la tarde del 15 de mayo de 1887 donde se encuentra el altar mayor. Es de color blanco, originaria de Tandil, mide 1,22 metros de lado. Conforma un cubo con un hueco en el centro, donde fueron depositados el acta (donde consta todo lo concerniente a este suceso) firmada por el arzobispo y otras autoridades, monedas de distintos metales, los retratos de los Papas Pío IX y León XIII y del arzobispo de Buenos Aires; periódicos de Buenos Aires y de Luján; piedras extraídas de la Gruta de Nazaret y del Monte Calvario, de las Catacumbas de Roma, de los Santuarios de Loreto, del Pilar de Zaragoza, de Monserrat, de Lourdes, de la Salette y de la Basílica de Montmartre.


Publicar un comentario