21 enero 2011

El otro lado de las villas

La garganta poderosa" es el nombre de una nueva publicación que se presentó hace pocos días en la Ciudad de Buenos Aires y que está producida por 12 jóvenes que viven en diferentes barrios humildes de la capital argentina.


Hace tres meses estos chicos se unieron con una idea: crear una revista para mostrar el otro lado de sus barrios, las cosas buenas y positivas. "No todo es robos, afanos y muertes", cuenta Paola Vallejos, la líder del proyecto, y respecto al nombre de la publicación explica que "la garganta es lo que nos permite sacar todo lo que tenemos adentro".


La idea empezó hace tres meses y vio la luz el domingo 2 de enero cuando en la esquina de Che Guevara y Kevin (en la Villa Zavaleta de Parque Patricios) se presentaron 3000 ejemplares del número 1.


Para poder llevar adelante el proyecto, desde las asambleas barriales de la organización social La Poderosa, se hicieron desde rifas hasta bingos. Para promocionar la publicación, los chicos viajarán a Chapadmalal y si aún le quedan números por vender –a un precio sugerido de 10 pesos– seguirán por San Bernardo y Villa Gessell.


"Queremos contar lo que muchos medios no cuentan. Siempre se dice que la villa es robo y muerte, pero no cuentan lo bueno. No queremos mostrar siempre el afano, el choreo. Somos humanos, personas y nos duele. La mayoría de los chicos de las villas están mal vistos por unos pocos. Terminamos perjudicados todos. Queremos reivindicarlos y decir que no todos estamos mal, tirados o drogados, robando o matando. Queremos tener un futuro diferente. Por eso intentamos la revista", resume Vallejos.


Una producción en equipo
Unos escriben, otros producen y algunos sacan fotos.


Jorgito tiene13 añitos y se animó a ir a la cancha de Boca a tomarle las fotos a uno de sus ídolos: Juan Román Riquelme para la tapa del primer número.


"Somos chicos que juegan unidos. Por eso también elegimos a Román para el primer número. Porque él siempre dice que prefiere jugar en equipo, hacer un pase y no un gol él solo", dice el "Chino" Romero, el joven que hizo el reportaje y confiesa que se puso muy nervioso al entrevistar al futbolista.


A los 13, Jorgito el fotógrafo se animó a participar. También está Kiki, de 10 años, el encargado del humor de la revista. Y hay otras adolescentes como Ayelén Toledo (14) o Kathy Benítez (15).
Publicar un comentario