19 septiembre 2011

Virgencita Lujanera - Raúl Canali

En el año 1629, un hacendado de Sumampa le hizo un pedido muy especial a un paisano amigo del Brasil, para una capilla que estaba construyendo en su estancia. Meses después, arribó al Puerto de Santa María del Buen Aire un barco al mando de Andre Juan, con el encargue solicitado. Por la inmensidad de la pampa, avanzaba una carreta hacia Sumampa. Luego de hacer noche a orillas del Río Luján, cuando se preparaban para continuar el viaje, algo inesperado cambió el rumbo de la historia. Desde aquel momento, ese lugar elegido por Dios, se convirtió, gracias a un negro esclavo, en el alma del pueblo argentino.






VIRGENCITA LUJANERA

Madrecita de ternura, Virgencita lujanera,
Vos que sos la mensajera
que anuncia la salvación,
Danos tu fuerza y valor al corazón peregrino
Vení a abrirnos el camino para llegar hasta Dios.

Sos en este pueblo humilde
como la luz de sus ojos
sos amparo , sos reposo
para nuestro caminar
no nos vamos a olvidar
cuando vivamos a oscuras,
que vos sos la Virgen Pura,
madrecita de Luján.

Vos sos Madre de los pobres
porque pobre fue tu vida
el dolor marcó una herida en tu humilde corazón ,
Al ver a tu Hijo y Señor, elevado en el madero
te entregaste al mundo entero para darnos salvación
Publicar un comentario