30 octubre 2009



Quilmes, 26 de Octubre de 2009.-


A los sacerdotes, diáconos, religiosos, religiosas, agentes de pastor.-

Ante la realidad de la Infancia y la Adolescencia y la difícil situación de los emprendimientos sociales.-

Advertimos con preocupación el creciente deterioro de la realidad de la niñez y la adolescencia de los sectores populares de nuestros distritos, evidenciada en un aumento de los niños que asisten a los Centros Comunitarios, derivación de niños y adolescentes a Hogares, creciente incidencia del consumo de drogas en los adolescentes, ausentismo y deserción escolar.-

Vinculado a ello, se suma la situación que atraviesan los emprendimientos sociales que reciben aportes del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires y que brindan respuestas a estas situaciones. Entre ellos se encuentran Centros Comunitarios, Casas del Niño y Hogares convivenciales animados por Organizaciones barriales y comunitarias ligadas a Cáritas.-

En todos los casos se combinan tres factores que complican la situación: aumento de la cantidad de niños atendidos y no cubiertos por las becas; atrasos en las partidas conveniadas y falta de actualización en los valores de las becas que permitan enfrentar los aumentos de servicios y canasta de alimentos. Ante esta combinación de factores, algunas de las organizaciones deben cerrar sus puertas con un fuerte impacto en la realidad de la niñez y creciente malestar de sus contextos próximos.

Las organizaciones sociales que trabajan con la infancia, responden a necesidades de alimentación, pero además, son espacios de contención de problemáticas sociales ligadas a la infancia, educación no formal, esparcimiento, aprendizaje de oficios y artes. La falta de financiación de estas organizaciones –en algunos casos- pone en riesgo a los únicos servicios sociales que existen en los barrios periféricos de los centros urbanos, de allí su importancia social y promocional de la infancia y la adolescencia de los sectores populares.

Ante esta situación y la falta de respuesta del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, pongo en su conocimiento esta realidad y los invito a que forme parte de sus conversaciones y deliberaciones en los ámbitos de Consejo Presbiteral, Encuentros Decanales y otros y aporten –en la medida de sus posibilidades- toda sugerencia que contribuya a que estas organizaciones continúen brindando su servicio.

Agradeciendo su consideración. Saludo fraternalmente.-


Victor Hirch
Director.
Publicar un comentario