19 septiembre 2013

Queridos jóvenes: ¡Feliz día del Estudiante!

Hace un año invitaba a toda la comunidad diocesana  a vivir el Año de la Fe,  convocado por el Papa Benedicto XVI, a “Celebrar con alegría nuestro Bautismo”. Con este espíritu hemos realizado la gran misión diocesana que concluimos en mayo, con la celebración de las Confirmaciones masivas, así muchos hermanas y hermanos nuestros recibieron el Sacramento donde el Espíritu Santo transformó sus corazones y los renovó en la fe.
También a las escuelas convocaba en la primera Acentuación de este año y les decía: «… ¿Qué significa para nuestras escuelas “celebrar la alegría de nuestro Bautismo”? Cada uno y en Comunidad expresamos la alegría de ser hijos de Dios, hermanos entre nosotros. Es la alegría de formar parte de una familia: el Pueblo de Dios. A esa familia, a ese Pueblo hemos ingresado por una “puerta”: el Bautismo. Hemos recibido una vida nueva, la vida de la fe. La escuela debe ser también una puerta. Al entrar en ella, en su ambiente alegre y acogedor tenemos que recibir un testimonio de fe, que nos invite a quedarnos y a ser parte de esa Comunidad... Que las personas que trabajan en la escuela, docentes y no docentes, se sientan acogidas. Que las familias cuyos niños, adolescentes y jóvenes asisten a nuestras escuelas sean parte de esa alegría fraterna. Que esos alumnos y alumnas protagonicen con alegría este Año de la Fe.»
Seguramente ustedes han participado, recreado de diversas maneras este Año de la Fe, acompañados por sus Profesores de Formación Religiosa. Han podido abrir la puerta de sus corazones para que otros puedan entrar, descubrir sus vidas, sus dones, y una verdadera felicidad que solo Dios les puede ofrecer.
Y este Año de la Fe, fue coronado con la elección del Papa Francisco. Especialmente, ustedes los jóvenes, han sido este año protagonistas junto al Papa en la Jornada Mundial de la Juventud que se celebró en Brasil. Aquí el Papa les decía: Jesús cuenta con ustedes. La iglesia cuenta con ustedes. El papa cuenta con ustedes"… "No tengan miedo de ir y llevar a Cristo a cualquier ambiente,(…) también a quien parece más lejano, más indiferente. El Señor busca a todos, quiere que todos sientan el calor de su misericordia y de su amor".
Yo les digo queridos jóvenes, cuento con ustedes, el mundo necesita de ustedes, los colegios necesitan de sus vidas;  no tengan miedo de vivir la fe que recibieron en el Bautismo,  la fe no tiene límites, Jesús los espera en otros, salgan al encuentro y contagien entusiastamente a sus compañeros, a sus familias y amigos.
Los espero entonces a cerrar junto, a todas las delegaciones de jóvenes de 4º, 5º y 6º año  de nuestros colegios, el Año de la Fe, en la Casa “Cura Brochero” el próximo 25 de septiembre, así podrán compartir lo que han vivido en este tiempo y transmitir a todos nosotros la esperanza de un mundo mejor.

+Carlos José TisseraObispo de Quilmes

Quilmes, 18 de septiembre de 2013
Publicar un comentario