20 enero 2011

Maximino Cerezo Barredo

Pintor de la Liberación.

Un Claretiano que anuncia el Reino de Dios con Dibujos y Pinturas

Tomado de la Revista Misión Claretiana (1988-1989)
No aparece el nombre del autor. Editor de la Revista P. Angel Calvo c.m.f.

En la década de los 80, recorren el mundo en infinidad de páginas de revistas, libros y folletos, y en afiches, calendarios, láminas y tarjetas, los dibujos y pinturas que Cerezo Barredo viene creando en América Latina. Soy testigo de su obra en estos años y de esa enorme divulgación; por eso me pidió estas notas el editora de <>.

Será necesario evocar, primero, ciertos recuerdos del itinerario de este pintor misionero. Nadie imagine que su creación de estos años surge inesperadamente.

Estas notas dan <> de que Cerezo Barredo (CB) anuncia el Reino de Dios con sus dibujos y pinturas, según las opciones de la Misión del Claretiano hoy. Con su arte sigular, y con la sensibilidad profética que nos dicta el carisma, CB pone y da vida en el quehacer creativo, del que no suele esperarse una encarnación tan vigorosa de nuestras opciones en la vanguardia misionera.



DE UN LARGO ITINERARIO
Conocí a CB en Madrid, cuado era el director artísitic de <>, Y en Salamanca cuando impartía clases de Arte en el Teologado Claretiano. De 1964 a 1970. Supe entonces de sus estudios en la Escuela Superior de Bellas Artes <> en Madrid (1959-1964), donde obtuvo la graduación máxima como Profesor de Dibujo y se especuializó en pintura mural, con Villaseñor, y en arte religioso. Supe de su cátedra de Arte Sacro en <> y de sus cursos en la Universidad de Madreid; así como de sus trabajos en la revista ARA (Arte Religioso Actual) y en la construcción y adaptación de iglesias, asunto sobre el que publicó un libro en 1968. Supe, también, de su apostolado con los jóvenes.
Nacido en Villaviciosa, Asturias (1932), Maximino Cerezo Barredo había ingresado en nuestra Congragación en el año 50 y fue ordenado sacerdote en el 57.
Comenzó a pintar murales en sus ambientes de apostolado; Residencias Universitarias de Oviedo, Valladolid y Madrid; Colegios Mayores en Madrid y Lisboa; capilla de Chateau-sur Marne y Patronato Español en Paris. Expuso en el pabellón español de la <
En 1968-1969, CB trabajó en Filipinas, en la catedral de Basilan, y le alcanzó el Tercer Mundo. Regresó a España <>, y, en 1970, se fue a la selva del Perú. En la Misión de León en Juanjuí vivió diez años, (1970-1980), mientras la Iglesia latinoamericana deba sus mejores pasos, entre Medellín y Puebla, ante la emergencia histórica de los pobres. La evangelización liberadora, las CEBS, la Teoloía de la liberación, la opción por los pobres, el conflicto, la persecución y el martirio (la cruz)... Estas realidades las expresaba CB en sus pinturas, desde los años 70, bajo dos preocupaciones: <> y<>.
Se de ocho murales de CB, en esos años. En la iglesia de Juanjuí, diseñada por él, pinta en 1974 la Historia de la Salvación sobre un muro de 38 x 3, y el mismo año, un mural en la parroquia de Arrequipa, Perú. En 1977, estudia en el Instituto Superior del CELAM y pinta en la capilla de ese Instituto, en Medellín, el drama pascual de Cristo y del pueblo latinoamericano. "Opción por los pobres", lo llamó el autor, quien, en el mismo año, pinta otros dos murales (Colegio Claretiano de Guayaquil, Ecuador, y catedral de Sao Felix do Araguaia, Brasil). En Chicago, hace pinturas para el Centro Claretiano de chicanos, en 1978. Y en 1980, en la parroquia claretiana de Maranga, Lima, Perú, crea dos grandes murales sobre "Bienaventuranzas de San Lucas en América latina".

Mural , Lima Perú 1980

EN LOS AÑOS 80
En 1981, CB reununcia al cargo de Vicario Episcopal de Pastoral en la Prelatura de Moyobamba, y acude a Nicaragua, llamado a encaminar artísticamente varias publicaciones. Ahí emprendemos juntos la creación de unos "materiales de Evangelio". Afiches, folletos, tarjetas y estampas, en que el dibujo se hace protagonista. El texto se pone al servicio de la imagen, que muestra el Evangelio a un pueblo recién alfabetizado, más dado al arte que a la doctrina.
Ese pueblo, mayoritariamente pobre y creyente, había hecho una revolución, y su alma religiosa y la fe de muchos cristianos, viven en ese proceso popular. Los "materiales de Evangelio" son servicios a su fe cristiana.
CB creaba la imagen, incluturada en los rasgos espirituales del pueblo y en sus realidades revolucionarios. Entre 1981 y 1982, creó unos seiscientos dibujos en Nicaragua, que abrieron el fenómeno de la divulgación espontánea del arte de CB en diferentes países. Llegaron, los dibujos, al profesor Hans Schöpfer, de la Universidad de Frisburgo, Suiza, y ese estudioso del arte religioso latinoamericano los calificó como " los mejores dibujos religiosos actuales de América Latina".

