30 diciembre 2011

Para pensar

“No nos dejemos atrapar por los espejismos del mundo”
Villa María (Córdoba), 30 Dic. 11 (AICA)
“La Navidad fiesta de la vida. La vida es pues, un don de Dios. La recibimos para vivirla y defenderla constantemente, desde la concepción hasta la muerte natural. El hombre no es dueño absoluto de la vida, la recibe para gozar de ella y cuidarla”, manifestó el obispo de Villa María, monseñor José Ángel Rovai, en la misa de Navidad que presidió en la catedral Inmaculada Concepción. El prelado llamó a no tenerle miedo a Cristo “encontrarlo a Él es lo mejor que nos ha sucedido en esta vida”.
Publicar un comentario