07 julio 2010

Santos Oseas y Ageo

04 Julio 2010 
Con Oseas comienza la serie de los doce Profetas Menores. Llámanse Menores no porque fuesen Profetas de una categoría menor, sino por la escasa extensión de sus profecías, con relación a los Profetas Mayores.
Oseas u Osee, profeta de las diez tribus del norte, como su contemporáneo Amós, vivió en el siglo VIII a. C., mientras Isaías y Miqueas profetizaban en Judá, es decir, bajo el reinado del rey Jeroboam II de Israel (783-743) y de los reyes Ocías (Amasías) (789-738), Acaz (736-721) y Ezequías (721-693), reyes de Judá.
Sus discursos proféticos se dirigen casi exclusivamente al reino de Israel (Efraím, Samaria), entonces poderoso y depravado, y sólo de paso a Judá. Son profecías duras, cargadas de terribles amenazas contra la idolatría, la desconfianza en Dios y la corrupción de costumbres, y alternadas por otra parte con esplendorosas promesas (cfr. 2, 14) y expresiones del más inefable amor (cfr. 2, 23; 11, 8 ss.). Es estilo es sucinto y lacónico, pero muy elocuente y patético, y a la vez riquísimo en imágenes y simbolismos.
La primera parte (cap. 1 a 3) comprende dos acciones simbólicas que se refieren a la infidelidad del reino de Israel como esposa de Yahvé. La segunda (cap. 4 a 14) es una colección de cinco vaticinios (cap. 4, 5, 6, 7 a 12, 12 a 14 ), en que se anuncian los castigos contra el mismo reino y luego la purificación de la esposa adúltera, en la cual se despierta la esperanza en el Mesías y su glorioso reinado.
El Matirologio Romano conmemora al santo profeta el dia 4 de julio. Su sepulcro se muestra en el monte Nebi Oscha, no lejos de es-Salt (Transjordania). El Eclesiático (textos hebreo y griego), hace de Oseas y de los otros Profetas Menores este significativo elogio: " Reverdezcan también en el lugar donde reposan, los huesos de los doce Profetas; porque ellos consolaron a Jacob, y lo confortaron con una esperanza cierta ! (Ecli. 49, 12).


Con Ageo (en Hebreo Haggai, o sea festivo) empieza el período postexílico de la profecía de Israel, en el cual le acompañará Zacarías y le sucederá, casi un siglo más tarde, Malaquías. Como muchos otros Profetas menores, Ageo no es conocido más que por algunas pocas noticias. Sus cuatro discursos se refieren todos al segundo año de Darío I (520 a. C.), sucediéndose en menos de cuatro meses (cfr. 1, 1; 2, 11 y 21).
Su nombre como el de Zacarías se menciona en Esdr. 5, 1 y 6, 14, y allí vemos, como en los Profetas anteriores, el ambiente decaído de los restos de Israel vueltos de Babilonia (tribus de Judás y Benjamín), que estos enviados de Dios trataron de levantar en aquel período, y que tan lejos estaba de la resurrección soñada según los vaticinios de los Profetas. En el orden político, sometido de continuo a la tiranía extranjera; en el religioso y moral, con la horrible decadencia que Malaquías enrostra a sacerdotes y pueblo, al que el mismo Ageo condena por su impureza (2, 10 ss.) y por su indiferencia en construir el nuevo Templo (1, 4ss.), el cual debería haber sido el objeto de todas sus ansias, según las esplendorosas promesas de Ezequiel (cfr. Ez. 40, 1). Época "penosa y aun dolorosa, porque la teocracia hallaba, de parte de los hombres, muchos obstáculos para salir de sus ruinas, y el desaliento se había apoderado de los judíos también desde el punto de vista religioso" (Fillion). (Véase Esdr. 1, 2 ).
En el primer discurso (1, 2 a 2, 1), Ageo exhorta a los judíos, remisos en reanudar la reconstrucción del Templo salomónico; en el segundo (2, 2-10), consuela a los que habían visto la gloria y magnificencia del Templo salomónico; en el tercero (2, 11-20), anuncia la bendición de Dios y la futura gloria del Templo; en el cuarto (2, 21-24), se dirige a Zorobabel, prometiéndole recompensa divina y fortaleciéndole con la promesa del reino mesiánico futuro, "con lo cual se ve una vez más que esta restauración precaria de aquellas pocas tribus, que tanto había de sufrir aún en tiempo de los Macabeos, y caer luego en le deicidio y la total dispersión, no era sino la figura de aquella otra queconstituía la esperanza de Israel". (Véase Sof. 3, 20)
El Martirologio Romano hace la conmemoración de Ageo junto con la del Profeta Oseas el 4 de julio
Publicar un comentario en la entrada