18 julio 2012

A 18 Años del atentado contra la AMIA

Borger: "Es el turno de la Justicia"


Minutos después de las 9,53, horario exacto en el que se produjo el ataque que destruyó la sede central de la mutual de la comunidad judía, el presidente de la AMIA, Guillermo Borger, lamentó que “a 18 años aún no tengamos justicia para las 85 víctimas del atentado", afirmó que “este Gobierno es el único que ha colaborado en la investigación de la causa", y señaló la importancia de "concretar el proceso judicial" que determine la complicidad del exarmador de autos truchos, Carlos Telleldín; la desviación de la investigación por parte del expresidente Carlos Menem, el exjuez Juan José Galeano, los fiscales, varios integrantes de la SIDE, el Fino Palacios y el extitular de la DAIA, Rubén Beraja, y que se resuelva el juicio contra los funcionarios iraníes, considerados autores intelectuales del atentado.

"Ya se han cumplido tres años del fallo de la Corte Suprema ordenando que Telleldín sea juzgado nuevamente. Desde entonces ninguna instancia de investigación ligada a la causa ha aportado ni un solo dato nuevo, ni un solo imputado nuevo, ni una pista nueva que permita esclarecer de manera definitiva la conexión local", apuntó.
De todos modos, Borger destacó la tarea del fiscal especial a cargo de la investigación, Alberto Nisman, quien "está avanzando con pruebas irrefutables para la conexión internacional y la pronta concreción del nuevo juicio oral". "Confiamos en la Justicia argentina y es su turno para dar respuestas", dijo el titular de la mutual.
Además, destacó la decisión del expresidente Néstor Kirchner, cuando durante su gobierno pidió a Interpol la captura internacional de los funcionarios iraníes imputados en el atentado a la sede de la AMIA, y resaltó la actitud de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de ratificar este pedido ante la Asamblea General de las Naciones Unidas. "Irán es un Estado teocrático que no colabora con la justicia argentina, negándose a cada pedido de la Presidenta", agregó.
"Este no es un acto político, sino un acto de AMIA y DAIA junto a toda la sociedad argentina, para honrar la memoria de los fallecidos. Activar la memoria es fundamental pero no suficiente, necesitamos justicia ya", concluyó Borger, quien fue el único orador de la ceremonia.
Por primera vez desde el atentado no habrá ningún familiar de las víctimas en la lista de oradores. Las autoridades de la AMIA vetaron a Olga Degtiar, de Familiares y Amigos de las Víctimas, porque en el discurso del año pasado hubo duras acusaciones contra Jorge “el Fino” Palacios, quien fuera jefe de la Unidad Antiterrorista de la Policía Federal y hoy está procesado por el desvío de la investigación del ataque. En 2011 pretendía ser designado jefe de la Metropolitana por el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, quien también fue cuestionado por los familiares.
En representación del gobierno nacional asistieron el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina; y los ministros de Justicia, Julio Alak, y de Seguridad, Nilda Garré; mientras que por la Ciudad estuvo la vicejefa de Gobierno, María Eugenia Vidal.


Publicar un comentario