24 octubre 2013

Papa Sanciona al Obispo del lujo; Diócesis de Limburgo



 El Obispo Franz Peter Tebartz-van Elst, titular de la diócesis de Limburgo, es el protagonista de las polémicas por los excesivos gastos en la reestructuración del centro diocesano local, hoy la Santa Sede se pronunció y lo aparta -temporalmente- su cargo...
Monseñor Tebartz-van Elst, se encuentra desde hace algunas semanas en el centro de una masiva polémica mediática. Se le acusa de tener un «estilo autoritario» y de haber malgastado el dinero de la diócesis. Los gastos para la reestructuración del histórico edificio del centro diocesano, que está cerca de la catedral local y en donde tiene su residencia el obispo, según los medios habrían sido “inflados” de los 5,5 millones originales del proyecto a 31 millones de euros. Todavía no queda claro cuál fue el papel de los organismos de vigilancia económica de la diócesis en la historia, aunque se está ocupando del caso una comisión creada por el episcopado de Alemania. Según el suplemento dominical del “Frankfurter Allgemeine Zeitung”, la renucnia del obispo estaría «fuera de discusión», pero podrían llegar en su lugar las disculpas públicas. Pero la situación ha degenerado notablemente.
Hoy se conoce la noticia sobre el obispo despilfarrador y, de momento, deja la dirección de la Diócesis. Después de su encuentro con el Papa Francisco, la Santa Sede ha decidido apartar temporalmente de la diócesis de Limburgo a Franz-Peter Tebartz-van Elst, que "no puede ejercitar su ministerio episcopal". Así lo refleja el boletín vaticano, que confirma cómo "el Santo Padre ha estado continuamente informado" sobre la delicada situación.
Tras conocer el escándalo de sobre gastos de su palacio -más de 31 millones de euros-, el Papa Bergoglio envió el pasado mes de septiembre al cardenal Giovanni Lajolo a realizar una visita a Limburgo. La Conferencia Episcopal alemana, por su parte, constituyó una comisión para realizar un examen en profundidad sobre las razones de la suspensión de monseñor Tebartz.
Según informa el boletín oficial de la Santa Sede, el Papa ha nombrado vicario general de la diócesis de Limburgo al Deán de Wiesbaden (en el estado de Hesse), Wolfang Rösch, que administrará la diócesis durante la ausencia del obispo, al que la prensa alemana ya ha bautizado como 'obispo del lujo'.
Esta acción directa del Papa Francisco, sin duda, aquieta las aguas en toda Alemania, ya que monseñor Tebartz, por su actuar autoritario e impositivo, había perdido credibilidad entre una mayoría importante del laicado diocesano y se resistía a explicar ante la prensa sus reiterados excesos en materia de gastos y lujos a los que estaba acostumbrado a exhibir.
Ahora, la prensa alemana recuerda que al llegar a la diócesis, monseñor Tebartz-van Elst, se encontró con la resistencia de parte importante del clero que seguía al progresista obispo anterior- monseñor Franz Kamphaus-, y, desde un principio el nuevo prelado nombrado fue considerado como un conservador y enviado por Ratzinger desde Roma para “corregir” la diócesis de Limburgo.
Publicar un comentario