12 octubre 2011

CARTA DE MONSEÑOR LUIS STÖCKLER A LA COMUNIDAD DIOCESANA


CARTA DE MONSEÑOR LUIS STÖCKLER A LA COMUNIDAD DIOCESANA
 Quilmes, 12 de octubre de 2011

 Muy queridos hermanos y hermanas en Cristo:
Tengo la gran alegría de anunciarles que el Santo Padre en le fecha de hoy ha nombrado como nuevo Obispo  de nuestra querida Diócesis de Quilmes a Mons. Carlos José Tissera, hasta hoy Obispo de San Francisco, Pcia de Córdoba, quien será después del Padre Obispo Jorge Novak  con su coadjutor Mons. Gerardo Tomás Farrel, y del que suscribe, el tercer Pastor propio de nuestra Iglesia particular. ¡Bendito sea el que viene en el nombre del Señor! Desde ya le abrimos nuestro corazón y lo recibimos con la fe puesta en Jesucristo el Buen Pastor, quien en los sucesores de los Apóstoles nos da la seguridad de su propia presencia en medio de su pueblo.
“Donde está el obispo, ahí está la Iglesia”, decía ya en los primeros comienzos San Ignacio de Antioquia; porque son ellos los que han recibido el mandato y la gracia que Jesucristo había otorgado a los apóstoles y estos han trasmitido a los que les seguían en el ministerio. Por eso sabemos que ellos nos abren el acceso a la fuente de vida que es Jesucristo. Como sucesores de los apóstoles nos dan la seguridad de La Palabra, la presencia real de Cristo en la Eucaristía y la unidad en
la Caridad.
Mons. Carlos José Tissera, nacido en 1951 en Río Cuarto, Cba., ordenado presbítero en 1978, ha sido desde el año 2005 hasta hoy Obispo de la Diócesis
de San Francisco, con especial dedicación a la formación y el acompañamiento de los sacerdotes.
Le aguarda una misión grande en la cual ha de contar con la disposición y colaboración de ustedes,  sacerdotes, diáconos, consagrados y consagradas y de los laicos. Porque la cosecha es enorme, y se necesitan trabajadores generosos.
Les ruego que en el tiempo de la espera del nuevo Pastor recemos insistentemente en las comunidades parroquiales, en las familias, en los colegios, en los diversos grupos apostólicos la Oración
por el nuevo Obispo, para que pueda ser, en medio de nosotros y frente a nosotros un servidor fiel  y un verdadero testigo de la buena noticia del Reino.
Que Maria Inmaculada, Patrona de nuestra Diócesis, proteja y guarde a nuestro nuevo Pastor.
Hasta la fecha en que el nuevo Obispo tome posesión en Quilmes, la Santa Sede me nombró Administrador Apostólico de
la Diócesis.
Los abrazo y bendigo con mi afecto de siempre
  
Luis T. Stöckler
Obispo Emérito
Administrador Apostólico
Sede Vacante
Diócesis de Quilmes
Publicar un comentario