31 agosto 2011

"Lo que es imposible para el hombre es posible para Dios."(Lc18,25)

Más allá de nuestras dudas en ciertas ocasiones de lo que puede hacer la gracia de Dios, todos los que en él creemos, todos los que en él confiamos, todos los que apartir de descubrirlo en nuestra vida, ésta no fue la misma porque nos marcó hasta siempre sabemos que
Dios nos ama sin medida, que aún en nuestros tropiezos, él está sanando nuestras heridas, tratando de resguardarnos cuando ciegos vemos sin mirar. Su gracia es infinita, y no podemos ni imaginarnos todo lo que puede ella lograr.


Él nos colma de bendiciones, tenemos que estar con el corazón en sintonía con su amor.
Deseo que esta semana, y la otra, y las que vendrán que puedas en los pequeños gestos de lo cotidiano descubrir como el amor de Dios está junto a vos.
Deseo que encuentres siempre alguien que te extienda su mano y sino que tengas la fortaleza para pararte y seguir andando.
No dudes que eres demasiado relevante para ser ignorado;


Hoy hago esta oración por vos:


Señor, deseo que los ojos que están viendo este mensaje
miren lo verdadero, Que sepas que tu trabajo cotidiano no es en vano,
Que cuando tu boca diga Amén a esta oración ría por siempre.
Permanece en el amor de Dios por que es tu alegría, tu liberación y tu paz.

"Padre divino, Dios más afable y más amoroso, te ruego
que bendigas abundantemente a vos que estás leyendo y a tu familia. 

Sé que tú reconoces, que una familia es más que una madre, padre,
hermana, hermano, esposo y esposa, pero todos los que crean y confíen en ti".


Padre, mando una oración de súplica de bendiciones para todas las personas 
en las que pienso en este momento.

Y que la fuerza de la unión en la oración por los que creen y confían 
en ti sea más poderosa que cualquier otra cosa.


Envía tu sabiduría santa que yo pueda ser un buen
administrador sobre todo lo que me has dado Padre, yo sé
que eres maravilloso y poderoso y que si te obedecemos y
caminamos en tu palabra y tenemos la fe de una semilla de
mostaza, tu derramarás tus bendiciones.

Te agradezco Señor por las bendiciones recientes que he
recibido y por las bendiciones que todavía han de venir
porque sé que tú aún no has terminado conmigo."

Amén.
Publicar un comentario