27 agosto 2010

Nuestro origen

Pasada ya la primer década del siglo; llegó un tiempo de crisis social y espiritual. Se difundían ampliamente por el mundo, las ideas laicistas y anticlericales. Buenos Aires, no se salvó de caer en esta marea ideológica. Se buscaba como salvar a los jóvenes de esta nueva tendencia a vivir sin Dios.

Es así, que observando la necesidad de los jóvenes de 1915 nace una solución concreta para el problema.

El domingo 28 de febrero de 1915, siendo las 9:30 horas, se hallaban reunidos en una sala del Colegio San Francisco de Sales un grupo de exalumnos, entre los cuales se encontraba el Sr. Lorenzo Revetria, que leía, en el diario La Prensa, el anuncio de una excursión y campamento que realizaban los Boy Scouts Argentinos. En ese instante llegó el P. Lorenzo Massa quién fuera director de la casa, en ese entonces, y se enteró del asunto. Observó el "Cura Lorenzo" que, dada la temprana hora de salida, los niños cristianos que formaban parte de esa compañía no podían cumplir con sus deberes religiosos de oír la Sta. Misa en día festivos. La expresión salió del propio P. Lorenzo Massa: "¿Será posible unir esta noble institución con nuestro carisma?".

Ese mismo día se reunió la Comisión Directiva de la Compañía de San Luis Gonzaga del Oratorio. El P. Massa expuso su proyecto de formar, con los niños de esta compañía, un Batallón Infantil, para realizar paseos y excursiones, tal como lo había hecho Don Bosco.

Discutido y aprobado el proyecto se decidió enviar una circular a los oratorianos para invitarlos a la nueva asociación.

El domingo 7 de Marzo; terminada la representación teatral que se realizaba después de misa, el P. Massa invitó a los niños allí presentes a inscribirse en el Batallón Infantil. Pasaban de un centenar de inscriptos.

Se practicaron algunos ejercicios de formaciones y marchas, siendo los primeros instructores el P. Abel Picci y el ex Alumno Sr. Raimundo Fanzolato.

Se compraron los primeros tambores y clarines y el P. Salvador Olivera inició la instrucción de la Banda Lisa. Esta, se presenta el 24 de Mayo en la tradicional procesión a María Auxiliadora.

Para intensificar y regularizar la instrucción militar el P. Massa solicitó la ayuda del cadete de la Policía Federal Sr. Ramón Cortés Conde, quien acepto complacido este desafío.

El nombre que adoptó en un principio el Batallón Infantil fue el de "Niños Defensores de la Patria", de acuerdo a la talla de cada uno se dividió en 9 compañías de 30 niños cada una, a cargo de un celador de la Compañía de San Luis.

El domingo 6 de Junio se realizó el primer y muy esperado paseo al pueblo vecino de Bernal, dejando sumamente conforme al P. Massa; quien le informó inmediatamente al Rvmo. Padre Inspector de los Salesianos, el P. José Vespignani, los pasos dados por esta nueva asociación.

El P. Vespignani se encargó, personalmente, de obtener la correspondiente aprobación del Capítulo Superior de la Congregación Salesiana.

Un tiempo después, el P. Vespignani, recibe una estimulante carta del Rvmo. Rector Mayor de los Salesianos anunciando la excelente acogida de esta institución en la Familia Salesiana.

Y así es como el padre José Vespignani llamó al padre Lorenzo Massa, para decirle: "Hay quienes quieren organizar los scouts de Baden Powell, movimiento que él quiso cristiano, quitando del medio a Dios. Ya lo consiguieron en España y lo están intentando en Italia. Y no dudes que pronto ocurrirá en la Argentina. Por eso te encomiendo organizar este movimiento entre nosotros, pero independientemente de ellos; así podremos formar cristianamente a nuestros muchachos... ¡Fundemos los Exploradores Argentinos de Don Bosco!".

Publicar un comentario