26 marzo 2011

Dejarse la piel


Todos damos por hecho frases como: "el que algo quiere algo le cuesta", o que "hay que dar lo mejor de sí por lo que buscas".
Lo que más nos debería importar es ser uno mismo, ¿verdad?
Pues la Cuaresma es una invitación a descubrirse, a quitarse capas, cáscaras y hacer salir lo mejor de sí, depurando lo peor de cada uno.
Ser uno mismo merece el riesgo de "dejarse la piel". La cuaresma exige cambio y los cambios no nos gustan.
Pero es la única manera de ir al centro de ti mismo, a la raíz de todo y descubrir que eres amado desde lo más íntimo de ti.
Una vez que hayas descubierto eso, no te quedará más que ser tú msimo y dar MUCHO FRUTO. 
Publicar un comentario