30 septiembre 2011

Para meditar

Hasta que el ser humano no intente dejar de lado su mediocridad, su conciencia no le va permitir vivir en paz, porque siempre estará llorando por lo que no pudo tener y soñando con lo que no se anima a alcanzar.
Publicar un comentario