04 febrero 2012

Querido Hijo:


Querido Hijo:
            Tu eres el arquitecto de una gran obra que está en construcción: "¡ESA OBRA ES TU ALMA!". Cuídala y nútrela, especialmente con la oración, la lectura bíblica, las obras de misericordia y los sacramentos; sobre todo, la Santa Eucaristía. Edifica tu alma a lo máximo hasta que alcance la santidad. Recuerda que sólo en santidad podremos ver a Dios. (Hebreos 12,14) - 

Orando por ti. (Padre Pedro Nuñez | EWTN)
Publicar un comentario