21 octubre 2011

Tu firma salva vidas





“(…) En estos días, nuevamente se plantea en el parlamento nacional la despenalización del aborto. No se trata de una vida, sino de dos; la de la madre y la del hijo o la hija. Las dos hay que proteger. ¿Quién puede arrogarse el derecho de decir, que una vale menos que la otra?    El mandamiento de no matar esta dado para cada persona desde los primeros instantes de su vida hasta la muerte natural. No asombra que juntamente con la justificación del aborto se presente ahora también el tema de la eutanasia, es decir de adelantar la muerte por decisión del hombre. (..)” Monseñor Luis T. Stöckler, Obispo de la Diócesis de Quilmes

Se aproxima el tiempo en que estos temas: la despenalización del aborto (o según se expresa en los proyectos presentados: “ interrupción voluntaria del embarazo” o “modificación del artículo 86, sobre aborto no punible y articulo 72, sobre acciones de instancia privada” o también “aborto: derecho de toda mujer a la interrupción voluntaria del embarazo durante las primeras 12 semanas de gestación en cualquier establecimiento del sistema de salud, derogación del inciso 2) del articulo 85 y de los artículos 86 y 88 del código penal” u otro que dice “derecho de la mujer a la realización de abortos no punibles, dictar una resolución permitiendo su práctica en los hospitales públicos” y la eutanasia (o como lo llaman los proyectos de ley presentados; “ ley de declaración de voluntad vital anticipada: definición, creación del registro de voluntades anticipadas, diagnóstico de enfermedad terminal y estado vegetativo persistente” u otro que se expresa como “no punibilidad de la muerte del paciente en estado terminal”) van a ser tratados en algunas Comisiones del Congreso Nacional.

Ante esta realidad creemos que no podemos permanecer ociosos o indiferentes, creemos que tenemos que hacer algo para que nuestra voz sea escuchada y, una de las formas de hacerlo, es presentar nuestro desacuerdo con la despenalización tanto del aborto como de la eutanasia, queremos que sepan lo que nosotros pensamos y en lo que nosotros creemos.

Por eso los invitamos a participar de este proyecto de vida, para proteger la vida toda, para recuperar la confianza en la vida y, por tanto, la capacidad para recibirla y respetarla desde el momento en que se hace presente hasta el momento de la partida.

PROCEDIMIENTO (descargar la planilla haciendo click aquí)
•  Cada persona firma una sola vez y completa sus datos con letra de imprenta,
•  Las planillas pueden fotocopiarse cuantas veces se lo desee,
•  No se deben numerar ni las hojas ni las firmas (esto lo haremos al recolectar todas las planillas),
•  El original de cada planilla será entregado en el Obispado de la Diócesis de Quilmes (Carlos Pellegrini 3280, Quilmes Oeste) de lunes a viernes de 9.30 a 12 horas y colocadas en el lugar destinado para tal fin que está en la recepción,
•  La fecha última de entrega de los originales de las planillas será el lunes 24 de octubre,
•  Si desean recibir esta carta y la planilla enviar un correo a deplaicosquilmes@yahoo.com.ar

Pueden contarnos en facebook Laicos Diócesis de Quilmes qué iniciativas están llevando adelante, cómo se organizaron para este proyecto. Les compartimos esta Oración de la Encíclica “Evangelium Vitae”.




Oh María,
aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Madre, el número inmenso
de niños a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas
de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia
o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu Hijo
sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo
como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud
durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo
con solícita constancia, para construir,
junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.


Dado en Roma, junto a san Pedro, el 25 de marzo, solemnidad de la Anunciación del Señor, del año 1995, decimoséptimo de mi Pontificado.
BEATO JUAN PABLO II, PAPA
Publicar un comentario