La experiencia en Nicaragua, nos hizo idear un "Taller de Materiales de Evangelización". Brindamos el proyecto a los Superiores, nos ofrecimos a inicarlo en un medio popular de evangelización de algún país propicio, al servicio también de otras Iglesias y grupos del Continent, y, en el Vicariato de Darién, el Obispo Carlos M. Ariz cmf, y el Consejo de Misión de Castilla lo acogieron. En diciembre de 1983, se abría el Taller en Colón, (Panamá) al amparo de una pequeña imprenta del Vicariato y del generoso trabajo del Hno. Quiterio Izquierdo.
En este período, (1983-1988), tiene dos etapas de trabajo de CB. Una, de creación de dibujos en "materiales" a base de láminas, (Viacrucis, Bautismo, María, Catequesis Kuna), dos series de Carteles de Evangelio, folletos, calendarios de pared, novenas, tarjetas, estampas e infinidad de afiches pasotrales. En la segunda etapa, CB entró a una creación más libre de pinturas y murales.
En estos cinco años, ha pintado trece murales. Cuatro en el Vicariato, ("La Cena" y "Pueblo-Iglesia", en Coclecito, en el Refugio de salvadoreños Ciudad Romero, "San Romero de América" y "Escenas Vocacionales", en la capilla del Seminario Menor del Vicariato). Cuatro murales en el Vicariato de Quibdó, Chocó, Colombia (La esclavitud, La evangelización Liberadora, La Misión, el Cristo Negro y las Cebs). Un Viacrucis en Perú, además de un mosaico). "Resucitado" Brasilia y "Caminhada dos Mártires" (Riberião Bonito), en Brasil. Y "Nuestra Señora de la Paz", en Buenos Aires, Argentina.

Cuantificar, (un delito contra el arte), ayuda al testimonio. Si incluimos las colaboraciones en Colombia, Perú, Nicaragua, Guatemala y Brasil, la obra de CB en estos cinco años (1983-1988) en el Vicariato de Darién-Colón-Kuna Yala, podemos cifrarla en mil quinientos dibujos y un centenar de pinturas, (cuadros, murales y tablas).

En Brasil, Colombia, México y Chicago han reproducido algún material de este Taller, que no ha contado con medios para el servicio a otros países e Iglesias. Pero, ha seguido creciendo la reproducción espontánea de los dibujos y pinturas de CB en toda AL, y en Europa, Estados Unidos y Filipinas. CB es ya ampliamente conocido como "el pintor de la Liberación".



 El Magnificat - Nicaragua

EXPRESION Y SENTIMIENTO DE LA MISION DEL CLARETIANO HOY
Con sus dibujos y pinturas, CB, anuncia proféticamente la Palabra de Dios y have teología que se divulga al servicio de la evangelización, pra la fe y la liberación del pueblo pobre en los procesos históricos de AL, hacia el Reino de Dios.

Quien contemple los dibujos y pinturas de CB, verá la Palabra de Dios encarnada en estos pueblos. Historia de Salvación, desde la creación y el pecado, hasta la redención; del Paraíso al Reino, pasión, muerte y resurrección, pentecostés, comunidad eclesial que celebra, evangeliza y transforma la sociedad. Los Evangelios y sus protagonistas: la Trinidad, el Padre, Jesús de Nazaret, el Hijo, el Cristo, el Salvador, el Crucificado y el Resucitado, el Espíritu, María de Zazaret, del Magníficat, de Belén, del seguimiento, de la Cruz y de Pentecostés, la Madre de Jesús y de la Iglesia por obra del Espíritu. Y estos pueblos empobrecidos y creyentes. El "lugar" es determinante en la obra de CB.

CB concibe y expresa la acción de Dios que opta por los pobres, (en Jesucristo, en María y en la Iglesia, por obra del Espíritu), representándola histórica y teológicamente, proféticamente, aquí y ahora, en AL "Lugar" histórico y teológico. "Lugar" profético.


El "lugar" desde donde dibuja y pinta CB son los pobres de estas tierras. El "lugar" hacia dónde, el Reino de Dios que aquí se inicia en la liberación de estos pobres y en la construcción de la nueva sociedad, (con corazón nuevo), hacia esa nueva tierra y cielos nuevos que esperamos donde habite la justicia, (2 Pedro 3,13). Desde los pobres de la tierra, hacia el REino de Dios, la evangelización se hace profética y liberadora.

En las pinturas y dibujos de CB, se ven pobres concretos de concretos lugares alcanzados por el amor de misericordia del Padre, en Cristo Crucificado y en María Santísima. Los pobres, "lugar" del Dios de Jesús y de María; el Dios Dios de Jeús y de María, "lugar" de los pobres...

Ese entrañamiento de Dios con el pueblo en AL; de Jesús y el pueblo que sufre en AL; en medio de la lucha crucial entre Reino y Anti-Reino; ese entrañamiento que CB expresa en imágenes "incluturadas", (indígenas, afro-americanos e indio-hispanos van siendo, como el pueblo, Jesús y María), es una de las causas que motiva el aprecio y la reproducción de estas pinturas y dibujos. Encarnados e incluturados, se hacen universales y están sirviendo a una gran multiplicidad de evangelizadores.

En las obras de CB, la creatividad y esa clave claretiana de "lo urgente, oportuno y eficaz", (que implica situaciones, contenidos y métodos), no son sólo artísticas, son también históricas y evangélicas, teológicas, proféticas. CB ofrece creatividad teológica y profética en sus dibujos y en sus pinturas.

Los que conocen la creación artística, saben que no es posible concebir y expresar todo lo que CB está expresando en sus pintras y en sus dibujos, sin poner en ello la vida. De su dedicación personal y deldesprendimiento de sus propias obras, en los añios 80 puedo dar fe.

Mural ~ Coclecito Panamá


Publicar un comentario en la entrada