05 junio 2012

“ Un Viejo Samurai ”

Cuenta una vieja leyenda japonesa que un gran samurai anciano enseñaba a los jóvenes el “arte de la vida”. Se corría el rumor que a pesar de su avanzada edad era aún capaz de derrotar a cualquier adversario...

Un día, un joven samurai,conocido por su falta de escrúpulos, apareció por el lugar. Era famoso por utilizar la provocación,
y esperaba que su adversario hiciera el primer movimiento en falso y contraatacaba ferozmente.
Jamás había perdido una batalla.

El joven guerrero pensó:
“La reputación del viejo es grande...lo desafiaré,
y al vencerlo me cubriré de gloria y aumentaré mi fama.”

Todos los discípulos del viejo maestro se manifestaron en contra de aceptar el duelo, pero el veterano experto del arte de la vida, lo aceptó.

Juntos se encaminaron hacia la plaza de la ciudad y allí el viejo samurai se sentó en el suelo, expresando visiblemente
que no iba a luchar.
Entonces, el joven guerrero comenzó a provocarlo...
Tuvo la osadía de arrojarle piedras, le escupió en la cara,
y además le gritó todo tipo de insultos conococidos y hasta ofendiendo también a sus ancestros... Durante horas hizo todo por provocarlo e inducirlo a pelear,
hasta que exhausto y humillado, se retiró...

Desilusionados por el hecho que el maestro arrostrara tantos insultos y provocaciones, los alumnos le cuestionaron...:
“¿cómo pudiste maestro soportar tanta indignidad y mostrarte así de “cobarde” delante de nosotros...porqué no sacaste tu espada?”

El maestro los miró con una mezcla de cariño y compasión en su mirada y con mucha dulzura en su voz les preguntó:
“Si alguién llega a ustedes con un regalo,
y ustedes no lo aceptan...
¿a quién pertenece el regalo?”

" Lo mismo vale para la envidia, la rabia, los insultos,
la vanagloria, el odio, la mantira....
o cualquier tipo de maldad o agresión...
cuando no son aceptadas ,
continúan perteneciendo a quién las lleva consigo..."
 


 
Publicar un comentario